La crisis de abril 2018 y el sandinismo (parte II)

foto sandino
Sandino. / Archivo

¿Es depuración o fortalecimiento en ese partid o es ruptura y transformación regenerativa /degenerativa?

La crisis de abril 2018 y el sandinismo (parte II)

En esta segunda entrega el Vicerrector General de la UPONIC Ing. Hulasko Meza Soza realiza unas reflexiones que tienen por objetivo tratar de arrojar un poco de luz sobre el tema en cuestión: Sandino, el Sandinismo y los militantes sandinistas.

Se puede decir que la corriente política e ideológica con la que se identifica el General Sandino desde el inicio de su lucha contra la intervención norteamericana en el país corresponde al pensamiento liberal. Él lo deja muy claro en lo que podemos llamar su manifiesto liminar, el Manifiesto del Mineral de san Albino , suscrito el 1 de Julio de 1927. (¿Quiénes son los que ataron a mi patria al poste de la ignominia? Díaz y Chamorro y sus secuaces que aún quieren tener derecho a gobernar esta desventurada patria, apoyados por las bayonetas y las Springfield del invasor ¡No! ¡Mil veces no!....La Revolución Liberal Está en píe”)

El Sandinismo como corriente política e ideológica, diferente del pensamiento liberal del General Sandino, no surge con su gesta. Es Carlos Fonseca el que tiene el acierto del rescate de su memoria y de su lucha para poder tener un símbolo nacional propio, particular, con el cual se pudieran identificar todos los nicaragüenses que se oponían al régimen somocista.

Carlos Fonseca y el FSLN logran hacer de Sandino un símbolo revolucionario porque éste encarna simultáneamente el nacionalismo que lucha contra la intervención de los Estados Unidos en Nicaragua y rechaza al servilismo y subordinación de las élites nacionales al imperialismo norteamericano.

Al recuperar el pensamiento de Sandino, los militantes del FSLN tienen en ello la primera fuente de la que aprenderán el significado y trascendencia que le dan a su causa la ética y el valor, la renuncia al bienestar propio, la disposición al sacrifico por los otros y por el bien mayor, el defender y apoyar a los sectores populares, etc. ( “La soberanía de un pueblo no se discute, se defiende con las armas en la mano”, “El hombre que de su patria no exige un palmo de tierra para su sepultura, merece ser oído, y no sólo ser oído sino también creído”, “Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán”, “Este movimiento es nacional y antiimperialista…..Por lo demás en el terreno social, este movimiento es popular”) La recuperación de la figura y la gesta de Sandino permitirá a la postre:

> La construcción de una «contra-memoria» sobre el General Sandino, en oposición a la memoria oficial difundida por el régimen somocista. Sandino deviene así en la antípoda política, ética y moral del somocismo.

> Presentar el pensamiento y la práctica de Sandino como el paradigma de la nacionalidad nicaragüense.  Si el somocismo es la anti patria por su incondicionalidad servil y su subyugación al imperio; el sandinismo, precisamente por lo contrario,  representa la patria, el patriota por excelencia, el patriotismo.

> Poner en relieve la importancia y trascendencia del valor y el sacrificio en aras de una causa justa. Sandino no es solo una figura a respetar, es también un ejemplo a seguir.

> Que tanto la figura de Sandino como su gesta propicien y faciliten –en la idea de Carlos Fonseca- el unir a la oposición anti somocista y convencerla de que la vía armada es la única opción para el derrocamiento de la dictadura somocista.

> Resaltar la eficacia de la lucha armada en el combate contra la dominación extranjera al destacar la expulsión de los marines norteamericanos de Nicaragua como producto de la resistencia y el combate del General Sandino; otorgándole a dicha forma de lucha un valor simbólico para los que estaban dispuestos a combatir contra el régimen somocista. (No es casual que el FSLN siempre insistió en resaltar que la dictadura somocista era el instrumento de dominación política y militar del imperialismo norteamericano en Nicaragua).

> Darle a la opción armada una dimensión paradigmática, al punto de transformar el “Patria y Libertad” que firmaba Sandino en el “Patria Libre o Morir”  por el que se identificaban, luchaban y rubricaban con su vida los militantes sandinistas.


