El sector público español adeuda 1,095 billones de euros, más del 100% del PIB

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Por desgracia, los eurobonos medio desaparecieron del debate político europeo, pero no por ello dejaron de ser una buena solución para países como España. Y no digamos para Grecia, cuya deuda es insostenible.

El sector público español adeuda 1,095 billones de euros, más del 100% del PIB

En marzo, la deuda pública española superó por primera vez en un siglo el 100% del PIB, lo que supone que las administraciones públicas acumulan deudas por valor de 1,095 billones de euros. Por más ajustes que se hicieron, los problemas de la deuda pública siguen estando ahí. Y no sólo en España, sino también en otros países de la Unión Europea, de modo especial en Grecia e Italia. Cada vez que hay vencimientos vuelven las tensiones y, si bien no se quiere asumir, existe el convencimiento de que al menos Grecia no podrá devolver todo lo que debe.

A comienzos de la crisis se habló mucho de la mutualización de la deuda en la zona euro, para aliviar precisamente el problema de algunos países y garantizar la viabilidad del euro a medio y largo plazo. Prestigiosos economistas de toda Europa firmaron incluso un manifiesto en ese sentido. Entre los españoles figuraban Luis Garicano y Guillermo de la Dehesa. También suscribían el documento los alemanes Lars Feld, de la Universidad de Friburgo, y Daniel Gros, director del Centre for European Policy Studies, y el austriaco Dennis Snower, presidente del Kiel Institute for the World Economy.

Por desgracia, los eurobonos medio desaparecieron del debate político europeo, pero no por ello dejaron de ser una buena solución para países como España. Y no digamos para Grecia, cuya deuda es insostenible.

La mutualización de la deuda, es decir, la emisión de eurobonos, sería el camino más sencillo y rápido para conseguir una mayor integración fiscal en Europa, pero la Alemania de Angela Merkel, de momento, poco o nada quiere saber de todo ese plan. Prefiere su llamada hoja de ruta, que comprende infinidad de sacrificios, como bien saben millones de españoles.

Para economistas como Guillermo de la Dehesa, la mutualización temporal del exceso de deuda de los países miembros de la eurozona comprendería la que supere el 60% del PIB, en línea con lo estipulado en el Tratado de Maastricht. Vendría a ser la deuda cuyos orígenes fueron la crisis financiera global y los fallos de diseño del euro. Pues bien, ese exceso de deuda se depositaría en un Fondo de Redención de Deuda que se financiaría en los mercados emitiendo euroletras o eurobonos con la garantía conjunta y solidaria de los 19 estados miembros.

La falta de acuerdo sobre la emisión de eurobonos es una muestra más de dos carencias importantes: una, que la UE solo es una unión monetaria a efectos prácticos, y dos, que la falta de cohesión en otros aspectos económicos —y sociales, por descontado— ha provocado siempre un desequilibrio de fuerzas: Alemania tiene el capital, y Alemania se cree, por ello, capaz de imponer sus políticas como si toda la eurozona fuese su periferia federal.

¿Qué puede pasar ahora en España? Los economistas Stuart Medina, MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia, y Jorge Amar, coordinador de la Comisión Justicia Fiscal Global de ATTAC España, sostienen que la “balbuceante, endeble e inicua” recuperación económica de España se debe a que el Gobierno de Mariano Rajoy se olvidó de la austeridad en un desesperado intento por ganar las elecciones de 2015. También constatan que la Comisión Europea ha colaborado haciendo la vista gorda y no exigiendo el cumplimiento de los objetivos de déficit. A su juicio, este “pacto faustiano” se volverá en contra del siguiente Ejecutivo de España, el que saldrá de las urnas el 26-J, pues el ajuste se exigirá en 2016, lo cual provocará una recaída.

Parece que el político, científico e inventor estadounidense Benjamin Franklin alertó a tiempo cuando sentenció que es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas. @J_L_Gomez

El sector público español adeuda 1,095 billones de euros, más del 100% del PIB
Comentarios