Colombia y Venezuela despliegan fuerzas militares en su frontera

Miembros de las FARC. / EP
Miembros de las FARC. / EP

Los gobiernos han desplegado en las últimas horas un contingente militar para proteger sus intereses, en medio del conflicto armado de grupos irregulares en la frontera.

Colombia y Venezuela despliegan fuerzas militares en su frontera

Después de un fuerte enfrentamiento armado protagonizado por grupos irregulares colombianos, que ha dejado al menos 24 muertos, en la frontera colombo-venezolana, los gobiernos de Iván Duque y Nicolás Maduro han decidido desplegar contingentes militares para lograr la normalización en la zona fronteriza del río Arauca.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, informó vía Twitter que las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB), fueron desplegados en los municipios vecinos con Colombia, en el estado fronterizo de Apure.

Padrino López, quien es también un alto cargo militar venezolano, acusó al jefe de Estado colombiano de “crear fuerzas de élite” y de enviar batallones hacia la frontera, “mientras emite un panfletario informe para disfrazar una realidad que hoy se hace palpable en Arauca”, dijo.

Por su parte, el mandatario colombiano informó la noche anterior que, debido a la grave situación, ordenó el despliegue de dos batallones junto a la cúpula militar del país, para recuperar la normalidad y “proteger a los civiles que quedan en el fuego cruzado”.

A su vez, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, confirmó que los 24 muertos en los municipios de Arauquita, Saravena, Fortul y Tame, en el departamento de Arauca, se derivan de la violenta ruptura de la alianza de militantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los grupos disidentes del antiguo grupo guerrillero (y actual partido político) Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El asesinato en Venezuela de Álvaro Padilla Tarazona, alias “Mazamorro”, exlíder del frente Domingo Laín Saenz del ELN, a manos de guerrilleros disidentes de las FARC, fue la causa que originó la abrupta finalización de las alianzas entre ambos bandos acerca del control territorial y la ruta del narcotráfico, que evolucionó en una espiral de violencia en medio de una región históricamente dominada por la guerrilla.

Los choques entre ambos bandos habrían continuado hasta acabar con la vida de otro capo del ELN, la tarde de ayer en El Amparo, Apure, reporta El Colombiano. En respuesta, los guerrilleros habrían bloqueado el paso por el río Arauca por donde suelen trasladarse los civiles, impidiendo el paso de canoas con desplazados.

La Defensoría del Pueblo de Colombia registró, además de los homicidios, “amenazas, retenciones ilegales, desplazamientos masivos y riesgo de desplazamiento forzado”.

Incursión en Venezuela

Aunque en la región binacional de Los Llanos no se suele cultivar cocaína, ha representado, al igual que toda la frontera de 2,219 kilómetros de longitud entre ambas naciones, una oportunidad óptima para los grupos delictivos de actuar a sus anchas en un territorio sin mayores controles.

El Gobierno colombiano ha acusado al Ejecutivo bolivariano de albergar y proteger a los grupos guerrilleros más allá de sus fronteras. De acuerdos con datos estimados del Estado, al menos 2,000 militantes del ELN se encuentran operando en Venezuela, y aproximadamente 1,000 de las disidencias de las FARC hacen lo propio en el país vecino.

En abril de 2021, el director de Migración Colombia contabilizó casi 4,000 desplazados, por fuertes enfrentamientos entre las fuerzas armadas bolivarianas y disidencias de las FARC, en el estado Apure, donde hubo casi una treintena de bajas. Posteriormente, Seuxis Hernández, alias “Jesús Santrich”, líder de la disidencia de las FARC Segunda Marquetalia fue asesinado en el estado Zulia; su muerte fue confirmada por el Ejecutivo colombiano.

Durante el fin de semana, el ELN también protagonizó un enfrentamiento armado en el estado Monagas, en Venezuela, que dejó, según medios locales, aproximadamente siete muertos y 20 heridos, contra un grupo armado local conocido como Sindicato de Barrancas. El motivo habría sido controlar el tráfico de gasolina y minería ilegal en el oriente venezolano. @mundiario

Colombia y Venezuela despliegan fuerzas militares en su frontera
Comentarios