Kate Middleton se gana una enemiga: Keira Knightley

Keira Knightley, actriz; y Kate Middleton, duquesa de Cambridge. RR SS.
Keira Knightley, actriz; y Kate Middleton, duquesa de Cambridge. / RR SS.

La actriz británica rechaza la imagen frívola que la duquesa de Cambridge ha brindado luego de haber dado a luz a sus tres hijos. Ambas son madres, pero la experiencia que presenta Middleton y la que retrata la artista son muy diferentes.

Kate Middleton se gana una enemiga: Keira Knightley

No es usual, pero Kate Middleton también es criticada. En esta ocasión, los reproches provienen inesperadamente de la actriz británica Keira Knightley, nominada a un sinnúmero de premios, entre ellos, el Oscar. La intérprete se hace eco de algo que muchos medios reseñaron, pero de una manera poco objetiva, y es que desde que diera a luz a su primer hijo, el príncipe George, Kate se ha dado a la tarea de aparecer espectacular en cada aparición. Maquillada, perfectamente peinada y en tacones, el único ‘error’ estilístico que hemos logrado notar en la duquesa ha sido que durante su salida con el príncipe Louis en brazos, Kate dejó ver algunas canas, algo normal tomando en cuenta que durante la etapa del embarazo los médicos no recomiendan que las mujeres se pinten el cabello.

Ahora bien, tenemos que decir que las críticas de la actriz están perfectamente justificadas ya que a su juicio, las apariciones de Kate luego de dar a luz lo único que hacen es frivolizar un proceso que quizás no es tan sencillo para otras madres. Para reforzar sus palabras, la actriz cuenta su propia (y terrorífica) experiencia.

Sucede que Keira tuvo a su hija, Edie, un día antes de que naciera la princesa Charlotte, y a diferencia de la duquesa, ella no estaba ni remotamente lista para aparecer en público un día después. Knightley tuvo que soportar la ruptura de su vagina y el dolor que vino después, donde un médico tuvo que subirse encima de ella para poder dar a luz a su hija. Aunque adora a su hija y está feliz de haberla traído al mundo, la actriz dice recordar el dolor perfectamente, también “la mierda, el vómito, la sangre, los puntos de sutura. Recuerdo mi campo de batalla. Su campo de batalla y su vida vibrando. Sobreviviendo. ¿Y yo soy el sexo débil? ¿Lo eres?”.

 

El relato de la actriz está incluido en la colección Feminists don’t wear pink and and other lies y se hace eco de lo difícil que es la maternidad desde el momento en que la mujer queda embarazada. No solo es dejar de comer cierto alimentos, son una gran cantidad de situaciones como el peso extra, los dolores constantes, la retención de líquidos, las náuseas…

La perfección que Kate Middleton muestra luego de cada uno de sus partos hace ver como que el proceso es sencillo. Ella aparece perfecta, luciendo vestidos que se hacen virales en cuestión de segundos, llevando tacones y con un maquillaje natural y adecuado para la ocasión. Es tal la normalidad con que la duquesa se presentaba que los medios incluso especularon que Kate dio a luz desde hacía días y por eso se veía tan recuperada.

También llamó la atención la rapidez con que la duquesa de Cambridge dejaba los centros médicos. Con su primer hijo apareció ante los medios un día después, con su hija solo se tomó nueve horas de receso antes de salir del hospital, pero lo realmente sorprendente fue el momento en que nació su tercer hijo, a quien presentó solo siete horas después.

Para Knightley la actitud tomada por la duquesa puede interpretarse de una manera: “Esconde. Oculta nuestro dolor, nuestros cuerpos divididos, nuestros senos goteando, nuestras hormonas enloquecidas. Luce hermosa. Luce elegante, no muestres tu campo de batalla, Kate. Siete horas después de tu lucha con la vida y la muerte, siete horas después de que tu cuerpo se rompiera, abierta, y sangrienta, la vida de los gritos sale. No lo muestres. No lo digas. Quédate ahí con tu hija para que te dispare un grupo de fotógrafos”. Según la actriz, Kate muestra “la cara que el mundo quiere ver”, pero no el verdadero retrato de un parto.

 

Kate Middleton se gana una enemiga: Keira Knightley
Comentarios