Boris Johnson, en la mira de la policía británica por el ‘Partygate’

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. / RR SS.
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. / RR SS.

El primer ministro británico enfrenta sus horas más bajas gracias a una serie de fiestas realizas en pleno confinamiento desde el 2020 en Downing Street y Whitehall.

Boris Johnson, en la mira de la policía británica por el ‘Partygate’

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se ha ganado duras críticas de parte de la opinión pública y sus rivales políticos gracias a una serie de fiestas realizadas en dependencias del gobierno británico como Downing Street y Whitehall desde el año 2020. Las acciones del máximo representante del gobierno han sido tomadas como una burla hacía la población donde la gran mayoría ha tenido que seguir las restricciones al pie de la letra.

Ahora el premier se enfrenta a una investigación por parte de la Policía Metropolitana de Londres (MET), así lo anunció la comisaria Cressida Dick. La comisaria aseveró que investigan "infracciones potenciales de las regulaciones por la covid-19" que pudieron haber tenido lugar durante "una serie de eventos" en las sedes del gobierno británico.

La investigación arranca "como resultado de la información proporcionada por la Oficina del Gabinete", expresó Dick refiriéndose informe dirigido por la funcionaria de alto rango Sue Gray. Además, se ha revelado que dicho informe no verá la luz hasta que hallan concluido las investigaciones del MET.

Se tiene constancia de al menos tres fiestas realizadas en las dependencias del gobierno durante la pandemia del covid, la última de ellas fue una fiesta de cumpleaños durante junio de 2020 para el primer ministro realizada por su esposa, Carrie Johnson, en la que participaron unas 30 personas.

El gobierno admite que existió una reunión en el interior de Downing Street por el aniversario de Johnson cuando aún había confinamiento, sin embargo, argumenta que fue algo que se dio en el momento con el personal pasando por las oficinas del primer ministro para felicitarle. En la declaración alegan que el personal se reunión "brevemente" para "desearle un feliz cumpleaños al primer ministro", estando allí "menos de 10 minutos". En ese tiempo, el gobierno prohibía reuniones de más de dos personas fuera del núcleo familiar en lugares cerrados.

La MET investiga las reuniones en las sedes del gobierno pero sigue sin aclarar cuántas fiestas exactamente verifica, además, no se habla de encerrar a nadie. La investigación como mucho podría terminar generando varias multas para los involucrados. Lo que si es una realidad la pérdida de confianza que enfrenta Johnson con una oposición que busca retirarle el apoyo de los conservadores. @mundiario

Boris Johnson, en la mira de la policía británica por el ‘Partygate’
Comentarios