El ahorro doméstico se disparó en 2023 por la menor inflación y el tirón del empleo

Un mercado de frutas. / Erik Scheel en Pexels
Un mercado de frutas. / Erik Scheel en Pexels
La tasa de ahorro de los hogares españoles se situó en el 11,7% en el conjunto del año, la tercera más alta de la serie.
El ahorro doméstico se disparó en 2023 por la menor inflación y el tirón del empleo

La tasa de ahorro de los hogares españoles se disparó en el último trimestre del año pasado hasta niveles cercanos a los registrados en pandemia: se elevó al 17,3% de su renta disponible, más de dos puntos por encima del mismo periodo de 2022 —un 13,1% si se eliminan los efectos estacionales y de calendario—, así lo revelan las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante el conjunto de 2023, esta tasa se situó en el 11,7%, marcando un incremento de 4,1 puntos respecto al año anterior, y se convirtió en la tercera más alta de la serie histórica. Este fenómeno se atribuye principalmente a la moderación de la inflación y al fortalecimiento del empleo, que ha venido acompañado de mejoras salariales.

Raymond Torres, director de Coyuntura Económica de Funcas, explica que este repunte del ahorro el año pasado se debe en parte a la sorpresa que representó para muchos hogares la desescalada de los precios, lo que permitió un aumento significativo en la renta disponible. Además, los sueldos pactados en los convenios colectivos experimentaron un crecimiento del 4,1%, superando ligeramente la inflación del año.

Un crecimiento del ahorro bruto

El ahorro bruto de las familias, de acuerdo con los datos del organismo estadístico, alcanzó los 108.139 millones de euros en el año 2023, un 70,6% más que en 2022, mientras que su renta disponible aumentó en un 10,9%. En el último trimestre del año, la renta disponible bruta de los hogares creció un 9,8%, alcanzando los 250.382 millones de euros.

Por otro lado, el conjunto de la economía experimentó un crecimiento del ahorro bruto del 12% en el año, con un superávit de 54.013 millones de euros, gracias al positivo desempeño de las sociedades no financieras y las instituciones no financieras.

No obstante, la situación de las Administraciones públicas presenta un déficit del 3,7% del PIB, aunque ha experimentado una reducción respecto al año anterior debido al crecimiento económico y la creación de empleo. Sin embargo, se espera que la moderación de la inflación y una eventual ralentización económica dificulten la reducción del déficit en los próximos años, según Funcas. @mundiario

Comentarios