La importante tradición que la reina Isabel II tendrá que romper esta Navidad

Reina Isabel II. Instagram @theroyalfamily(1)
Reina Isabel II. / Instagram @theroyalfamily
Los Windsor tendrán que adaptarse a la realidad que golpea a tantas otras familias alrededor del mundo: los integrantes de la familia -en su mayoría de grupo de riesgo por su edad- deberán quedarse en casa para evitar los riesgos de la pandemia.
La importante tradición que la reina Isabel II tendrá que romper esta Navidad

¡Sorpresa! Los simples mortales no somos los únicos que tendremos una Navidad atípica este año: por primera vez en más de 30 años, la reina Isabel II y su marido, el duque Felipe de Edimburgo, pasarán las fiestas sin familiares y en el castillo de Windsor.

Un portavoz del Palacio de Buckingham ha confirmado que luego de varias semanas de dudas, la soberana finalmente ha confirmado que romperá la tradición de reunirse con sus seres queridos para pasar el período navideño en su finca de Sandringham.

“Tras haber valorado todo el asesoramiento apropiado, la reina y el duque de Edimburgo han decidido que este año pasarán la Navidad de manera tranquila en el castillo de Windsor”, ha dicho el presentante de la familia real británica.

 

Aunque Buckingham ha evitado pronunciarse respecto al asunto de forma ‘oficial’, todo parece indicar que tomar esta decisión no fue nada sencillo para Isabel II, ya que celebrar la tradicional reunión de Navidad es como una regla real no escrita que la familia ha cumplido a carta cabal desde 1987.

La última vez que la soberana y sus parientes pasaron esta temporada en el Castillo de Windsor fue en ese año, cuando Peter Phillips, Zara Tindall y los príncipes Guillermo y Harry eran apenas unos niños.

Este año, sin embargo, los Windsor tendrán que adaptarse a la realidad que golpea a tantas otras familias alrededor del mundo: los integrantes de la familia -considerados en su mayoría como grupos de riesgos por su edad- deberán quedarse en casa para evitar los riesgos de la pandemia. @mundiario

La importante tradición que la reina Isabel II tendrá que romper esta Navidad