Liam Payne admite que odió su vida como miembro de la banda One Direction

Liam Payne, cantante británico. / Twitter
Liam Payne, cantante británico. / Twitter

El cantante británico se sincera sobre su época en la banda, de la que sus otros exmiembros también se han quejado abiertamente.

Liam Payne admite que odió su vida como miembro de la banda One Direction

One Direction fue durante años una de las bandas más importantes y famosas del mundo. Sus cinco integrantes lo tenían todo: fama, millones de seguidoras, dinero y un largo etcétera. No obstante, lejos de los escenarios, la vida de estos chicos distaba mucho de ser la que todos imaginaban. Por ejemplo, Zayn Malik y Harry Styles, dos de sus miembros, no se dirigían la palabra en absoluto, y Louis Tomlinson reconoció que siempre se sintió el "patito feo" del grupo. El último en hablar sobre su vida como integrante de la banda es Liam Payne, el más discreto de todos, pero sus comentarios tampoco son positivos.

Payne no se dejó nada para hablar y admitió que odiaba su vida en su época en One Direction. El estrés que vivía era tal que cualquier cosa lo hacía perder el control, pero nunca vivió nada tan desagradable cuando un paparazzi empujó a su madre sin querer. "Lo único que quería era comerme una hamburguesa con mis padres. Y acabé llorando a lágrima viva. Pensaba que no podía hacerlo, que no podía seguir adelante y odiaba realmente mi vida".

La profesión de estos jóvenes les permitió dar vueltas enteras al mundo y ganar mucho dinero, pero de poco les servían ambas cosas, pues la mayor parte del tiempo la pasaban encerrados en hoteles ya que, si se atrevían a salir, serían aplastados por las multitudes de seguidores que se congregaban en las inmediaciones de los mismos. Eso llevó a Payne a sentirse prácticamente aislado del mundo.

Hoy en día, sin embargo, la vida de Liam ha cambiado. Extinta la agrupación, el británico comparte su vida con Cheryl, su pareja y con quien acaba de tener un hijo. La paternidad y la oportunidad de ser un hombre de familia lo han ayudado a encontrar un nuevo equilibrio en su vida. "Cheryl es una supermamá, lo está haciendo fenomenal y ahora mismo no podría ser más feliz por la manera en que está siendo capaz de lidiar con todo. Además se ha organizado muy bien, porque ha disfrutado de sus necesarios meses de descanso y ha aprovechado ese tiempo para reforzar su vínculo maternal. Y todo lo ha hecho con una naturalidad increíble, como si ya lo hubiera vivido antes", dijo a una cadena británica de televisión.

Liam Payne admite que odió su vida como miembro de la banda One Direction
Comentarios