Remolques en la Náutica

Rueda de remolque
Rueda de remolque
Una correcta estiba es fundamental, ya sean motos acuáticas o el resto de embarcaciones, para que esté asentada en el propio remolque.
Remolques en la Náutica

Los remolques en la náutica, son los grandes olvidados. Hay que recordar que los remolques sirven para portar las embarcaciones por carretera y no deben de sumergirse en ningún momento en agua salada, por todo lo que contienen que afecta a la estructura del mismo.

Hay gente que directamente le quitan las luces, como es lógico, sumergiendo en agua salada unos remolques que son de acero inoxidable. Es cierto que el acero inoxidable tarda más en oxidarse, que el propio acero pero al final, se oxida.

En caso de sumergirlo para sacar o meter la embarcación, como es lógico, hay que endulzarlos a conciencia y cuando decimos a conciencia, no solamente por fuera, sino también los rodillos, la lanceta, y cada tubo por dentro, de forma que se inunde en su totalidad y salga todo aquello que haya podido quedarse en su interior.

Una vez inundado y endulzado todo, debemos de engrasar con aceite específico o grasa, por todas aquellas partes móviles del remolque, incluyendo los rodillos, carraca, lanceta, etcétera.

Trasera de embarcación
Trasera de embarcación

Para un correcto mantenimiento del remolque debemos de tener en cuenta siempre a los cojinetes. Algo que es muy sencillo de comprobar, simplemente hay que agacharse, coger la rueda intentando sacarla de su sitio y si tiene una pequeña holgura cambiarlos inmediatamente.

Eje de remolque
Eje de remolque

Es más, si no se ha sumergido, siempre es bueno cada seis meses cambiar esos cojinetes si ha tenido el remolque bastante uso, ya que no nos vamos a dar cuenta de que están defectuosos hasta que estemos en carretera y los escuchemos, o lo que es peor comiencen a arder por la fricción del calor o haga que una rueda se suelte.

Si sale a carretera llevemos lo que llevemos, el remolque de por sí, va a tirar del vehículo intentándolo sacar del asfalto. La carraca tenerla engrasada para evitar tensiones innecesarias, revisando de vez en cuando el cableado.

Mecanismo de carraca de remolque
Mecanismo de carraca de remolque

En cuanto a las luces tenerlas siempre en funcionamiento, teniendo la precaución de llevar siempre en las puntas traseras sus catadióptricos, señalando las esquinas del mismo para el resto de los usuarios de la vía.

Tener la costumbre de llevar siempre en la documentación los papeles del remolque, la ficha donde consta el número de bastidor y su placa de identificación sin roces ni inconvenientes para su correcta identificación por parte de las autoridades, en caso de inspección.

Una correcta estiba es fundamental, ya sean motos acuáticas o el resto de embarcaciones, para que esté asentada en el propio remolque, permaneciendo ajeno a los baches, frenadas y demás circunstancias del tráfico.

Por una navegación segura . @mundiario

Remolques en la Náutica
Comentarios