Los estafados de las preferentes invocan en su desesperación a “La Rianxeira”

Manifestación de afectados por las preferentes en A Coruña.
Manifestación de afectados por las preferentes en A Coruña.
Casi 30.000 preferentistas de Novagalicia perderán un 22 % de su inversión. Otros 3.700 la verán mermada un 65 %, mientras que 36.000 han recuperado o lo recuperarán todo a través del arbitraje.
Los estafados de las preferentes invocan en su desesperación a “La Rianxeira”

A lo largo de casi dos años una serie de ciudadanas y ciudadanos absolutamente respetables y de habitual tranquilo se han visto abocados hacer de la vía publica su espacio y de la protesta su actividad por mor de una gentuza nada respetable.

Gentes diversas cuyo peor pecado fue trabajar honestamente toda su vida y en muchos casos en actividades duras y penosas. Trabajadores del mar, del campo, asalariados diversos… El esfuerzo de toda una vida transformado en ahorros para tener un cierto acomodo en sus últimos años, o parar contribuir a abrir horizontes a hijos o nietos ayudándoles en los trances que depara una sociedad que cruje en sus cimientos. Todo se evapora entre la indolencia de gobiernos de distinto signo y el comportamiento como mínimo negligente cuando no lamentable de la autoridad bancaria encargada de fiscalizar el comportamiento del sector. Autoridad que si es incapaz de cumplir las tareas que le son propias, en cambio muestra total disposición pronunciándose sobre derechos laborales y salarios. Ocupación entrañable tanto para el Sr. Fernández Ordóñez como por su sucesor el Sr. Linde

Estafados y robados. Vilipendiados con frecuencia. Impotentes observan como su dinero se esfuma en presuntas soluciones que comportan quitas confiscatorias y espectrales conversiones en títulos accionariales cadavéricos. Mientras los ladrones, chorizos y delincuentes que los han arruinado campan a sus anchas en una impunidad que en algunos casos encuentra acomodo en la particular interpretación de sus funciones de los encargados de exigir responsabilidades en nombre del estado. Quizás tan particular interpretación se deba a que más que en nombre del estado, actúan en nombre y encargo de un gobierno entre cuyas preocupaciones no aparenta estar la beligerancia ante estos corruptos, que en no pocos casos han sido significativos compañeros de viaje del poder.

Una comisión de sabios –todos muy sabios -, ha realizado un informe sobre el futuro, que ya es presente, de las pensiones. Sobre su independencia, que se le presupone al abordar tema de tamaño calado, da pista un debate televisivo donde un paladín del ultraliberalismo defendía tal carácter para lo que conseguía citar tres nombres, tres, de personas aparentemente mas vinculados a la defensa de lo publico, como argumento de pluralidad. Un singular concepto de equidad que se evidencia al analizar los currículos de los 9 miembros restantes de la comisión de doce, que en orden a sus biografías y posiciones profesionales, no seria osado situarlos como proclives a la promoción de fondos de pensiones privados y desarme del sistema publico. La docta propuesta comporta un ajuste cuya dureza no tiene homologación en Europa, salvando los casos de Grecia y Letonia, a los que parece que tales sabios amablemente desean equipararnos. Estamos ante un nuevo paso, en este caso con la coartada de una comisión “ad hoc” en orden a dinamitar cualquier resto que pueda quedar del estado social y de derecho, con reflejo en lo se dio en llamar el estado de bienestar, que consagra la Constitución.

Se pretende que la sanidad pública es ruinosa. Que la panacea es privatizar lo existente. Pretensión falaz albergada en una impúdica campaña auspiciada por aquellos que debieran se garantes de lo existente. Hecha con la misma deplorable saña que en su día usó la Sra. Thatcher (cuya muerte fue celebrada con champán por muchos británicos), para asolar un sistema pionero y ejemplar de salud publica. Como en el caso de las pensiones, tras la cuestión del sistema subyace un suculento negocio donde clavar sus fauces los tiburones que tras jugosos negocios con la burbuja inmobiliaria, reventada esta, necesitan otro polo de actividad regalado por el poder publico.

Es permanente el ataque visceral al estado de bienestar (incipiente por cierto) desde los sectores mas radicales del ultraliberalismo que han parasitado el partido conservador que gobierna hoy con mayoría absoluta. Tanto en orden a atacar los derechos laborales y las prestaciones sociales como a devaluar los derechos civiles, el acceso a la educación o el laicismo. Por vía de ejemplo es alarmante la entrega del estado a un confensionalismo concordante con el nacionalcatolicismo de los tiempos oscuros.

Y a todo esto los campanudos portavoces del partido gubernamental y sus acólitos del aparato mediático andan preocupados por la “marca España”. Fantástica pócima a nuestros males ideado por lucidas mentes tras sesudas reflexiones. Según sus criterios se ve afectada por los scraschers ejercidos por aquellos a los que una Ley Hipotecaría absurda y obsoleta deja en la calle persistiendo el pago del bien perdido, ahogándoles su escaso futuro. Por las protestas de los estafados de las preferentes que ponen en evidencia el robo que están sufriendo. Por los que manifiestan su indignación y desesperación en las calles… Con singular desahogo los tratan a todos de nazis y terroristas. Especial dedicación les merecen la Sra. Colau y los miembros de la PAH. Ya en el delirio, el eurodiputado Iturgaiz (el que con muchos otros de sus colegas exige que con dinero publico se le financie el viaje en preferente en sus desplazamientos aéreos), ataca desmelenado el hecho de que se reconozca su labor a la PAH con el Premio Ciudadano Europeo 2013. Por si su voz fuese escasa, se suma desbocada la Sra. Aguirre hablando de “esperpento”. No son pocos los que la consideren a ella, el esperpento oficial de la política española.

Ninguna de estas personas hace un ejercicio de honestidad o de decencia intelectual reconociendo que lo único que esta hundiendo esa macilenta marca España, es tener el partido gobernante afectado hasta el tuétano por una trama corrupta que compromete seriamente a muchos de sus lideres. Que frente a la corrupción no se tomen medidas tajantes. Que la justicia no sea igual para todos. Que a finales de año puedan llegar a siete millones los parados. Que el fraude fiscal adquiera dimensiones insufribles. Que la jefatura del estado trasmita una imagen lamentable….Esos si, son algunos de los torpedos a la línea de flotación de la nave España…

En el fondo la razón está en la imaginación popular. Esa ciudadanía que haciendo de tripas corazón y poniendo humor a su desesperación en un municipio pontevedrés clama ante la casa consistorial por sus dineros poniendo nueva letra a “La Rianxeira”. Canción casi tan identitaria como el himno gallego. Y como este, nacida al otro lado del Atlántico escrita por Xesús Frieiro, (Pinciñas) y musicada por Anxo Romero .

Seguramente Frieiro y Romero se sentirían estupefactos al escucharlos, “ladróns veñen, ladróns veñen, ladróns veñen e van”… O quizás no…

Los estafados de las preferentes invocan en su desesperación a “La Rianxeira”
Comentarios