Saltan algunas alarmas por los contratos que maneja Lage Tuñas en el Concello da Coruña

Valentín González Formoso y José Manuel Lage Tuñas. / PSdeG
Valentín González Formoso y José Manuel Lage Tuñas. / PSdeG
Una sentencia del Tribunal Superior aflora una adjudicación fallida, que coincide en el tiempo con varios problemas en el área municipal de Medio Ambiente, cuya concejal depende del número dos del PSOE en Galicia.
Saltan algunas alarmas por los contratos que maneja Lage Tuñas en el Concello da Coruña

En el Ayuntamiento de A Coruña, donde gobierna el PSOE en minoría, tras recibir el apoyo del BNG en la elección de la alcaldesa, han saltado varias alarmas por algunos contratos que maneja José Manuel Lage Tuñas y su equipo de gobierno, sujeto a un organigrama hecho a la medida del también número dos del PSOE en Galicia.

Una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) aflora una adjudicación fallida, que coincide en el tiempo con varios problemas en el área municipal de Medio Ambiente, cuya concejal depende del número dos del PSdeG - PSOE.

El TSXG anuló el contrato municipal de recogida de basura de A Coruña, vigente desde hace tres años. Lo hizo al estimar que la oferta de la empresa que lleva el servicio es inválida, aunque el Tribunal de Contratación gallego la había permitido. Como avanzó también el diario La Opinión, el TSXG ordenó otorgar la concesión a Valoriza, que fue la última en la primera valoración.

La sentencia del TSXG es de 23 de junio, por lo que llama la atención que si esta relevante sentencia es de aquella fecha, el gobierno municipal de la socialista Inés Rey no se hubiese posicionado al respecto hasta que saltó la noticia gracias al diario de Prensa Ibérica.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia estima el recurso de Valoriza y anula, por tanto, la adjudicación a Cespa (ahora PreZero) del contrato de recogida de residuos urbanos de A Coruña acordado por la junta de gobierno local de 8 de octubre de 2020. La decisión no afecta al Consorcio das Mariñas, que tiene su propio contrato, también con PreZero, pero en el Concello de Oleiros hay inquietud ante ciertos acontecimientos relacionados con el futuro de la planta de Nostián, que están investigando, según ha sabido MUNDIARIO.

La sentencia del Tribunal Superior considera que Cespa no cumplía con varios requisitos de solvencia técnica para la admisibilidad de su oferta; esencialmente, viabilidad urbanística de la parcela para el parque central de maquinaria, a la vista de los informes municipales de planeamiento urbanístico e inobservancia del requisito de asignar el 0,5% anual del contrato a trabajos con empresas de economía social. También incumplía requisitos de insonorización de algunos equipos, aunque esta era "una cuestión menor", según explican expertos consultados por MUNDIARIO.

La sentencia no es firme, pero que prospere el recurso extraordinario de casación ante el Tribunal Supremo es complejo. Tanto el gobierno municipal de Inés Rey como la compañía PreZero, ambas condenadas en costas, deben decidir pronto si presentan este recurso.

La sentencia, si adquiere firmeza, exigirá resolver el contrato con PreZero y adjudicarlo a Valoriza. En ese supuesto, habrá que ver el posible montante indemnizatorio que resultase para las arcas municipales que controla Lage Tuñas.

Llueve sobre mojado

Este pronunciamiento judicial complica aún más la grave situación del área municipal de Medio Ambiente del Concello da Coruña en esta materia, que se suma a otros problemas.

Uno de ellos se refiere a las diligencias judiciales abiertas por la trama ligada al Sindicato de Trabajadores de la Limpieza de A Coruña (STL). Este caso se destapó en febrero –unos tres meses antes de las elecciones municipales–, cuando se efectuaron registros en varios puntos de la ciudad relacionados con STL. El operativo se saldó con cuatro detenidos –ahora en libertad con cargos, según el periódico digital Quincemil– y la incautación de elevadas cantidades de dinero en efectivo, coches de lujo y propiedades.

La Fiscalía sospecha que las concesionarias de limpieza de A Coruña –PreZero, en la recogida de residuos, y FCC, en la limpieza viaria– fueron, como mínimo, "cooperadoras necesarias" de una trama de enchufismo liderada por el mencionado sindicato en las contratas de recogida de basura y limpieza viaria. Por su parte, el Ayuntamiento de A Coruña solicitó personarse en el proceso judicial abierto por el llamado caso STL, alegando que es "parte perjudicada".

Otro problema de Medio Ambiente tiene que ver con la falta de supervisión de algunas contratas municipales por parte del área de Hacienda y Contratación, que ha ido haciéndose con el control de estos importantes contratos. De hecho, en el nuevo organigrama municipal del Ayuntamiento de A Coruña, el concejal de Hacienda, José Manuel Lage Tuñas, tiene bajo su dependencia a la Concejalía de Medio Ambiente, de la que –sobre el papel– es titular Noemí Díaz.

Por último, un problema añadido es la falta de decisión sobre el modelo de gestión de residuos urbanos y, en consecuencia, la preocupante falta de licitación de la gestión de la planta de Nostián, en coordinación con el Consorcio das Mariñas, que lleva tres años con el contrato expirado, a pesar de que entran a diario unas 550 toneladas de residuos procedentes de la recogida selectiva. 

El modelo de gestión de residuos domésticos implantado por el Ayuntamiento de A Coruña y el Consorcio das Mariñas incluye el concello coruñés y 8 municipios del área metropolitana de A Coruña (Abegondo, Arteixo, Betanzos, Cambre, Carral, Culleredo, Bergondo y Oleiros). El destino de los residuos domésticos generados en estos municipios es la Estación de Tratamiento de Residuos de A Coruña, situada en Nostián (A Coruña), en el entorno del puerto exterior de Langosteira, de futuro incierto. Operativo desde 1999, el complejo de Nostián ocupa una estratégica extensión de 180.000 metros cuadrados. @mundiario

Comentarios