Volkswagen vuelve a sufrir otro duro golpe y ésta es la razón

Volkswagen. / RR SS.
Volkswagen. / RR SS.

Volkswagen ya ha acordado pagar más de 25.000 millones de dólares en los Estados Unidos en relación con un escándalo que pesa sobre sus resultados desde hace tres años y medio.

Volkswagen vuelve a sufrir otro duro golpe y ésta es la razón

Volkswagen vuelve a sufrir otro duro golpe. El regulador americano (SEC, por sus siglas) ha demandado a la empresa automovilística alemana y a su exdirector general, Martin Winterkorn, por el escándalo de las emisiones de los motores diésel, acusando esta vez a la compañía de haber perpetrado un "fraude masivo" contra inversores estadounidenses.

En la demanda, presentada en San Francisco, la SEC argumenta que desde abril de 2014 hasta mayo de 2015, Volkswagen emitió más de 13.000 millones de dólares en bonos y valores respaldados por activos en los mercados de EE UU, en un momento en que los altos ejecutivos sabían que más de 500.000 vehículos diésel en el país superaban en gran medida los límites legales de emisiones de vehículos, recoge ABC. Volkswagen "cosechó cientos de millones de dólares en beneficios al emitir los valores a tasas más atractivas para la compañía", según la demanda, que busca prohibir que Winterkorn pueda ejercer como director de una compañía pública de los Estados Unidos y, esta es la parte más grave para la empresa, recuperar "ganancias mal obtenidas".

Winterkorn ya fue acusado por la fiscalía de Estados Unidos en 2018 y señalado por conspirar para encubrir el engaño de las emisiones diésel del fabricante germano. Para la empresa la demanda supone nueva previsiones por demandas y multas que lastrarán sus cuentas. Volkswagen se ha limitado a responder que la queja de la SEC "tiene defectos legales y de hecho y la impugnaremos enérgicamente". La SEC ha presentado "una queja sin precedentes sobre valores vendidos sólo a inversores sofisticados que no fueron perjudicados y que recibieron todos los pagos de intereses y capital en su totalidad y a tiempo", alega la empresa.

Volkswagen ya ha acordado pagar más de 25.000 millones de dólares en los Estados Unidos en relación con un escándalo que pesa sobre sus resultados desde hace tres años y medio, pagando reclamaciones de propietarios, reguladores ambientales, estados y concesionarios, y se ha comprometido a volver a comprar alrededor de 500.000 vehículos contaminantes de los EE UU. El caso se remonta a septiembre de 2015, cuando la empresa reconoció haber instalado secretamente software en 500.000 vehículos estadounidenses para hacer trampa en las pruebas de emisiones del gobierno y se declaró culpable en 2017 de cargos por delitos graves. En total, 13 personas han sido acusadas en los Estados Unidos, incluyendo a Winterkorn y cuatro gerentes de Audi. @mundiario

Volkswagen vuelve a sufrir otro duro golpe y ésta es la razón
Comentarios