El cerco contra Lula crece luego de que la justicia impugnara su candidatura presidencial

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. RR SS.
Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. / RR SS.

Aunque el expresidente todavía puede recurrir a una sentencia, es probable que el Tribunal siga bloqueando sus aspiraciones. El cerco legal contra Lula es cada vez mayor luego de que fuera sentenciado a la cárcel por corrupción el pasado abril.

El cerco contra Lula crece luego de que la justicia impugnara su candidatura presidencial

El Tribunal Electoral de Brasil ha descartado la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva. El expresidente se encuentra bajo un gran cerco legal luego de que fuera condenado a la cárcel por corrupción el pasado abril, para tratar de evitar esto, Lula se postuló como candidato presidencial para las elecciones de octubre, pero dicha opción ha sido fulminada por el ente electoral, que valida su decisión mediante las leyes que prohíben la candidatura de los condenados en segunda instancia como es el caso del exmandatario.

Con este veredicto el Tribunal se arriesga a agitar las mareas que apoyan a Lula, que a pesar de estar condenado por corrupción, sigue siendo el candidato más popular de Brasil. Además, la justicia se ha encargado de dejar en una situación muy incómoda al expresidente más popular de la historia de Brasil y también al único condenado hasta la fecha. Ahora, solo restan pocas opciones para Lula y ninguna de ellas es exactamente buena.

Con la movida de la justicia, ahora Lula deberá valorar dos opciones. Podría rechazar el veredicto y continuar adelante con la carrera electoral porque tiene derecho a tres recursos, uno de ellos ante el Tribunal de Justicia y los otros dos al Supremo. Y mientras están proceso, la ley no le impide seguir haciendo campaña aunque esté en la cárcel. Sin embargo, si su situación no es resuelta en el momento en que se celebren las elecciones, se arriesga a que sus votos se consideren nulos.

La segunda opción sería aceptar la sentencia y delegar la campaña a su número dos, el exalcalde de São Paulo Fernando Haddad. Los medios brasileños señalan la posibilidad de que Haddad es el verdadero candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y que Lula solo le está prestando su poderoso nombre para alentar a los votantes.

La justicia sabía lo que hacía al juzgar la candidatura del exmandatario durante el viernes, cuando no estaba entre los planes del Tribunal dar paso al caso, aunque tuvieran a su disposición decenas de denuncias que tratar contra la campaña de Lula. Sin embargo, el ministerio público emitió un comunicado contundente que pedía que fuera juzgada la causa si o si y todo tiene que ver con una cuestión de estrategia.

A partir de este sábado, en Brasil se empezarán a emitir las publicidades de los candidatos a través de la televisión pública en horario de máxima audiencia. Una cuestión que define gran parte del electorado y de gran importancia porque a ningún candidato se le permite lanzar propaganda a través de la televisión privada. Así que la decisión del Tribunal tiene como fin evitar que el exmandatario pueda hacer campaña desde este sábado.

Ahora el PT tendrá la obligación de cambiar a última hora los spots publicitarios sin que estos vulneren la ley. Además, le toca a Lula decidir a contrarreloj si acaso sigue como candidato o nombra a Haddad como su sucesor para que su partido no se quede sin candidato. @mundiario

El cerco contra Lula crece luego de que la justicia impugnara su candidatura presidencial
Comentarios