Buscar

MUNDIARIO

Las cuatro cosas que no hay que olvidar cuidar durante el verano

Las vacaciones son para pasarla bien, pero no hay que olvidar los estragos que pueden causar el sol, la arena y el agua salada.

Las cuatro cosas que no hay que olvidar cuidar durante el verano
Mujer disfrutando del verano. / Makeup.uz.
Mujer disfrutando del verano. / Makeup.uz.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

En las vacaciones las personas tienden a olvidarse de importantes cosas como el cabello o la piel y las implicaciones de pasar horas debajo del inclemente sol y dentro de litros de agua salada. El verano si es para disfrutar, pero eso será imposible si no cuidas tu cuerpo con mucho cuidado y también le dedicas su debido tiempo. Presentamos cuatro cosas que no hay que olvidar cuidar durante el verano:

1. La piel: parece tonto, pero a la gran mayoría se le olvida colocarse algo de bloqueador y van a pasar largas horas debajo del sol para obtener un bronceado. Pero muchos obtienen graves quemaduras que no les dejará dormir, ni disfrutar del resto del verano. Pero no solo se trata de untarse algo de bloqueador antes de disfrutar de la playa; luego de un largo día de sol y mar, lo mejor es aplicarse una crema humectante o aceites nutritivos después de una larga ducha.

2. Las axilas y las zonas íntimas: las partes del cuerpo más olvidas por todos. Estas dos zonas son depiladas constantemente durante el verano, así que es imperativo que las mantengan limpias y bien humectadas para que no se resequen o se infecten. Otra cosa muy importante, es que no hay que depilarse poco antes de salir a la playa, sino que hazlo con anticipación para que la piel pueda regenerarse y le afecte menos los factores externos como la arena o la sal del mar.

3. El cabello: el más maltratado durante la época veraniega. El cabello sufre con creces los embistes del verano por culpa del sol, del mar y la arena. Es importante ir armada con acondicionadores, shampoos, cremas humectantes para el cabello, mascarillas especiales y cualquier cosa que creas necesaria para mantenerlo cuidado. Es importante cepillarlo luego de salir de la playa para evitar enredos imposibles y disminuir el maltrato.

4. Las unas: es un poco extraño tomarlas en cuenta, pero también sufren más de la cuenta en vacaciones. Por culpa de la arena y la sal, las uñas pierden nutrientes y se vuelve quebradizas. Intenta aplicarte brillos y esmalte especial, olvídate de estar pintándolas y opta por el minimalismo para que no lleven tantos químicos encima. También es importante aplicarse crema humectante para que las manos continúen siendo suaves.