La corrupción, un tema que ha empañado las elecciones presidenciales de México

José Antonio Meade, candidato por el PRI; Andrés Manuel López Obrador, candidato por Morena; y Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente. RR SS.
José Antonio Meade, candidato por el PRI; Andrés Manuel López Obrador, candidato por Morena; y Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente. / RR SS.

Un informe de Transparencia Internacional detalla que seis de cada 10 mexicanos consideran que la corrupción ha aumentado en el último año, que también ha sido uno de los más problemáticos para el actual jefe de Estado, Enrique Peña Nieto.

La corrupción, un tema que ha empañado las elecciones presidenciales de México

México se enfrenta dentro de poco a unas elecciones presidenciales donde al único candidato al que temen los mexicanos es a la corrupción, esa misma que parece haber llegado a muchas importantes instituciones del Estado. En la mente de muchos prevalece la imagen de un bebé de dos meses que tuvo que recibir oxígeno con un casco de cartón en el hospital de Tekax, Yucatán. Dicha imagen ha sido aprovechada por los partidos de oposición para evidenciar aún más la corrupción en la que está implicada la secretaría de Salud por el supuesto desvío de siete millones de dólares destinados a resolver este tipo de problemas.

Revelan que diversas dependencias y secretarías de la Administración de Peña Nieto están asociados empresas fantasmas para simular contratos

La impactante imagen fue captada por el personal médico que labora en el centro de Yucatán quienes querían evidenciar la crisis que está viviendo el sector salud en el país. Tristemente, el menor falleció en abril y más allá de los fines políticos, la imagen si deja en evidencia el nivel de corrupción que ha alcanzado la política mexicana, y que le está costando alrededor de 10 puntos del PIB cada año.

Pero estas denuncias son apenas la punta del iceberg que actualmente aqueja a los mexicanos. Aunque en México es usual escuchar que amedrentan a la prensa y amenazan –a veces asesinan- a los periodista, esto no les detiene y es que recientemente tres periodista revelaron una investigación que demuestra los lazos corruptos que imperan en el actual partido que está en el Gobierno, el PRI, que es precedido por Enrique Peña Nieto. En la investigación revelan que diversas dependencias y secretarías de la Administración de Peña Nieto están asociados empresas fantasmas para simular contratos con distintas universidades públicas de la nación.

Pero el trabajo de investigación va más allá al presentar el monto del desvío de fondos que trasciende a los 400 millones de dólares; y según las autoridades existen más 6.500 empresas fachada que entre los años 2012 y 2017 habrían facturado unos 700.000 millones de dólares.

Hasta ahora, han quedado siete funcionarios inhabilitados del actual Gobierno, la mayoría por ayudar a documentar los hechos corruptos incurridos por el anterior gobierno precedido por el PAN y por el actual liderado por el PRI. Uno de los casos más sonados ha sido el de Estela de Luz, una obra que fue encargada por la Administración del expresidente Felipe Calderón, que tuvo un sobrecoste de 192%. Entre los despidos, llamó la atención el de Muna Dora Buchain, la directora general de Auditoría Forense de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), quien ha quedado inhabilitada para ejercer cualquier cargo público y que declaró para El País de España que con estos delitos ha quedado algo claro: “el mensaje de que no ha habido investigación real de actos de corrupción dice mucho. No pasa nada”. Y subraya: Los incentivos para la corrupción son muchos y la impunidad es vasta”.

Con todo esto, los mexicanos parecen estar cansados de la corrupción y los desvíos de fondos que están afectando a las distintas ramas de la Administración y que ocasionan que los ciudadanos pierdan fe en las instituciones públicas. Según el informe de Transparencia Internacional, seis de cada 10 mexicanos piensan que la corrupción ha aumentado en el último año y México ha ocupado el puesto 135 de los 180 países donde se miden la percepción de la corrupción. Con este récord, el país centroamericano es el peor evaluado del G20.

La corrupción no solo ha afectado al partido político de Peña Nieto, también ha tocado a personas muy cercanos a él como su propia esposa, la exactriz Angélica Rivera que se vio envuelta en un escándalo por haber recibido una mansión de parte de uno de los contratistas al que Gobierno suele acudir para realizar obras públicas. También llama la atención que unos 17 exgobernadores que han formado parte de las altas esferas del Gobierno en la última década actualmente se encuentran bajo investigación.

El escándalo de la constructora brasileña Odebrecht también ha salpicado al Gobierno mexicano gracias a que hasta tres exdirectivos de la empresa han señalado que la actual Administración llegó a recibir hasta 10 millones de dólares en sobornos a cambios de contratos entre 2012 y 2016; todos ellos llegaron desde la mano de Emilio Lozoya, uno de los operadores de la campaña presidencial de Peña Nieto y exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con todo esto, los mexicanos parecen estar cansados de la corrupción y los desvíos de fondos que están afectando a las distintas ramas de la Administración

El caso de la constructora brasileña ha empañado a casi todos los países de Latinoamérica y lo cierto, es que en cada nación llevan las investigaciones de forma independiente, en México se ha bloqueado cualquier contrato con Odebrecht, pero han evitado profundizar en el tamaño del problema.

Al final de la carrera electoral resaltan los nombres de José Antonio Meade, del PRI, quien no goza de ninguna popularidad de parte del electorado quienes rechazan los escándalos de su partido; luego se encuentra Ricardo Anaya, de Por México al Frente, quien ha prometido una Fiscalía autónoma que investigue todos los casos de corrupción, incluyendo aquellos donde se encuentre sumergido el actual presidente. Finalmente, se encuentra Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien viene siendo el favorito de las encuestas y quien tiene un pensamiento de izquierdas que muchos han comparado con el del exmandatario venezolano Hugo Chávez, el expresidente de Brasil Lula da Silva; o del candidato colombiano en las últimas elecciones presidenciales Gustavo Petro. Sabremos el resultado final de la contienda el 1 de julio.

La corrupción, un tema que ha empañado las elecciones presidenciales de México
Comentarios