¿Tu empresa está utilizando las redes sociales de forma efectiva?

Redes sociales. / Pixabay
Redes sociales. / Pixabay

Todos los esfuerzos deberán tener un fin para que el contenido que publiquemos llame la atención y haga que el cliente nos visite, bien para conocernos mejor, para tantearnos o para comprarnos.

¿Tu empresa está utilizando las redes sociales de forma efectiva?

Este artículo le puede venir bien a más de un autónomo y empresa, que ha pensado en utilizar las redes sociales, bien como método de venta, como escaparate o publicidad de su marca o negocio, pero no lo ha hecho hasta ahora o simplemente se ha abierto unas cuentas en una o varias redes sociales sin llegar a publicar o publicando pocos artículos.

Muchas veces cuando uno escucha hablar de este tema, parece que ha dado con el click de la cuestión y que todo va a ser sencillo, realizando sus objetivos sin más. No sólo no es cierto, sino que es una pérdida de tiempo, si no tenemos las ideas y los objetivos claros.

¿Cómo se logra eso?

Lo primero que tenemos que pensar es qué queremos hacer con las redes sociales ¿Un simple escaparate? ¿Método de ventas? ¿O un estar por estar-contar nuestra vida?

Si es este último punto lo que buscamos, mejor dejarlo, no perder el tiempo. Si queremos realizar ventas, tenemos que conocer primero qué tipo de cliente es y dirigirnos por la red social más adecuada. Y nosotros conocerla de alguna manera, algo fundamental porque tenemos una competencia en todos los sectores que siempre está al acecho y siempre va a poder invertir más.

Sin duda alguna las redes sociales están hechas para dedicarle tiempo.

Siempre nos hablan que son cinco minutos para un tweet o cinco minutos para un comentario en Facebook, un minuto para poner una foto en Instagram con algún comentario, pero al final los minutos se van acumulando y por desgracia hoy en día la inmediatez, la rapidez, la claridad, que nos piden nuestros clientes deben de hacer que vayamos al grano atrayendo y con unos objetivos claros.

Debemos de plantearnos a qué público nos vamos a acercar; qué queremos lograr -- los objetivos -- hay que recordar que deben de ser alcanzables si no, son simplemente una utopía. Tercero, plantear quién va a realizar estas labores cómo, cuándo y dejarlo definido.

Si nuestro perfil de clientes es joven, hay redes sociales como Twitter, TikTok e Instagram, que son las más utilizadas por ellos un perfil medio puede estar utilizando Facebook Instagram. Y todos sin excepción utilizamos WhatsApp.

Como empresa utilizar la web corporativa es quizás el punto principal, ahí es por donde quizás debamos de canalizar todas las visitas. Quizás ese es el punto principal, la ventana que realmente va a vender o nos va a dar a conocer o nos va a servir como escaparate dependiendo del sector en el que estemos trabajando.

Todos los esfuerzos por tanto deberán tener un fin para que el contenido que publiquemos llame la atención y haga que el cliente nos visite, bien para conocernos bien para tantearnos o bien para comprarnos.

Lo más sencillo es canalizar todo esto a través de una empresa con suficiente nombre o reputación en Internet y a ser posible de referencias personales que conozcan otros clientes que ya hemos visto en publicaciones profesionales. Recurrir a ellos nos va a ahorrar mucho tiempo y quebraderos de cabeza, ya que algunas redes sociales admiten fotos con cierto formato, artículos hasta cierto número de palabras y en todos los casos debemos de ser concisos, reales, honestos y enviar un mensaje corto y claro para que el cliente si nos necesita puede encontrarnos como referencia rápidamente.

Si por contra somos nosotros los que vamos a realizar todas las labores y gestiones de publicación tanto de fotos como de contenido en cada una de las redes sociales nuestro trabajo debe de ser continúo, al menos tener una periodicidad que nos haga permanecer visibles cada cierto tiempo. Yo siempre he comparado el estar en redes sociales con la publicidad, hacer un anuncio durante equis días y no volver a hacerlo puede ser algo puntual por una campaña, pero realmente lo que nos da imagen, recuerdo e incluso necesidad es precisamente la continuidad, la llegada de los mensajes por parte de una misma empresa.

A muchos quizás este artículo lo habrán leído y no les habrá parecido interesante, pero tiene un punto muy concreto que para mí ha sido fundamental, para al menos tener presencia en la red y un tipo de cliente en concreto y es precisamente: la continuidad. A partir de aquí es como ponernos una estrategia propia de divulgación y trabajo, modificarla si lo vemos necesario, pero intentar no salirnos del camino hasta lograr el objetivo marcado. @mundiario 

¿Tu empresa está utilizando las redes sociales de forma efectiva?
Comentarios