Abanca gana 81 millones en el primer trimestre, con una rentabilidad del 7,6%

Resultados de Abanca en el primer trimestre de 2022. / Mundiario
Resultados de Abanca en el primer trimestre de 2022. / Mundiario
La entidad que preside Juan Carlos Escotet se mantiene entre las más saneadas del sector, con una tasa de mora del 2,1% y una cobertura de dudosos del 84,5%.
Abanca gana 81 millones en el primer trimestre, con una rentabilidad del 7,6%

Abanca obtuvo en el primer trimestre del año un resultado de 81,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 13,2% en términos recurrentes con respecto al mismo periodo del año pasado. Según informa la entidad, la mejora de los ingresos recurrentes (que crecieron un 4,3%), la reducción de gastos de explotación y la contención del coste del riesgo (situado en el 0,17%) fueron las principales palancas del beneficio obtenido, en un trimestre que da continuidad a la senda de crecimiento del negocio y de mejora de la calidad y sostenibilidad del resultado.

El volumen de negocio del banco que preside Juan Carlos Escotet aumentó en casi 10.000 millones de euros a lo largo de los últimos doce meses, con una intensa captación de nuevos clientes tanto en Galicia como, especialmente, fuera de Galicia. Abanca es una marca cada vez más reconocida en el mercado financiero español, como demuestra la posición obtenida en el ranking Banking 500 2022, de la consultora Brand Finance: Abanca es la entidad que mayor revalorización de marca (35,5%) ha obtenido entre los bancos españoles.

Para ampliar su base de clientes potenciales, la entidad lanzó recientemente una amplia campaña de publicidad de ámbito nacional en internet, TV y canales propios, que pone en valor el modelo de servicio al cliente basado en combinar la atención presencial con una banca digital entre las mejores del sector.

La entidad mantiene su sólido perfil financiero –"entre los mejores del sector financiero español", precisa Abanca–, gracias a unos elevados niveles de cobertura (cobertura de activos dudosos del 84,5% y ratio Texas del 26,9%), calidad de activos (morosidad del 2,1%), capitalización (capital total del 16,7% y 1.358 millones de euros de exceso de capital sobre requisitos) y liquidez (ratio LTD minorista del 93,0% y 15.493 millones de euros en activos líquidos).

La mejora de la calidad y recurrencia de los resultados de Abanca, además de otros factores, como el desarrollo de su estrategia de transformación digital, han llevado a Standard and Poor´s a elevar su rating hasta grado de inversión. De esta manera, Abanca cuenta ya con rating nivel grado de inversión en las cuatro agencias que la evalúan.

Crecimiento del beneficio

El resultado obtenido por el banco entre enero y marzo de 2022, 81,2 millones de euros, supone una mejora del 13,2% en términos recurrentes (descontando el impacto contable de la integración de Bankoa en enero de 2021) con respecto al mismo periodo del año anterior, y sitúa la rentabilidad (ROTE) de Abanca en el 7,6%.

Este buen desempeño tiene como base fundamental la capacidad de generación de ingresos recurrentes, partida que presenta un peso creciente en la cuenta de resultados. A ello se suma el efecto de las medidas de optimización del gasto y la contención del coste del riesgo.

El margen de intereses registró una mejora interanual del 4,4% impulsado por la buena evolución del margen comercial, que aumentó un 4,1%. Los ingresos por prestación de servicios crecieron un 4,0% impulsados por el dinamismo en la comercialización de recursos fuera de balance, que se incrementaron en un 11,1% también en términos interanuales. Con todo ello el margen básico mejoró un 4,3%.

Los gastos de explotación se redujeron en un 6,8% (a perímetro constante) gracias a los proyectos de racionalización llevados a cabo. Durante los próximos trimestres, irán aflorando progresivamente las sinergias procedentes de los negocios integrados en 2021.

El ratio de eficiencia ha quedado situado en el 62,8%, mientras que el margen recurrente (diferencia entre el margen básico y los gastos de explotación) creció un 37,1% también en términos interanuales.

El reducido coste del riesgo, situado en 0,17%, refleja la calidad de la cartera crediticia de la entidad, que mantiene su sólido perfil tras la pandemia. A pesar de este buen comportamiento del crédito, Abanca mantiene una política de coberturas muy conservadora para protegerse de la incertidumbre del entorno.

