El Congreso fija la reunión de la Comisión de Justicia para abordar la nueva ley de amnistía

La Comisión del Congreso reunida para discutir sobre la ley de amnistía. / RR SS.
La Comisión del Congreso reunida para discutir sobre la ley de amnistía. / RR SS.
La Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados se reunirá el próximo jueves para abordar la proposición de ley de amnistía para los encausados del procés independentista catalán.
El Congreso fija la reunión de la Comisión de Justicia para abordar la nueva ley de amnistía

La ley de amnistía, un proyecto destacado del Gobierno de Pedro Sánchez, busca la reconciliación en Cataluña. En medio del escándalo del caso Koldo de comisiones ilegales, se presenta como una válvula de escape para el Ejecutivo en la negociación de los Presupuestos del Estado, crucial para la estabilidad de la legislatura.

La propuesta de ley de amnistía, que aborda los casos de los condenados, los procesados y los fugados en el contexto del procés independentista catalán, será discutida y votada en la Comisión de Justicia del Congreso este jueves. Si el texto logra la aprobación en comisión, pasará al pleno del Congreso y posteriormente al Senado, donde el PP, con mayoría absoluta, planea ralentizar el proceso, retrasando al menos dos meses la aprobación definitiva y su entrada en vigor.

Esta ley se presenta como el proyecto estrella del Gobierno para favorecer la reconciliación en Cataluña. Además, se ha convertido en un componente clave en las negociaciones presupuestarias, ofreciendo cierta estabilidad a esta compleja legislatura, especialmente tras el escándalo del caso Koldo de comisiones ilegales.

En noviembre pasado, los partidos independentistas, especialmente Junts y ERC, establecieron la ley de amnistía como una condición para respaldar la investidura de Pedro Sánchez. Los siete parlamentarios de Junts se convirtieron en piezas fundamentales para el inicio de este mandato. No obstante, el proyecto se vio interrumpido hace un mes cuando Junts votó en contra de la ley que ellos mismos habían pactado con los socialistas, devolviéndola a la Comisión de Justicia por temor a que su líder, Carles Puigdemont, quedara excluido de la medida de gracia.

En medio de una discreción absoluta, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán, están finalizando el pacto con Junts. El partido de Puigdemont también juega un papel crucial en estas negociaciones, especialmente en el contexto de la hospitalización de Jordi Turull, quien, a pesar de sufrir una "insuficiencia cardíaca" la semana pasada, desempeña un papel central en la situación. Los socialistas buscan superar rápidamente la crisis desencadenada por el caso Koldo, donde se investiga la recepción de comisiones ilegales por contratos de compra de mascarillas durante la pandemia, involucrando a Koldo García, excolaborador de José Luis Ábalos en el Ministerio de Transportes. @mundiario

Comentarios