Los búlgaros no quieren continuar con el partido gobernante

Elecciones en Bulgaria. / dw.com
Elecciones en Bulgaria. / dw.com
Boyko Borissov se vio forzado a llamar a elecciones después de afrontar acusaciones de corrupción
Los búlgaros no quieren continuar con el partido gobernante

El pasado domingo, los búlgaros participaron de las segundas elecciones generales en apenas 3 meses. Si bien no se tiene información todavía acerca de cuál fue el partido ganador, las expectativas se orientan a dar como perdedor, al partido que está gobernando actualmente.

¿Por qué hay elecciones otra vez?

Es preciso recordar que las últimas elecciones anticipadas, se llevaron a cabo en el pasado mes de abril después de que Boyko Borissov, quien era primer ministro para ese momento, no lograra formar gobierno y fuese necesario para el partido de centro-derecha, al cual pertenece Borissov, convocar a otras elecciones. En aquellas elecciones, el partido al que pertenece Borissov logró hacerse del 26% de la aprobación nacional. Todos los partidos que formaron parte de la oposición, tampoco pudieron llegar a acuerdos.

Por eso, Borissov renunció y desde entonces, Stefan Yanev, quien fue general del Ejército de Bulgaria, ha fungido como primer ministro en el desarrollo de un gobierno provisional.

La abstención, en esta oportunidad, estuvo por encima de la que se ha tenido en comicios previos, el rechazo a la clase política se hace patente y hasta la actualidad, se estima que sea poco probable, para el partido que quede al frente, que pueda formar gobierno. Sin embargo los partidos políticos que se distancian de los planteamientos políticos que han prevalecido en los últimos años, que son, por un lado, una plataforma política que rechaza al partido conservador y, por el otro, el partido socialista, muy probablemente sí podrían conformar una coalición, en caso de que el partido antisistema, ITN, gane las elecciones, un partido político a cuya cabeza está el cantautor Slavi Trifonov.

Por casos de corrupción y debilitamiento del Estado de Derecho

Desde mediados del año 2020 se tuvo manifestaciones multitudinarias, en Bulgaria, exigiendo la dimisión del primer ministro, Borissov, producto de que se hizo público casos de corrupción en los cuales estaba implicado y de que se había debilitado, paulatinamente, el Estado de Derecho.

Boyko Borissov, quien estuvo al frente de la primera magistratura de su país desde el año 2009, ha tenido que afrontar acusaciones relacionadas con haber favorecido a personas y empresas que tienen nexos con el partido político al que pertenece y haber privilegiado, asimismo, al fiscal general de Bulgaria, Sotir Tsatsarov, con el fin de lograr, a través de su intervención, que líderes políticos actuaran de conformidad con la voluntad de Borissov.

Si bien Borissov ha manifestado de manera reiterada que es inocente, las manifestaciones multitudinarias no se hicieron esperar. El entonces primer ministro procedió a reorganizar su gabinete, después propuso hacer una enmienda a la constitución y ya en abril de 2021, manifestó su disposición de no postularse a la reelección.

Ya el Departamento de Estado de Estados Unidos impuso sanciones a 67 ciudadanos de origen búlgaro, en el pasado mes de junio. El nuevo gobierno deberá asegurarse de que el poder judicial sea autónomo y que la Fiscalía, no tenga que ver obstaculizado su trabajo, de nuevo, para favorecer una postura política o económica. @mundiario

Los búlgaros no quieren continuar con el partido gobernante
Comentarios