40.000 manifestantes recorrieron las calles de Rabat en solidaridad con los profesores en prácticas

n-VIOLENCE-large570
Una profesora en prácticas reprimida por las fuerzas de seguridad.

El Gobierno dice que el sector publico no puede soportar tantos puestos, mientras que según estadísticas nacionales Marruecos necesita más de 81.000 funcionarios en los cuatros años próximos.

40.000 manifestantes recorrieron las calles de Rabat en solidaridad con los profesores en prácticas

Después de sufrir silenciosamente en sus centros regionales la injusticia de un gobierno injusto, después de sufrir lentamente el lenguaje sordomudo de los irresponsables marroquíes, después de sufrir de día y de noche las reformas destructivas del régimen marroquí, después de ser reprimidos violentamente por parte de las fuerzas de seguridad  en varias ciudades de Marruecos, los profesores en práctica decidieron por fin unirse en Rabat para hacer llegar su voz a la opinión pública nacional e internacional.

Más de 40.000 manifestantes, entre ellos 10.000 profesores en práctica salieron el 23 de este mes enero para decir ‘No toques a mi profesor’, ‘No a los dos decretos destructivos’, ‘No a la corrupción’… ‘Sí al derecho a trabajar’, ‘Sí al derecho a la dignidad del pueblo marroquí’…

El gobierno marroquí (portavoz del régimen) nos ha sorprendido este año con dos decretos ilegales; el primer decreto separa la formación profesional del trabajo, o sea que los profesores pasarán la formación y varias pruebas sin garantizar su integración al sector público. El segundo decreto consiste en bajar su beca a 100 euros. Además de futuros decretos que pretenderán privatizar el sector público recurriendo siempre a la violencia para acallar las voces libres.

Con estos dos decretos coercitivos, entre otras “reformas” coercitivas, el gobierno marroquí viola la constitución de 2011, los discursos del rey que fomentan el dialogo y la no violencia, los pactos y convenciones internacionales en materia de derechos humanos, las leyes orgánicas del sector público…

El gobierno dice que el sector publico no puede soportar tantos puestos, mientras que según estadísticas nacionales Marruecos necesita más de 81.000 funcionarios en los cuatros años próximos. El gobierno dice que no tiene recursos financieros mientras que las inversiones de Marruecos en África en el marco de las relaciones Sur-Sur  superan las de Francia. El gobierno dice que Marruecos es un país pobre mientras que es un país rico en recursos naturales y humanos. El gobierno pretende aplicar la ley sobre los pobres, mientras no lo hace en contra de los que roban los bienes de Marruecos. El gobierno dice que no puede pagar a los funcionarios mientras que el salario máximo es 450 euros, mientras que en  otros países esta cantidad se presta como ayuda social a sus autóctonos…

Según futurólogos Marruecos puede contar con una crisis social y política  en el futuro próximo, así que creo que no es lógico recurrir a la violencia porque no nos dará más que la violencia…

Creo que es el momento oportuno de anular estos decretos, entre otros, y poner en práctica las reformas relacionadas con las mujeres viudas, divorciadas y solteras, las familias pobres, las personas discapacitadas, y facilitarles sus ayudas económicas…

Un consejo para los profesores en práctica: podéis recurrir primero a la legislación interna, y si no os hagan caso internamente podéis enviar vuestras quejas a organismos internacionales en materia de derechos humanos como La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Los Derechos Humanos (OACDH), o La Organización Internacional del Trabajo (OIT)…

40.000 manifestantes recorrieron las calles de Rabat en solidaridad con los profesores en prácticas
Comentarios