El G7 aprobaría un impuesto mínimo de sociedades

Janet Yellen. / CNN
Janet Yellen. / CNN
Los ministros de Economía de los siete países más importantes del mundo ultimarán detalles en la cumbre de líderes del 11 de junio en Cornualles. 
El G7 aprobaría un impuesto mínimo de sociedades

Lo gastado durante la pandemia de la Covid-19 ha provocado se hagan unos ajustes. Los ministros de Economía del G-7, reunidos este viernes en Londres, están a un paso de alcanzar un preacuerdo histórico en torno a un impuesto mínimo de sociedades ―de un 15%― que frene las prácticas de dumping fiscal que llevan a cabo, sobre todo, las grandes empresas tecnológicas.

Los ministros han comenzado a preparar la decisión definitiva que deberán adoptar los jefes de Estado y de Gobierno del G-7 en la cumbre que se celebrará el próximo 11 de junio en la región costera británica de Cornualles. Antes de comenzar una intensa discusión que se prolongará hasta este sábado.

“El dumping fiscal no puede ser una opción en Europa ni en ningún país del mundo. Esta práctica solo llevaría a una caída aún mayor de la recaudación del impuesto sobre sociedades, más desigualdad y la imposibilidad de financiar los servicios públicos básicos”, afirmaban en el texto la española Nadia Calviño, el francés Bruno Le Maire, el alemán Olaf Scholz y el italiano Daniele Franco.

La Administración estadounidense de Joe Biden ha sido la que ha puesto sobre la mesa la cifra del 15% ―aunque inicialmente propuso un 21%―, recibida con agrado por los socios de la Unión Europea, o por el nuevo actor solitario que es el Reino Unido después del Brexit.

Según El País, "el acuerdo en torno a la necesidad de un impuesto mínimo de sociedades no implica que la cifra del 15% sea la definitiva. Y, en cualquier caso, la voluntad expresada por el G-7 será muy relevante, pero apenas será un primer paso en un debate mucho más global cuya siguiente escala será la cumbre del G-20 en Venecia el próximo mes de julio".

El Reino Unido, Francia e Italia han impuesto por su cuenta un gravamen digital que Washington considera injusto con sus empresas. Sobre todo, argumenta la Administración estadounidense, porque reciben ellas principalmente el “castigo” derivado de prácticas fiscales que realizan también muchas compañías europeas.

La Administración de Biden, representada en Londres por la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, ha propuesto además una solución para que las 100 mayores multinacionales del mundo tributen ahí donde generan sus beneficios. @mundiario

El G7 aprobaría un impuesto mínimo de sociedades
Comentarios