El precio de la gasolina baja a su mínimo anual en pleno puente de la Constitución

Un surtidor en una gasolinera. / RR SS
Un surtidor en una gasolinera. / RR SS

La gasolina de 95 se vende a 1,57 euros por litro, acumulando una caída del 11%, mientras que el diésel se sitúa en 1,54 euros, experimentando una bajada del 8,6%.

El precio de la gasolina baja a su mínimo anual en pleno puente de la Constitución

En pleno puente de la Constitución, los conductores españoles reciben una buena noticia: los precios de los carburantes continúan su tendencia a la baja, alcanzando cifras que no se veían desde finales del año pasado. Según los últimos datos del Boletín Petrolero de la UE, el litro de gasolina de 95 se sitúa en 1,57 euros, registrando una disminución de dos céntimos en comparación con la semana anterior. Este precio representa el punto más bajo del año 2023, acumulando una caída significativa del 11% desde el inicio de la espiral bajista a finales de septiembre.

Por su parte, el litro de diésel se vende a 1,54 euros, mostrando una ligera reducción de un céntimo en la última semana. Esta cifra refleja un descenso del 8,6% en el precio desde principios de octubre, alcanzando niveles que no se observaban desde finales de julio.

Cabe destacar que estos valores son orientativos y pueden variar dependiendo de la gasolinera en la que se realice el repostaje. Para encontrar precios más bajos, es necesario remontarse a finales de 2022, cuando aún estaba en vigor la bonificación del Gobierno, que otorgaba al menos 20 céntimos de descuento por litro de carburante.

La actual disminución de los precios de los carburantes se produce en pleno puente de la Constitución, uno de los periodos de mayor movilidad del año. La Dirección General de Tráfico (DGT) estima cerca de ocho millones de desplazamientos desde el pasado martes hasta el domingo.

Se acercan a los valores preguerra

Esta espiral bajista ha llevado el precio de la gasolina a niveles inferiores a los registrados antes del estallido de la invasión rusa en Ucrania, manteniéndose por debajo de los 1,59 euros por litro. En el caso del gasóleo, aunque aún está por encima de los precios de entonces, se acerca a los valores preguerra, situándose en 1,54 euros por litro.

Estas constantes caídas distancian cada vez más a ambos carburantes de los máximos alcanzados en el verano de 2022, cuando la gasolina y el diésel superaron los 2 euros por litro.

A pesar de estos descensos, llenar un depósito medio de 55 litros de gasolina actualmente tiene un coste de 86,5 euros, unos 4,6 euros más caro que en el mismo periodo de 2022, cuando estaba vigente la bonificación del Gobierno. En cambio, para los vehículos diésel, llenar el depósito supone un desembolso de 84,8 euros, unos 1,2 euros menos que el año anterior.

Es relevante destacar que, a pesar de la disminución, los precios actuales de la gasolina en España se mantienen por debajo de la media de la Unión Europea (1,704 euros el litro) y de la eurozona (1,751 euros), al igual que el diésel, que también es inferior a la media de la UE (1,683 euros) y de la zona euro (1,708 euros).

La variabilidad en los precios de los carburantes responde a múltiples factores, como la cotización específica, la evolución del crudo, los impuestos, el costo de la materia prima y la logística, así como los márgenes brutos. La evolución en la cotización del crudo no se refleja de inmediato en los precios de los carburantes, sino que hay un decalaje temporal en su traslado a los surtidores. @mundiario

Comentarios