Buscar

Biden busca una reforma migratoria tras los obstáculos de Trump, pero el Senado no la pondrá fácil

El proyecto de Biden enfrenta dos obstáculos potenciales: necesita 10 votos republicanos para pasar a debate en la Cámara Alta y, por otro lado, el Senado estará muy concentrado en el juicio político (impeachment) a Donald Trump.
Biden busca una reforma migratoria tras los obstáculos de Trump, pero el Senado no la pondrá fácil
Un centro de acogida de inmigrantes mexicanos en Texas, Estados Unidos. / Chicago Tribune
Un centro de acogida de inmigrantes mexicanos en Texas, Estados Unidos. / Chicago Tribune

Cambios inminentes de mucha importancia social. Así como la mayor potencia mundial se acerca a un cambio de gobierno que podría modificar positivamente la dinámica política, económica y social de un país tan fragmentado después de los cuatro años de aislacionismo de Donald Trump, es urgente un plan de reformas que mejore la posición histórica de Estados Unidos como país receptor de inmigrantes.

Y es que en el marco de lo que fue una de las banderas de su campaña, el presidente electo de EE UU, Joe Biden, busca implantar en los primeros 100 días de su Gobierno, al menos, las condiciones políticas y administrativas necesarias para que se produzca una reforma migratoria integral, promovida sin éxito por el expresidente Barack Obama y obstaculizada totalmente por el presidente saliente Donald Trump. 

Con una Casa Blanca que ahora será el epicentro del poder a favor del liberalismo, los movimientos sociales que conformaron esa diversa base electoral que le dio el triunfo presidencial al demócrata, la red de activistas y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes respaldan la promesa del presidente electo de enviar al Senado un plan de reforma migratoria integral en los primeros 100 días de mandato.

La movida política para materializar esta reforma

Sin embargo, ese proyecto enfrenta dos obstáculos potenciales: necesita 10 votos republicanos para pasar a debate en la Cámara Alta y, por otro lado, el Senado estará muy concentrado en el juicio político (impeachment) a quien para ese momento será el expresidente Trump, lo cual podría reducir el capital administrativo de Biden para influir en la agilización de los trámites de votación de la reforma para que pase a ser un proyecto de ley, el cual no se resolverá hasta que los senadores emitan un veredicto sobre el futuro del presidente saliente; si será absuelto otra vez o será sentenciado a una inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos en el futuro (eso le impediría a Trump lanzarse como candidato en las elecciones presidenciales de 2024).


Quizás también te interese:

Biden promete 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días de gestión


La negociación entre senadores y representantes en el Congreso de EE UU, tanto demócratas como republicanos, fue torpedeada por el presidente Trump mediante su influencia en la mayoría en el Senado, pues el sesgo proteccionista del mandatario impuso innumerables trabas a los inmigrantes y solicitantes de asilo en el país, tanto así, que las visas, trámites de asilo y entrada de inmigrantes quedaron suspendidos durante al menos cuatro meses el año pasado. 

“Para comenzar, tenemos la posibilidad de un verdadero debate para reformar nuestro sistema migratorio, algo que ya vienen por años impidiendo los republicanos”, dijo Clarissa Martínez, vicepresidenta adjunta de políticas y promoción de la ONG Unidos US, según reseñó la cadena Univisión. 

¿Lo logrará en los primeros 100 días?

La ventaja es que el Gobierno entrante de Joe Biden trabajará desde su primer día en la Casa Blanca para conseguir los votos de dos tercios del Senado, que los demócratas dominan por mayoría simple, a fin de aprobar una reforma migratoria completa y con mecanismos de protección socioeconómica para los 11 millones de migrantes indocumentados que actualmente viven en Estados Unidos.

Este pasado martes, la vicepresidenta electa, Kamala Harris, dijo en una entrevista exclusiva a Univisión que “el plan migratorio del presidente electo incluirá un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, un documento que todavía está siendo preparado”.

Un alivio legal podría llegar para esos 11 millones de inmigrantes, así como también a través del TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos sin permiso legal de residencia en EE UU, cuando Biden logre convencer al Senado o al menos consiga los 10 votos republicanos en esa cámara para que el proyecto de reforma sea sometido a debate. @mundiario