Insólito montaje en Vigo para librar de la cárcel a un funcionario municipal

Abel Caballero, Carmela Silva y el funcionario condenado en Vigo.
Los protagonistas del episodio. / RR SS.
Se ha enredado a las asociaciones subvencionadas para que pidan el perdón para quien colocó ilegalmente a la cuñada de Carmela Silva. 
Insólito montaje en Vigo para librar de la cárcel a un funcionario municipal

La sociedad vive estos días perpleja por la trapacería y el apaño urdido desde el Ayuntamiento para intentar librar de la cárcel a un desaprensivo funcionario, condenado a cinco años de cárcel por haber dado cobertura a una situación insólita, permitir que la cuñada de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, y del PSOE de Galicia, Carmela Silva, estuviera cobrando el sueldo como empleada de una empresa contratada por el concello sin realizar trabajo alguno. El justiciable condenado ya alegó que era militante del PSOE y UGT para invocar el socorro de sus camaradas para que lo libren de prisión, pero la historia toda es surrealista. El funcionario municipal fue condenado cinco años y tres meses de cárcel por enchufar a la cuñada de la presidenta de la Diputación. Lo más insólito no es ya el origen del caso, sino el modo cómo se pretende librarlo de la cárcel, lo que a su vez es una fenomenal chapuza, en la que se han implicado a treinta y siete entidades diversas que están subvencionadas para sus actividades por el ayuntamiento que preside Abel Caballero.

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra había condenado a cinco años y tres meses de cárcel al funcionario jefe de área del Ayuntamiento de Vigo, Francisco Javier Gutiérrez Orue, por promover la adjudicación irregular de varios contratos a la concesionaria municipal Imesapi, a fin para pagarle un salario a una cuñada de Carmela Silva, que no realizo trabajo alguno. El tribunal aplicó la atenuante de dilaciones indebidas, pese a la acreditación de un delito continuado prevaricación, así como malversación de caudales públicos y falsedad documental por parte del funcionario al que además condena a nueve años de inhabilitación absoluta para ejercer cargo público.

También se condeno al entonces gerente de la concesionaria municipal Imesapi, Ramón Comesaña, a un año y medio de cárcel e inhabilitación absoluta por dos años y medio, y también le aplica las atenuantes de dilaciones indebidas y de colaboración con la justicia. El fallo rebajó las condenas que solicitaba el fiscal a ambos acusados a indemnizar al Ayuntamiento de Vigo con 108.147 euros más intereses por los contratos adjudicados a Vanesa Falque. Dice la Audiencia que la contratación fue una mera simulación o ficción, organizada por ambos condenados y probado que en 2008 el funcionario y el gerente de la empresa concesionaria se pusieron de acuerdo para beneficiar económicamente a la cuñada de Carmela Silva, cuando esta era teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vigo. La chapuza no tenía por dónde cogerse. El desleal funcionario era jefe de área de Participación Ciudadana y montaron el enredo, mediante el encargo a la empresa Imesapi como adjudicataria de nueve contratos menores, por un total de 108.147 euros. Se acordó que la concesionaria contrataría a Vanesa Falque, la cuñada, de tal forma que las facturas que el Ayuntamiento pagaba a la empresa por esos trabajos servirían para abonarle el salario a esta familiar de Silva. A ese respecto, el propio gerente reconoció en fase de instrucción y en el juicio que había contratado a esa trabajadora por indicación del Ayuntamiento y no porque necesitara más personal.

Insólito montaje para lograr el indulto 

Como todo era falso, tales encuestas no fueron realizadas por Vanesa Falque, ni por trabajadores de Imesapi o del Ayuntamiento, pero éste pagó total de 108.147,22 euros a la empresa pantalla. La Audiencia determinó que la falsa contratación de la falsa trabajadora fue "más que irregular y no tenía más finalidad que beneficiar exclusivamente a la elegida, que "tiene una estrecha relación familiar con una persona que tenía una importante responsabilidad política en el Ayuntamiento de Vigo". Ahora, se puso en marcha una trama inverosímil para apoyar la solicitud de indulto al citado funcionario.  Para ello, se redactó un modelo se solicitud y se requirió a todas las entidades que el Ayuntamiento de Vigo subvenciona que se entregara al mediador un folio con membrete de la entidad, sellado y firmado, pero dejando en blanco el texto a incluir. Y así se hizo, pero como las entidades son diversas y el texto común, y como no revisaron el corte y pega, los documentos están plagados de incongruencias gramaticales.

Lo más curioso, es que las asociaciones que fueron requeridas a colaborar para conseguir el indulto no sabían para qué se les requería que firmaron un documento en blanco. A lo largo del mes de febrero, cerca de cuarenta asociaciones y entidades entregaron lo que pedían, y según el testimonio de alguno de sus miembros, no podían arriesgarse a perder las subvenciones que reciben del ayuntamiento y que el pasado año se elevaron en conjunto a medio millón de euros, sin un verdadero control de su uso. El final de esta historia está por conocerse. @mundiario 

Insólito montaje en Vigo para librar de la cárcel a un funcionario municipal
Comentarios