España roza los 21 millones de afiliados tras una buena Semana Santa

Colas ante una oficina de empleo en España. / RR SS
Colas ante una oficina de empleo en España. / RR SS
Más de la mitad de los nuevos empleos de marzo se concentraron en sectores relacionados con el turismo como la hostelería, el comercio, el ocio y la sanidad.
España roza los 21 millones de afiliados tras una buena Semana Santa

Las lluvias que azotaron a España durante la Semana Santa no han sido suficientes para detener el vertiginoso ascenso del empleo en España durante el mes de marzo. Los datos proporcionados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones revelan que este periodo festivo ha sido un impulso significativo para el mercado laboral, registrando el segundo mejor marzo en términos de afiliación a la Seguridad Social desde que se llevan registros.

Los datos indican que se han sumado 193.585 nuevos cotizantes al sistema, acercando el número total de afiliados a la marca histórica de los 21 millones, (en concreto 20.901.967 trabajadores cotizando de media este mes).

Este crecimiento se refleja también en las cifras desestacionalizadas de afiliación —que son las que se usan para calibrar la marcha tendencial del empleo, al margen de las variaciones estacionales— que, estas sí, indican que el sistema habría incluso superado la barrera de los 21 millones de afiliados, al registrar 21.032.661 trabajadores cotizando en dicho mes.

A pesar de estas cifras alentadoras, persisten algunas preocupaciones en el panorama laboral. Aunque indicadores como el Índice de Precios al Consumo (IPC) han experimentado un repunte, y la inversión aún no alcanza los niveles deseados, parece que la inercia del crecimiento económico sólido de 2023 se mantiene en el inicio del presente año.

Los principales sectores beneficiados

El descenso en el número de desempleados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es positivo, con 33.405 personas menos en paro, aunque este dato es ligeramente inferior al registrado en marzo del año anterior.

En cuanto a la distribución sectorial del empleo, las actividades vinculadas al turismo y la hostelería han sido las principales beneficiadas, generando más de la mitad de los nuevos empleos. También se observa un crecimiento en sectores como la construcción y la industria, así como en actividades de mayor valor añadido como las profesiones científicotécnicas.

Sin embargo, la estabilidad de los contratos sigue siendo motivo de preocupación. A pesar del crecimiento generalizado, los contratos fijos muestran un descenso más pronunciado que los temporales. Además, el aumento de los contratos solo se ha dado entre los menores de 25 años, destacando los contratos fijos discontinuos como los únicos en incremento.

Estos datos han generado debate político, con la oposición señalando que el mercado laboral está inflado por el efecto de los fijos discontinuos inactivos, mientras que el gobierno defiende la transparencia en las estadísticas y destaca la creación de empleo entre colectivos como mujeres, autónomos y extranjeros. @mundiario

Comentarios