El príncipe Enrique deja la fundación que creó junto a su hermano Guillermo

Príncipe Guillermo, duque de Cambridge; y príncipe Harry, duque de Sussex. RR SS.
Príncipe Guillermo, duque de Cambridge; y príncipe Harry, duque de Sussex. / RR SS.

Oficialmente el palacio de Buckingham informa que los duques de Cambridge y Sussex dejarán de operar juntos en la Fundación Real, creada por los hermanos para continuar la labor humanitaria inspirada por su madre, Diana de Gales.

El príncipe Enrique deja la fundación que creó junto a su hermano Guillermo

El distanciamiento entre los príncipes Guillermo y Enrique es cada vez más palpable y en esta ocasión se confirma que ambos dejarán de trabajar juntos en la Fundación Real. La información fue confirmada por el palacio de Buckingham, aunque aseguran que se trata del camino normal que ambos deben seguir asumiendo sus futuros roles, el duque de Cambridge como futuro rey y el de Sussex como su apoyo.

 Buckingham expresa que desde ahora la Fundación Real está en manos de los Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton; mientras que el príncipe Enrique y Meghan Markle crearán una nueva fundación conforme a los proyectos sociales que quieren emprender.

“La Fundación Real del duque y la duquesa de Cambridge y el duque y la duquesa de Sussex anuncia hoy las conclusiones de una revisión en su estructura, y cómo dará un mejor apoyo a sus actividades de caridad”, dice el comunicado. “A finales de este año la Fundación se convertirá en el principal vehículo de filantropía para los duques de Cambridge”, donde dejan claro que aún falta que la separación se concrete.

“Los duques de Sussex establecerán su nueva fundación para causas benéficas en una transición que contará con el apoyo de la Fundación Real. Además, ambas parejas continuarán trabajando juntos en proyectos futuros, incluyendo el programa de salud mental de la Fundación, Heads Together”, establece el comunicado que busca ser conciliador entre la supuesta enemistad de los hermanos.

La separación puede deberse principalmente al camino que los hermanos deben tomar. La reina Isabel II ya tiene 93 años, y su heredero el príncipe Carlos 70, por lo tanto, Guillermo de Cambridge y su esposa tendrán una preparación mucho más profunda para que, llegado el momento, se conviertan en reyes. Mientras que Enrique y Meghan de Sussex tendrán un papel mucho más secundario, tal como ocurre con el resto de la Familia real.

“Estos cambios se han diseñado para ajustarse mejor al trabajo y las responsabilidades de sus altezas reales mientras se preparan para sus futuros roles, y para alinear mejor sus actividades benéficas con el nuevo diseño de su estructura”, explican.

Aún falta por ver el camino que tomarán los Sussex y si es cierto que piensan pasar una temporada en África. @mundiario

El príncipe Enrique deja la fundación que creó junto a su hermano Guillermo
Comentarios