Buscar

MUNDIARIO

Biden revertirá los daños de Trump con una docena de decretos ejecutivos

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunciará una serie de decretos para establecer el uso obligatorio de mascarilla y extender las prórrogas de los alquileres.
Biden revertirá los daños de Trump con una docena de decretos ejecutivos
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden. / RR SS
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden. / RR SS

La era Trump será enterrada para siempre. El líder entrante de la mayor potencia mundial tiene en sus manos el enorme reto de solucionar muchos de los aspectos de la vida nacional que el presidente saliente alteró durante su mandato. Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, deberá recomponer lo que el casi expresidente Donald Trump modificó con sus decisiones precipitadas y sesgadas por el nacionalismo y el proteccionismo a ultranza en que basó todo su gobierno. Un conjunto de varios decretos podría ser el combustible que le permita ganar al demócrata un poco más de tiempo ante la extrema polarización que vive el país. 

La abrupta manera en la que Trump comenzó su mandato en enero de 2017 será totalmente contravenida por el inicio de la era Biden a partir de este miércoles 20 de enero, pues cuatro años después el nuevo mandatario busca reposicionar a Estados Unidos ante el mundo con medidas que echen por tierra el extremismo del republicano en política internacional. 

¿Cómo? Biden lo hará firmando órdenes ejecutivas para reincorporar a EE UU al acuerdo del clima de París, poner fin al veto migratorio para un grupo de países de mayoría musulmana, establecer el uso obligatorio de mascarilla en propiedades federales y enviar al Congreso un proyecto de ley migratorio, con el que busca allanar el camino para una reforma integral que otorgue la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes indocumentados. 


Quizás también te interesa:

Biden busca una reforma migratoria tras los obstáculos de Trump, pero el Senado no la pondrá fácil


El contexto nacional en que Biden asumirá el poder

En medio de la tercera pandemia más devastadora de la historia, con más de millones de contagios y 400.000 muertes por la Covid-19, el desempleo en más del 6%, un incremento acelerado del aumento de solicitudes de ayudas federales por desempleo hasta los 10 millones y un paquete de rescate por más de 1 billón de dólares estancado en el Congreso por el bloqueo de los republicanos, el presidente electo llamará a la “unidad de los estadounidenses” en su discurso inaugural con la mira puesta en trabajar incansablemente desde el día 1 para sanar las profundas heridas que la Administración Trump deja en el país como su único legado.

Biden tomará medidas, no solo para revertir los daños más graves de la Administración de Trump, sino también para comenzar a hacer avanzar a nuestro país”, señaló el próximo jefe de Gabinete del demócrata, Ron Klain, en un memorando hecho público el sábado por la noche. La era del Make America great again quedará en los anales de la historia como el período de mayor turbulencia política, económica y social de la época moderna de EE UU. El problema es que Biden deberá lidiar con un ala radical de la oposición que fundamentará su movimiento, el llamado ‘trumpismo’, en esa ideología antipolítica, antidemocrática y antisistema para subvertir el orden social que intentará restaurar Biden en sus primeros 100 días de mandato. 

El enfoque prioritario de la nueva Administración estará centrado en evitar que la crisis económica derivada de la pandemia deje a miles de personas en la calle ante el auge del desempleo, los impagos de alquileres y las deudas de servicios públicos, que afectan a los estratos medios, las minorías étnicas y los inmigrantes. Es por ello que entre la docena de órdenes ejecutivas Biden establecerá una nueva moratoria contra los desahucios y otra moratoria para los pagos de préstamos estudiantiles, que asfixian a millones de jóvenes que deben endeudarse por encima de su capacidad de ingreso para costearse una carrera universitaria. 1,6 billones de dólares (1,3 billones de euros) es la burbuja acumulada en deuda estudiantil hasta la actualidad en EE UU. Biden busca evitar que explote. 

Reformas profundas

El futuro jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, definió esos decretos como “medidas para restaurar la humanidad en el sistema migratorio de Estados Unidos”. Esa decisión es clave, pues con ella se podría mejorar y recuperar la reputación de la primera potencia mundial como una nación receptora de inmigrantes y cuyo desarrollo se ha visto optimizado por el capital humano de los extranjeros radicados en suelo estadounidense. 

Pero el presidente entrante va mucho más allá. Al día siguiente de la toma de posesión, el jueves, Biden firmará otra batería de órdenes ejecutivas, esta vez dirigidas a facilitar la apertura de escuelas y empresas -con un programa logístico de financiamiento a protocolos sanitarios y presupuestos para los pagos de los salarios de sus trabajadores en estado de suspensión por la pandemia y, al día siguiente, otras medidas de estímulos para familias y negocios castigados por la crisis, probablemente basadas en subsidios y créditos especiales que reanimen el consumo de esos sectores clave de la economía. 

En los días siguientes, intensificará la acción de su Gobierno con otros anuncios para incentivar la actividad productiva en Estados Unidos con un plan de reactivación económica global, que requiere la aprobación del Congreso, por valor de 1,9 billones de dólares (1,6 billones de euros). También ha prometido acelerar la administración de vacunas.

La era Biden se perfila como el que tal vez llegue a ser el período de reformas más profundo que Estados Unidos haya vivido en su historia moderna. La desigualdad en el empleo, los impuestos, la migración y la justicia que Trump sistemáticamente convirtió en sus políticas de Estado están a solo dos días de comenzar a ser demolidas por el talante democrático, centrista y conciliador de un veterano político tradicional, pero que apuesta más a la racionalidad que su predecesor, quien desde hace cinco años se ha vendido como el outsider del establishment estadounidense. @mundiario