Evolución del negocio

El volumen de negocio ha quedado situado en 107.887 millones de euros tras crecer en 9.400 millones respecto a marzo de 2021. Este crecimiento se ha obtenido manteniendo el equilibrio entre crédito y depósitos.

El crédito a clientes en situación normal registró un incremento del 8,6%, hasta los 45.694 millones de euros, con la financiación a particulares y empresas, que en conjunto alcanzan el 80% del total, como componente mayoritario.

Los recursos totales de clientes crecieron un 11,0%, quedando situados en 61.920 millones de euros. Los depósitos de clientes se incrementaron, también en términos interanuales, en un 11,0%, hasta los 49.438 millones de euros. Estos avances se basan en el aumento de negocio que ha registrado Abanca, tal y como reflejan los crecimientos de clientes valor (9,5%), tarjetas de crédito y débito (8,9%) y parque de TPVs (13,4%).

El crecimiento de los negocios asegurador y de asesoramiento, en ambos casos de doble dígito, refuerza la aportación de estos segmentos al resultado recurrente. Los recursos fuera de balance crecieron un 11,1%, hasta los 12.481 millones de euros. La gestión discrecional de carteras supera ya 1.300 millones de euros en volumen gestionado y 12.600 clientes.

Las primas de seguros generales, capítulo en el que Abanca ya dispone de productos propios, y de vida-riesgo crecieron un 13,3%, hasta los 347,0 millones de euros. En cuanto al desempeño por segmentos, destacan especialmente aquellos en los que Abanca ya ofrece sus productos propios, tal y como refleja el crecimiento del 22% en primas de seguros de auto y del 15% en pagos protegidos. También destaca la evolución de seguros de empresas y vida-riesgo, que avanzan un 14% y 13% respectivamente.

La calidad del activo

Abanca mantiene su posición como entidad con mayor nivel de cobertura del sistema. La cobertura total de activos improductivos está situada en el 76,4%, mientras que la de adjudicados alcanza el 63,0% y la de morosidad el 84,5%. ABANCA es también la entidad con el mejor ratio Texas, con un 26,9%.

La morosidad, situada en el 2,1%, se mantiene ampliamente por debajo de la media del sector y los saldos dudosos se reducen un 0,9% en términos homogéneos.

Posición de solvencia y liquidez

La ratio de capital de Abanca ha quedado situada en el 16,7% (12,8% capital máxima calidad CET1). Gracias a una estructura de capital diversificada, la entidad cuenta con amplios colchones sobre los requisitos establecidos: 415 p.b. (1.358 millones de euros) en capital total y 463 p.b. (1.513 millones de euros) en CET1. Con un ratio del 18,2%, la entidad cumple holgadamente el requisito MREL fijado para 2022.

La estructura de financiación de Abanca está basada en los depósitos minoristas, que suponen el 71%. La entidad presenta una ratio de crédito sobre depósitos minoristas del 93,0%.

Con un total de 21.798 millones de euros entre activos líquidos (15.493 millones) y capacidad de emisión de cédulas (6.305 millones), la entidad tiene cubierto un importe equivalente a 4,2 veces el total de sus vencimientos previstos de emisiones.

Las ratios de financiación neta estable NSFR y de cobertura de liquidez LCR están situadas, respectivamente, en el 132% y el 253%.

El compromiso social

Como otra de las notas fundamentales del periodo, Abanca ha acentuado su dimensión social a través de acciones solidarias de apoyo a los ciudadanos y refugiados de Ucrania. Abanca y Afundación, en colaboración con AGA-Ucraína, han enviado hasta la fecha 92 toneladas de ayuda humanitaria. Por otro lado, el banco ha reunido donaciones de empleados, clientes y otras personas por importe de 271.487 euros que ha entregado a las asociaciones Save the Children y Cruz Roja.

También en el plano social, el banco ha implementado diferentes acciones dirigidas a garantizar la inclusión financiera, en especial de las personas de mayor edad. Destacan la ampliación del horario de atención en ventanilla todos los días hasta las 14.00 horas para clientes mayores, la asignación de un gestor personal para clientes con necesidades específicas, la instalación de cajeros automáticos en zonas rurales que hasta ahora no disponían de él, el desarrollo de un plan formación enfocado a incrementar las capacidades digitales de los usuarios, y el compromiso de permanencia de Abanca en 140 municipios gallegos en los que es la única entidad financiera que presta servicio. @mundiario

Abanca gana 81 millones en el primer trimestre, con una rentabilidad del 7,6%
Comentarios