Zapatero trabaja para el PP, que encima le azota

Este lunes finaliza el plazo fijado para cerrar el pacto laboral entre empresarios y sindicatos, que si finalmente no sa
Zapatero trabaja para el PP, que encima le azota

Este lunes finaliza el plazo fijado para cerrar el pacto laboral entre empresarios y sindicatos, que si finalmente no sale bien dará lugar a un decreto del Gobierno, que pasará por el Congreso. Los empresarios no parecen muy inquietos ante el probable “¿decretazo?”, ya que saben que el presidente Rodríguez Zapatero no podrá hacer lo que quiere, sino lo que las circunstancias le obligan a hacer; es decir, nuevos recortes, en este caso de derechos sociales, algo impensable hace apenas unos meses pero que hoy ya no sorprende a nadie. Por su parte, los sindicatos se ven convocando una huelga general o, en su caso, movilizaciones sociales.

En juego están asuntos de vital importancia para los trabajadores, como la regulación del despido, la modalidad de contratación y las cotizaciones sociales. En realidad, hay más cosas encima de la mesa, pero no tan relevantes. ¿Qué quiere la patronal? Por un lado, desea un despido procedente más barato, de modo que no haya tantos despidos improcedentes con indemnizaciones de 45 días por año trabajado. Por otro, aspira a generalizar los contratos con indemnizaciones de 33 días por año trabajado, de manera que se tienda a la extinción de los contratos todavía sujetos a los 45 días. Y, por último, los empresarios quieren soportar menos peso de las cuotas sociales. El Gobierno socialista está sobre el papel más en línea con los sindicatos, pero puede terminar claudicando, sobre todo a la hora de regular el contrato de los 33 días, con el argumento de que la media europea de indemnización está en 35 días.

Y no acabará ahí la cosa, ya que cuando se cierre la llamada reforma laboral terminará aflorando el debate sobre las pensiones, donde ya se ha ido dejando caer que hay que subir la edad de retiro. El pretexto en este caso es que ha aumentado la esperanza de vida, de modo que no sería viable sostener las pensiones de personas que viven más de 15 años sin trabajar. Ideas similares ya se han aplicado en otros países, empezando por Alemania, con lo cual va a ser difícil que España pueda eludir el aumento de la edad de jubilación.

El guión parece estar escrito a la medida del Partido Popular: el PSOE hace el ajuste diseñado por la derecha que gobierna Europa y la Oposición ve alfombrado el camino para dejar de serlo y alcanzar el Ejecutivo justo cuando el país empezará a remontar un poco. Si se da el caso, incluso habrá quien atribuya a la mera llegada de Mariano Rajoy al Gobierno la mejora de algunos indicadores que más vale que ya no vayan a peor.

La que está cayendo es de las crisis que hacen historia, porque lo que está pasando y aún falta por pasar no se olvidará en mucho tiempo e incluso puede que marque un antes y un después en lo que habíamos entendido que era el Estado de bienestar, que por cierto no fue construido por la derecha europea, sino más bien por la socialdemocracia, ahora en franca decadencia en todo el continente y en Gran Bretaña. Para que algunos aún se crean eso de que la Unión Europea no existe…

Zapatero trabaja para el PP, que encima le azota
Comentarios