Desigualdad de género en el trabajo: un desafío global persistente

Mujer y hombre autónomos haciendo la contabilidad. / Pexels
Mujer y hombre autónomos haciendo la contabilidad. / Pexels
El último informe del Banco Mundial revela que las mujeres continúan enfrentando una brecha significativa en lugar de trabajo a nivel mundial, con solo el 64% de las protecciones legales otorgadas a los hombres.
Desigualdad de género en el trabajo: un desafío global persistente

El último informe del Banco Mundial sobre igualdad, titulado Women, Business and the Law 2024 (La mujer, la empresa y el derecho), y publicado este lunes arroja luz sobre la persistente brecha de género en el lugar de trabajo a nivel global. Contrariamente a las expectativas previas, el documento revela que la desigualdad es mucho más amplia de lo que se pensaba, con las mujeres disfrutando solo del 64% de las protecciones legales que tienen los hombres.

Este estudio exhaustivo analiza las restricciones que enfrentan las mujeres en el mercado laboral en 190 países, y los resultados son desalentadores. A pesar de los avances logrados en los últimos años, la brecha de género sigue siendo una realidad cruda. Se destaca que en hasta 37 economías, las mujeres cuentan con menos del 50% de las protecciones legales comparadas con los hombres.

El informe también señala que la inclusión de dos nuevos indicadores, seguridad frente a la violencia y acceso a servicios de cuidado infantil, ha empeorado aún más los resultados en comparación con ediciones anteriores. De hecho, ningún país ofrece igualdad de oportunidades a las mujeres cuando se consideran estos nuevos aspectos. Además, se observa que solo el 40% de los mecanismos necesarios para hacer efectivas las protecciones legales para las mujeres han sido implementados por los Estados.

Abordar la desigualdad

Uno de los aspectos más preocupantes es la persistente brecha salarial de género. Aunque 98 países cuentan con normativas que establecen la igualdad salarial por trabajo igual, en la práctica estas disposiciones rara vez se aplican, ya que solo un tercio de estas economías han implementado marcos y sistemas de seguimiento para abordar efectivamente esta brecha.

A pesar de estos desafíos, algunos países han tomado medidas en 2023 para abordar la desigualdad de género en varios frentes, lo que ha llevado al aumento del índice Mujeres, Empresas y el Derecho de 77,1 a 77,9 sobre 100. Sin embargo, solo 14 economías, incluida España, han alcanzado una puntuación perfecta, mientras que otras, como Afganistán, Irán, Yemen y Palestina, siguen rezagadas en este aspecto.

En resumen, el informe pone de relieve la persistente brecha de género en el lugar de trabajo a nivel mundial, con importantes deficiencias en áreas como seguridad frente a la violencia, acceso a servicios de cuidado infantil y brecha salarial. @mundiario

Comentarios