¿Apenas cambia nada después de las elecciones del 24-M en España?

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.

Donde no haya mayoría absoluta de PSOE, habrá gobiernos apoyados por Podemos, Mareas… Donde no la haya de PP, éste deberá entenderse con Ciudadanos y similares.

¿Apenas cambia nada después de las elecciones del 24-M en España?

Donde no haya mayoría absoluta de PSOE, habrá gobiernos apoyados por Podemos, Mareas… Donde no la haya de PP, éste deberá entenderse con Ciudadanos y similares.

Decía Giulio Andreotti, aquel italiano de mucha finezza, que “el Poder desgasta pero la Oposición desgasta más.” Los dos grandes partidos de este país ya lo experimentaron por turno y ahora, por partida doble, en mayor medida el que lo ocupa. Aun así, debe subrayarse que aquí no hay sistema bipartidista ni ley electoral bipartidista pero sí bipartidismo de los votantes. También esta vez, no se crean. La multiplicación de siglas no afecta a la nomenclatura de izquierdas y derechas, en absoluto superada.

Donde no haya mayoría absoluta de PSOE, habrá gobiernos apoyados por Podemos, Mareas, Bloques… donde no la haya de PP, éste deberá entenderse con Ciudadanos y similares. Lo mismo, aunque al revés, si los “emergentes” cuentan con mayoría también insuficiente.

Porque de nada vale un “ganamos” en boca de una sola formación. Gana siempre la mayoría, por mucha suma multipartidaria que haga falta.

¿”Vuelco histórico”, ese maltratado adjetivo parido día tras día, noche tras noche, un minuto tras otro, por las cadenas y las redes que nos envuelven?

En este malhadado profundo Sur, la Historia ha sido, va para 40 años, aquello del príncipe Salinas del Gatopardo: “Para que todo quede igual, es preciso que cambie todo.”

Volveremos a darle vueltas al Ruedo Ibérico después de mediados del mes que viene.

¿Apenas cambia nada después de las elecciones del 24-M en España?
Comentarios