Quizá también te interese:

La recuperación de la figura de Sandino para dotar a la lucha anti somocista de un símbolo común unificador, a pesar de su ideología declaradamente liberal, no impide que Carlos Fonseca se defina inicialmente de una forma y luego de otra.  De suerte tal que pasa de ser un nicaragüense que no es marxista pero que abraza “una doctrina que conduzca en forma victoriosa al pueblo de Nicaragua hacia la liberación” a declarar que es necesario “alzar los ideales de Marx y Sandino, los ideales de Camilo Torres y el Che Guevara…..(”En su escrito del 8 de Julio de 1964,  Desde la carcel yo acuso a dictadura, Carlos Fonseca rechaza de manera tajante los “infundios” que lo señalan como marxista; ante los cuales afirma que no lo es y que más bien sostiene “con todas sus letras que la propiedad privada debe jugar un papel importante en el progreso de Nicaragua….”    , declarando también en ese mismo escrito: ”En mi pensamiento acojo la médula popular de las distintas ideologías; del marxismo, del liberalismo, del socialcristianismo…”.) agregando: “En la búsqueda de esta nueva vida, nos guían los nobles principios de Carlos Marx(Esta declaración categórica la hace Carlos Fonseca en su escrito de Abril de 1968 llamado Mensaje del Frente Sandinista a  los estudiantes revolucionarios. Pero es interesante lo que dice al respecto el Comandante Víctor Tirado en torno a esa declaración en la entrevista suya que aparece en Memorias de la lucha sandinista . Y cito dicho comentario: “Ahí es donde el Frente Sandinista empieza a definirse en lo que es su ideología. Creo que él lo hizo porque en el movimiento comunista internacional al Frente)

Sin embargo, es la forma en que los militantes sandinistas  -ya del FSLN de Carlos Fonseca, es decir frentistas-   resisten a la guardia somocista cada vez que hay un enfrentamiento entre un grupo de éstos y la GN de Somoza, lo que permite delinear más claramente los postulados más trascendentes para esta militancia; todos los cuales están ligados en mayor o menor medida, a la definición que de sí mismo ya hace el FSLN: “una organización político-militar¨ (Es la definición con la que se presenta el FSLN en la etapa de lucha contra la dictadura somocista. Y es lo que marca en gran medida la forma en cómo se organizaba y dirigía la “vida interna” del frente como organización).

El comportamiento y actitudes que muestran los militantes Sandinistas en los enfrentamientos armados que sostienen, sobre todo en las zonas urbanas, con la Guardia Nacional Somocista, son las que devienen en los valores centrales de esa “mística Sandinista” y que se encuentran en gran medida en las conocidas y repetidas frases: ¨Que se rinda tu madre, implacables en el combate generosos en la victoria- soy y seré militante de la causa Sandinista¨, las cuales fueron pronunciadas, unas, por militantes que cayeron combatiendo al aparato represivo del Somocismo, o en momentos de graves torturas….. O simplemente se atribuyen a algún héroe Sandinista. Todas ellas, como se puede apreciar, giran en torno a la importancia del valor en el combate y el valor en la defensa de las ideas y de la causa, y la necesaria intransigencia que hay que mantener siempre ante el enemigo y sus ataques. (La relación entre los valores y actitudes promovidos por y relacionados con estas expresiones, con el imaginario y los paradigmas de comportamiento subyacentes son los que, en mi opinión, forman parte o se encuentran a la base de la ruptura actual de los grupos de viejos/históricos Sandinistas).

Por supuesto, no podemos negar el papel que la cobertura mediática tuvo en la definición y difusión de las virtudes y cualidades del “militante-combatiente Sandinista” en el imaginario nacional; las cuales estaban siendo mostradas por los que caían en los enfrentamientos contra las fuerzas del régimen Somocista.

La manera en que los medios de comunicación difundían las noticias sobre los enfrentamientos de éstos con la Guardia Nacional Somocista fue poco a poco construyendo en dicho imaginario la figura y cualidades de ese combatiente: arrojado y valiente, sin temor al combate armado desigual, fiel hasta la muerte a sus principios, desinteresado hasta de su propia vida, intransigente en la lucha contra el enemigo, fraterno y solidario con sus hermanos de combate, etc. Inintencionadamente, esta cobertura mediática fue contribuyendo a sentar las bases del surgimiento de los proto héroes y mártires del Sandinismo.

Por tanto, no se puede hablar de un “Sandinismo original” tratando de ligarlo a la figura del General Sandino. En todo caso lo más adecuado es que nos refiramos y hablemos de UN Sandinismo fsln-ista, que es el que realmente se configuró y estableció en la sociedad nicaragüense después y como resultado de todo este proceso.

La crisis de abril 2018 y el sandinismo (parte II)
Comentarios