En Marea decidirá si convoca la consulta sobre Quinteiro

Paula Quinteiro. / Facebook
Paula Quinteiro. / Facebook

El futuro político de Paula Quinteiro podría someterse este sábado a consulta, pero la Comisión de Garantías descarta que el resultado sea vinculante sobre su dimisión.

En Marea decidirá si convoca la consulta sobre Quinteiro

El Consello das Mareas, máximo órgano de la formación, dispone de vía libre para preguntar a sus inscritos si Paula Quinteiro debe dimitir. Sin embargo, según fuentes de Faro de Vigo, la Comisión de Garantías, que avala la consulta, ha aclarado que la decisión no será vinculante, por ser el escaño personal e intransferible. En otras palabras, esto quiere decir que, de llevarse a cabo la votación, esta no sería un proceso revocatorio.

Según fuentes de Europa Press, el documento de la Comisión de Garantías apunta que la solicitud de dimisión de un cargo la "puede plantear cualquier órgano, grupo o militante" de En Marea, pero señala que la dimisión "es un acto voluntario que es exclusivo de la persona electa que renuncia voluntariamente a su cargo". Esto quiere decir que, si se llega a realizar la consulta, "sería válida para evaluar la opinión de los adscritos", pero "no sería válido como proceso revocatorio", es decir, Paula Quinteiro podría tomar en consideración lo que diga la militancia, pero no tiene repercusión sobre su cargo.

Quinteiro se vio envuelta en un incidente con la policía local de Santiago de Compostela el pasado 18 de marzo, cuando la diputada exhibió su credencial parlamentaria ante los agentes durante un altercado con uno de sus acompañantes. Por esta razón, el portavoz nacional, Luís Villares, ha pedido a Quinteiro que asuma sus responsabilidades y dimita. No obstante, Quinteiro se niega a abandonar el escaño, alegando que su papel fue mediador, y cuenta con el aval de Podemos.

La consulta, que previsiblemente se activará este sábado, también tiene como antecedentes las tensiones internas del partido tras la dimisión de Juan Merlo, que renunció a su acta de parlamentario al trascender que había inflado su currículo. La vacante está ahora ocupada por el número seis en la lista de En Marea, Xoán Hermida, que condiciona su permanencia en la Cámara a la renuncia de Quinteiro y, por el momento, no ha prometido ni jurado el cargo, por lo que, si bien es diputado, no puede ejercer como tal.

El nuevo parlamentario acusa a Quinteiro de su implicación en un "incidente de gamberrismo nocturno", algo que la diputada califica de "ataque injustificado, irresponsable y falso que se suma al bochornoso espectáculo que está dando al aceptar el acta de diputado de forma irregular", a través de las redes sociales. Quinteiro acusó al "diputado ausente" de calumniarla y, según Faro de Vigo, también aseguró que estudiará acciones legales ante el "acoso" sufrido. "Me vinculó con actos vandálicos, difamando mi persona al levantar calumnias y afirmaciones totalmente falsas, y vulnerando los principios éticos del espacio de ruptura", denunció Quinteiro.

 

@galiciamundiari

En Marea decidirá si convoca la consulta sobre Quinteiro