El abuso de las encuestas contribuye a desorientar aún más el voto de los indecisos

Jornada de reflexión antes de ir a las urnas. / RRSS
Una urna. / RRSS

Llega el 26-J. El abuso de las encuestas, pretendidamente científicas y con frecuencia erróneas. contribuye perniciosamente a desorientar el voto de los indecisos, en minoría pero decisivo a veces.

El abuso de las encuestas contribuye a desorientar aún más el voto de los indecisos

Por si no bastase, acto seguido los analistas más o menos neutrales echan sus cuentas y aventuran probables coaliciones.

Lo ideal sería prohibirlas excepto durante la campaña electoral oficial.

Que los partidos hagan incesante propaganda es, en cambio, muy comprensible, aunque tampoco creemos que alcance efectos de inversión de tendencias arraigadas.

Respecto del control de los medios audiovisuales debería considerarse ilegítimo que la TV y la Radio públicas continúen en manos del “Gobierno en funciones”, con el fin de ampliar el eco de medidas o rectificaciones legislativas que no pretenden sino servir de loa partidista a los salientes.

Este ventajismo parece haber perdido importancia a la vista de la competición para chupar cámara incluso en programas de ínfima calidad de l as cadenas privadas. El caso es multiplicar la oferta:”Elija ya, coja nuestra papeleta, enviada a domicilio, métala en el sobre, ciérrelo, guárdelo y vótenos lo antes que pueda.”

Uno de estos día seguí, excepcionalmente, la totalidad de una entrevista de aquellas características al “segundo” de Podemos, Errejón.

Al margen del juicio favorable que en mi opinión merece desde el punto de vista personal, concluí que defiende un socialismo democrático y posibilista.

Si el ala que encabeza fuese la predominante en la formación de la infalibilidad de Iglesias, no hubiera sido inevitable convocar dos elecciones en medio año.

Ya falta poco, a comienzos de verano, para que votemos con el cerebro.

El abuso de las encuestas contribuye a desorientar aún más el voto de los indecisos
Comentarios