Buscar

MUNDIARIO

9 exámenes médicos que todo adulto debe realizar

Como sabemos, la mejor forma de combatir enfermedades graves -o problemas menos complejos- es la prevención. ¡Toma nota!

9 exámenes médicos que todo adulto debe realizar
Un médico. / Pixabay
Un médico. / Pixabay

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Vamos a ello:

1. Controles de piel. Con esto nos referimos a una consulta con un dermatólogo certificado, que pueda examinar la piel de todo el cuerpo y estudiar los factores de riesgo como paciente (exposición significativa al sol, historial médico con casos de cáncer, lunares inusuales). Además, estás evaluaciones son cruciales para descartar tumores o lesiones sospechosas.

2. Hepatitis. Existen muchos casos en los que la enfermedad hepática puede ser silenciosa, por lo que termina desgastando nuestro sistema inmunológico hasta causar problemas más graves como la cirrosis o el cáncer de hígado. Es recomendable realizar este estudio al menos 1 vez por año para descartar cualquiera de los 5 tipos de hepatitis existentes.

3. Análisis general de sangre. ¿Sabías que existen 137 tipos diferentes tipos de cáncer de sangre? Los principales son leucemia, linfoma y mieloma y todos se pueden detectar a través de un análisis especial de la sangre. Además, estos estudios permiten diagnosticar otras condiciones no cancerosas.

4. Examen pélvico y prueba de Papanicolaou. Es indispensable para todas las mujeres de 21 años o más, ya que se realiza para verificar si hay signos de cáncer de cuello uterino. La frecuencia del estudio varía según la edad de la paciente pero lo recomendable es realizarla cada 3 años.

5. Control de diabetes. Es importante someterse a esta prueba al menos 2 veces al año, puesto que la diabetes no muestra ningún síntoma en las etapas tempranas. En el caso de que existan antecedentes de la enfermedad en la historia familiar, los controles deben ser más frecuentes.

6. Prueba de densidad ósea. Consiste en dar una muestra de orina para medir la velocidad a la que estás perdiendo masa ósea, que normalmente está acompañada por una prueba de rayos anual.

7. Control de colesterol. Se recomienda comenzar con la evaluación a la edad de 20 años, sobre todo si se tiene ciertos factores de riesgo diabetes, fumar o un historial familiar de apoplejía o ataques al corazón.

8. VIH. Resulta imprescindible si lleva una vida sexual activa rigurosamente, sobre todo cuando la pareja no ha utilizado preservativos. 

9. Mamografía. Determina el estado de los senos y sirve para descartar tumores o quistes que puedan asomarse de forma discreta. Es recomendable 1 vez por año, más aún si se tiene antecedentes de cáncer de seno en familiares. @mundiario