¿La CIA ejecutó torturas tras el atentado del 11 de septiembre?

Reos en la prisión militar de Guantánamo, en Cuba.
Reos en la prisión militar de Guantánamo, en Cuba.
Una senadora, un exagente del FBI y una abogada son tres testigos de los abusos que habría realizado la inteligencia norteamericana en la cárcel de Guantánamo. 
¿La CIA ejecutó torturas tras el atentado del 11 de septiembre?

Tras el atentando del 11 de septiembre del 2001 a las torres gemelas, se ha deslizado una teoría en torno a la CIA. Se trata de que habrían ejecutado una serie de torturas al interior de la cárcel de Guantánamo. Ni un vocero oficial ha querido hablar sobre el tema, pero hay tres testigos que relataron sus versiones a la agencia Efe. Aquí las claves sobre este asunto.

SECRETOS ESCONDIDOS

La senadora demócrata Diane Feinstein fue la principal impulsora de un informe de 6.700 páginas que hasta la fecha supone la mejor fuente de información sobre las cárceles clandestinas de la CIA y los abusos que se cometieron contra supuestos miembros de Al Qaeda bajo el Gobierno de George W. Bush (2001-2009).

Según la política demócrata, el informe fue grabado en unos discos, que a continuación fueron metidos en sobres con la frase “alto secreto” y guardados en cajas fuertes de la CIA, el Pentágono y los Departamentos de Estado y de Justicia, donde siguen hasta ahora a la espera de un presidente los desclasifique.

Feinstein ha revelado que el expresidente Barack Obama (2009-2017) prohibió el programa de torturas, pero rechazó hacer público el informe por miedo a que avivara la ira contra EE.UU. en muchas partes del mundo.


Quizá también te interese:

¿Por qué Al Qaeda perdió fuerza tras el atentado del 11 de septiembre?

Los ISIS-K, los terroristas islámicos que los talibanes no pueden controlar


Sin embargo, el actual presidente estadounidense, Joe Biden, se ha comprometido a desclasificar documentos relacionados con el 11-S siempre que no pongan en peligro la seguridad del país.

BRUTALIDAD CONDENABLE

El exagente del FBI Ali Soufan fue testigo de algunos de los abusos de la CIA en la cárcel de Guantánamo. Estos consistían, según un informe, en que fueron más brutales de lo que creían los responsables políticos e incluían ahogamientos simulados conocidos como “waterboarding”, baños en agua congelada, privación del sueño y alimentación e hidratación rectal.

Una de las personas a las que interrogó Soufan fue al yemení Salim Ahmed Hamdan, al que EE.UU. encerró en Guantánamo por haber sido supuestamente el chofer de Osama bin Laden.

Hamdan fue sentenciado a cinco años y medio de cárcel por unas polémicas comisiones que funcionaban al margen de la justicia civil y militar; y una de las abogadas encargadas de defenderle fue Andrea Prasow, actual subdirectora en Washington de Human Rights Watch (HRW).

CÁRCEL INHUMANA

Por su lado, Prasow recuerda de ese tiempo es la frustración ante las dificultades para obtener justicia para diez saudíes en Guantánamo que eran golpeados por la CIA. 

El presidente Biden ha dicho que quiere cerrar Guantánamo, pero ha adoptado un enfoque más discreto que Obama, quien se topó con una intensa oposición de los republicanos del Congreso. 

El exmandatario Obama fue transferir presos a terceros países y en 2014 intercambió a un militar estadounidense por cinco altos cargos del régimen talibán que gobernó Afganistán entre 1996 y 2001.

Ahora, cinco insurgentes pasaron a formar parte de la delegación de los talibanes que negoció la retirada de EE.UU. de Afganistán. @mundiario

 

 

 

¿La CIA ejecutó torturas tras el atentado del 11 de septiembre?
Comentarios