Mejores cuentas corrientes para autónomos

Autónomo.
Autónomo.
La plataforma Inversiones de la Organización de Consumidores y Usuarios ha publicado un estudio con las mejores cuentas corrientes para autónomos.
Mejores cuentas corrientes para autónomos

En España hay más de 3 millones de personas que decidieron emprender la aventura de trabajar por cuenta propia: los autónomos. Este colectivo tiene unas necesidades muy concretas que los lleva a escoger unas cuentas corrientes u otras según las prestaciones que ofrezcan.

Por lo general, buscan las transferencias gratuitas, seguros de salud para sus empleados, planes de financiación, poder domiciliar sus recibos, tener un buen uso del datáfono, pagar las nóminas a sus trabajadores y acceso a tarjetas de débito sin comisiones de mantenimiento.

Los autónomos se vieron realmente afectados durante el confinamiento a causa de la covid-19 y muchos tuvieron que recurrir a los préstamos online, créditos ICO, ayudas directas del Estado o alguna subvención que les permitiera mantenerse a flote en tiempos difíciles.

Antes de abrir una cuenta

La plataforma Inversiones de la Organización de Consumidores y Usuarios ha publicado un estudio con las mejores cuentas corrientes para autónomos. Según su criterio, con ellas podrán gestionar su negocio de la manera más eficiente posible y mirando siempre su bienestar financiero.

Las recomendaciones que hacen son para todos aquellos trabajadores autónomos sin asalariados que, además, no precisan de servicios específicos. Les sirve el simple hecho de abrir una cuenta nómina particular y con ella dirigir y gestionar todo su negocio.

Si el autónomo considera necesario cubrir otros aspectos, será necesario que contrate una cuenta con remuneración de los saldos. También serviría una cuenta que devuelva parte de los recibos para compensar los gastos.

Nunca hay que olvidar que los requisitos para abrir una cuenta los decide la entidad bancaria, aunque luego cada una tenga matices particulares que pueden ser decisivos en la selección final. Uno de ellos es quitarse de en medio los costes de mantenimiento porque se puede ahorrar hasta 200 € al año. Otros de los requisitos son:

  • Contar con ingresos periódicos.
  • Domiciliar los pagos, ya sean de las cotizaciones a la Seguridad Social o las nóminas de los empleados.
  • Hacer un número determinado de movimientos con las tarjetas de crédito o débito.
  • Llegar siempre a un saldo mínimo.

En cuanto al saldo mínimo, este varía según el banco. Por ejemplo, en una cuenta de negocios profesionales de Ibercaja es de 1.500 euros y en el una del BBVA es de 200.000 euros; una diferencia abismal para asegurar que la cuenta sea gratuita.

El número de movimientos con tarjeta, por su parte, también depende del banco. Por tener una referencia, la cuenta de autónomos del Santander te obliga a hacer 6 pagos cada trimestre y en Kutxabank o Unicaja es obligatorio tener un gasto anual de 1.200 €.

Recomendaciones de cuentas

Desde la Organización de Consumidores consideran que la cuenta profesional de Bankinter concede un 5% en el primer año y un 2% en el segundo en aquellos saldos que consigan mantenerse en 5.000 euros. Esta cuenta es gratuita si se cumplen una serie de condiciones.

También recomiendan aquellas cuentas que solo pueden gestionarse desde aplicaciones online, son gratis y no tienen requisitos de ningún tipo. Un ejemplo de ellas es la Revolut Business Plan Free, pero sus prestaciones son muy básicas. Además, dispone de otras tarifas planas en función del negocio que se tenga y la más cara es de hasta 1.200 euros.

Mejores cuentas corrientes para autónomos
Comentarios