La extraña muerte que desconcierta a la familia real británica

Thomas Kingston el día de su boda con Lady Gabriella Windsor. / RR SS.
Thomas Kingston el día de su boda con Lady Gabriella Windsor. / RR SS.
La repentina muerte de Thomas Kingston, yerno de los príncipes Michael de Kent, ha dejado atónita a la sociedad británica. Su fallecimiento a los 45 años en Gloucestershire ha generado conmoción.
La extraña muerte que desconcierta a la familia real británica

En un sombrío día en el castillo de Windsor, mientras la realeza europea se congregaba para rendir homenaje al rey Constantino de Grecia, una noticia lúgubre se cernía sobre los príncipes de Kent. Thomas Kingston, esposo de lady Gabriella Windsor, fue hallado sin vida a la temprana edad de 45 años en una residencia en Gloucestershire. Lo que comenzó como un día de duelo por la pérdida de un monarca, pronto se convirtió en un velo de desconcierto y tristeza por la inesperada partida de Kingston.

Thomas Kingston, esposo de lady Gabriella Windsor, una prima de Harry y Guillermo, fue hallado muerto en un domicilio de Gloucestershire el domingo por la tarde. Las autoridades acudieron al lugar poco después de las seis de la tarde, pero la información se mantuvo embargada hasta el día siguiente. A pesar de la posterior promesa de una investigación para determinar la causa de su muerte, las autoridades descartan la presencia de circunstancias sospechosas o terceras partes involucradas.

Lady Gabriella Windsor, apodada cariñosamente Ella, rindió homenaje a su fallecido esposo en un comunicado conjunto con su familia. Describió a Kingston como "un hombre excepcional que iluminó las vidas de todos los que le conocieron", generando una conmoción considerable en la familia real británica. Mensajes de apoyo llegaron también de Carlos III y la reina Camila, quienes expresaron sus "más sinceros pensamientos y oraciones".

La repentina muerte de Kingston ha dejado a la familia real y amigos en estado de profunda conmoción. La pareja se casó en la capilla de San Jorge en 2019, con un banquete nupcial celebrado en Frogmore Cottage, antigua residencia del príncipe Harry y Meghan Markle.

Conocido familiarmente como Tom, Kingston fue director de la firma de capital privado Devonport Capital desde 2017. Antes de esa posición, vivió en Bagdad (Irak), desempeñando funciones en la liberación de rehenes y trabajando como responsable de proyectos para el Instituto Iraquí de la Paz.

Nacido en una familia sin aristocracia, Kingston tuvo innumerables encuentros con la muerte, incluyendo escapar de un atentado suicida que cobró 22 vidas. Entre los tributos, destaca el del reverendo White, quien trabajó estrechamente con Kingston en Irak y lo describió como "un gran hombre de profunda fe y sabiduría".

Amigos impactados también expresaron su desconcierto, recordando encuentros recientes donde Kingston parecía feliz y positivo. Uno de ellos mencionó: "Parecían felices y positivos como siempre. Ella estaba especialmente habladora". Otro amigo íntimo, presente en la boda de la pareja, agregó: "Es totalmente desconcertante. Ninguno de nosotros lo vio venir. No puedo entenderlo". La partida de Thomas Kingston deja tras de sí un enigma que estremece a Reino Unido. @mundiario

Comentarios