Buscar

MUNDIARIO

Constitucionalmente, no existe ninguna responsabilidad personal del Rey en España

De ahí el error reiterado del Presidente del Gobierno al intentar diferenciar entre la persona y la institución en el caso de la monarquía. Todo ello cuando el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue fundado con el convencimiento de propugnar la república como forma política del Estado.
Constitucionalmente, no existe ninguna responsabilidad personal del Rey en España
Pedro Sánchez y el rey Felipe VI en el palacio de la Zarzuela. / Mundiario
Pedro Sánchez y el rey Felipe VI en el palacio de la Zarzuela. / Mundiario

Alfonso Villagómez

Doctor en Derecho.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez –también líder del PSOE–, basándose en que el Ejecutivo está obligado a la defensa de la estabilidad y la protección de todas las instituciones, enfatizó en el Consejo de Ministros su opinión sobre la imperiosa necesidad de salvaguardar la institución monárquica, dentro del pacto constitucional.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue fundado con el convencimiento de propugnar la república como forma política del Estado español. Habían transcurrido pocos años desde el fracaso de la I República cuando los padres fundadores del  socialismo español no albergaban dudas de su republicanismo, que trasladaron a los estatutos originales del Partido Socialista. Muchos años después, en 1978,  Felipe González descartaría cualquier duda para que la Monarquía fuese asumida por el PSOE y defendida, con alguna reserva, en la elaboración de la Constitución española. 

Ahora, el actual secretario general del PSOE se ha dirigido a todos los militantes para recordar que ante las dudas y ataques sin ambages, la monarquía es parte fundamental de esa Constitución que regula y hace posible la democracia en España. Una democracia amparada desde una Constitución abierta que, como ha advertido el Tribunal Constitucional, no implica una democracia militante con todos y cada uno de los preceptos constitucionales que admiten así su reforma y modificación, incluida la forma política del Estado, a través de los procedimientos  contemplados en la Constitución. Algo de lo que se ha olvidado Pedro Sánchez en esa misiva a la colectividad de afiliados al PSOE mientras, en cambio, pone  énfasis en algo tan obvio como es la igualdad de todos ante la ley y la responsabilidad de todos los actores públicos. 

Además, Pedro Sánchez se equivoca en la distinción entre instituciones y personas que las encarnan, pues en el caso de la corona solo ella es todo y exclusivamente institución. Constitucionalmente, no existe ninguna responsabilidad personal del Rey. De ahí el error reiterado del Presidente del Gobierno al intentar diferenciar entre la persona y la institución en el caso de la monarquía. ¡Y menos mal que ha dejado este asunto en manos de una profesora de Derecho Constitucional como es la vicepresidenta Carmen Calvo! @mundiario