Una posible alianza con Le Pen lleva a la derecha al borde de la escisión

Éric Ciotti, presidente de Los Republicanos de Francia. / RR.SS
Éric Ciotti, presidente de Los Republicanos de Francia. / RR.SS
El presidente de Los Republicanos, el homólogo en Francia del PP español, ha abierto la puerta a un pacto con los ultras de Reagrupamiento Nacional que causa una crisis interna.
Una posible alianza con Le Pen lleva a la derecha al borde de la escisión

La derecha moderada de Los Republicanos (LR), debilitada tras siete años de Emmanuel Macron en el palacio del Elíseo, enfrenta una crisis interna sin precedentes. La decisión de su presidente, Éric Ciotti, de buscar una alianza con la extrema derecha para las elecciones legislativas anticipadas del 30 de junio ha desatado una rebelión entre los líderes del partido, que es el homólogo francés del Partido Popular español.

Éric Ciotti anunció este martes su intención de forjar un pacto con el Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen. Ciotti justificó esta controversial alianza alegando que Francia enfrenta una amenaza tanto por parte de la izquierda como del bloque centrista liderado por Emmanuel Macron. Según Ciotti, Los Republicanos son “demasiado débiles para oponerse a dos bloques que son demasiado peligrosos” y necesitan una alianza con el RN para mantenerse en la relevancia política.

En una entrevista con la cadena TF1, Ciotti defendió su postura diciendo que “necesitamos una alianza (con el RN) para seguir siendo nosotros mismos”. El plan de Ciotti busca asegurar la reelección de los 61 diputados actuales de LR con el apoyo del RN, mientras que los republicanos apoyarían a los candidatos ultras en otras circunscripciones para evitar la competencia entre ambos partidos.

Ciotti también ha explicado que la "alianza contranatura" del Partido Socialista con La Francia Insumisa que "promueve el antisemitismo" lo ha llevado a pedir una unión de todas las formaciones conservadoras, porque la alianza de izquierdas y la "impotencia" del bloque macronista "nos amenazan".

El anuncio de Ciotti ha provocado una ola de indignación entre los líderes de su partido, quienes consideran que una alianza con el RN traiciona los principios fundamentales de LR. Hace 22 años, el presidente Jacques Chirac se negó a debatir con Jean-Marie Le Pen en televisión; ahora, sus sucesores contemplan una coalición con su hija, Marine Le Pen. Esta ruptura del cordón sanitario contra la extrema derecha ha sido recibida con consternación.

 

Posible engrosamiento de las filas de Macron

Olivier Marleix, jefe del grupo parlamentario en la Asamblea Nacional, fue contundente en su reacción: “Éric Ciotti solo habla por él. Debe abandonar la presidencia de Los Republicanos”. Si LR se escinde, los disidentes podrían integrarse al macronismo, que ya cuenta con varios exdirigentes de LR, como el actual ministro del Interior, Gérald Darmanin.

Darmanin no escatimó en críticas y aludió a los pactos de los años 30 con Hitler: “Éric Ciotti firma los acuerdos de Múnich y hunde en el deshonor a la familia gaullista al abrazar a Marine Le Pen. ¡Vergüenza! ¡Franceses, despertemos!”. Las palabras de Darmanin reflejan el profundo malestar y la percepción de traición dentro de la familia política de LR.

La crisis en Los Republicanos pone en juego el futuro del partido y su posición en el panorama político francés. La alianza propuesta por Ciotti podría redefinir las alianzas políticas en Francia y abrir un nuevo capítulo en la historia de la derecha moderada. Sin embargo, el camino hacia la reconciliación interna parece incierto, y el desenlace de esta crisis podría tener repercusiones significativas en las próximas elecciones legislativas y en la política francesa en general. @mundiario

Comentarios