In memoriam

José Barciela 'Pucho'

Alberto Barciela con sus padres. / Mundiario
Alberto Barciela con sus padres. / Mundiario
Pucho tuvo una vida plena, que le gustaba asumir con humildad. Su lema era: en la vida hay que ser normal. Y en verdad lo era. Su prodigiosa vitalidad le permitió vivir 85 años con plenitud casi hasta su último día.

José Barciela Martínez, conocido como Pucho, fue un choqueiro ejerciente, un redondelano que presumió siempre de haber disfrutado de su profesión de hostelero, haciendo de su cocina un exponente de la buena mesa y del mejor producto. 

Recibió el Premio Provincia de Pontevedra de Hostelería de manos de sus compañeros, un galardón a su larga trayectoria de más de 50 años en Casa Barciela y fue uno de los protagonistas del libro Comer en Galicia, del fundador de Amigos da Cociña Galega Jorge Víctor Sueiro.

Ante todo,  Pucho fue un ciudadano que disfrutaba de la Real Villa y de sus ciudadanos, a los que con su prodigosa memoria narraba uno a uno historias y anécdotas de sus antepasados. Conocía a casi todo el mundo. Era galante, afable, próximo y  viajero, un gran amigo de sus amigos. Contaba con un envidiable sentido del humor. Participó activamente de la vida social, fue jugador y vicepresidente del club de fútbol Choco, y uno de los fundadores de la fiesta del Choco.

Enviudó dos veces, de María Alicia Castro y de Flora Rodríguez Ennes. Tuvo dos hijos, Alberto y María Alicia, esta última casada con Antonio Puime, y dos nietas Carmen y Lola.

Pucho tuvo una vida plena, que le gustaba asumir con humildad. Su lema era: en la vida hay que ser normal. Y en verdad lo era. Su prodigiosa vitalidad le permitió vivir 85 años con plenitud casi hasta su último día.

Descanse en paz mi padre y mi mejor amigo. @mundiario

Comentarios