Beneficio antes de impuestos de 244 millones en Abanca, que duplica el crédito

Francisco Botas. / Mundiario
Francisco Botas. / Mundiario

Su beneficio neto alcanza los 182 millones y el ratio de mora se reduce al 9,9%, mejorando un 42% respecto al año anterior. Su cobertura del 58%, una de las más altas del sector.

Beneficio antes de impuestos de 244 millones en Abanca, que duplica el crédito

Su beneficio neto alcanza los 182 millones y el ratio de mora se reduce al 9,9%, mejorando un 42% respecto al año anterior. Su cobertura del 58%, una de las más altas del sector.

Abanca ha obtenido en el primer semestre del año un resultado antes de impuestos de 244 millones de euros, con un beneficio atribuido situado en 182 millones de euros. Este resultado está basado en el incremento de la actividad con clientes, en la mejoría de la calidad de la cartera de crédito y en la solidez de los ratios de capital, según informó la entidad. "El banco continúa avanzando en su estrategia de puesta en valor de sus capacidades, duplicando la concesión de crédito, que financia con la captación de depósitos de clientes, y reforzando la comercialización de productos de valor añadido", explican desde Abanca.

El resultado del primer semestre refleja una mejoría del núcleo del negocio de la entidad: crece el margen comercial a pesar de la caída del Euribor y los ingresos por prestación de servicios aumentan un 2,9%. El margen de la actividad comercial ascendió a 214 millones de euros. Así, la entidad ha conseguido incrementar 20 puntos básicos el diferencial de su actividad comercial a pesar de la caída de 32 puntos básicos del Euríbor, según informaron Francisco Botas y Alberto de Francisco en la presentación de resultados.

Los ingresos por prestación de servicios avanzan un 2,9% hasta los 81 millones de euros, con crecimientos en las principales líneas. Los ingresos por pasivos fuera de balance aumentan un 28% interanual y el área de seguros genera un 16% más de ingresos tras comercializar 30.391 pólizas de seguros libres en el semestre, un 38% más que en el mismo período del año anterior.

En la primera mitad del año la entidad ha impulsado el crédito a empresas y a familias. Respecto a junio del pasado año, Abanca ha multiplicado por dos el importe de financiación concedida, que ascendió a 5.135 millones de euros. El 60% del crédito concedido se destinó a empresas y autónomos. Como consecuencia de la intensificación del ritmo de concesión de crédito, el saldo de la cartera crediticia en situación normal aumentó un +8% interanual, frente a una caída del -16% en el mismo periodo de 2014.

La captación de recursos de clientes minoristas crece 1.179 millones en el semestre, alcanzando 32.897 millones de euros. Los grandes protagonistas han sido los depósitos a la vista, con un incremento de 557 millones de euros, y los fondos de inversión y planes de pensiones, que aumentan 447 millones de euros. Como consecuencia, el saldo de recursos de clientes minoristas aumentó un +15% interanual frente a la reducción del -8% en junio del 14.

Abanca ha reducido su tasa de morosidad un 42% con respecto a junio de 2014, hasta situarse en el 9,9%. El saldo de créditos dudosos cae un 33% interanual (1.544 millones de euros), mientras que la cobertura de la morosidad se mantiene en el 58%, uno de niveles más altos del sector.

Otros hitos del semestre en Abanca

Las agencias de rating reconocen la mejoría de Abanca. Tanto Fitch como Standard and Poor’s mejoraron su rating de fortaleza financiera. Ambas agencias destacan la favorable evolución de la calidad de sus activos y el incremento de su capitalización. La perspectiva es positiva o estable.

Abanca lanzó el programa Cero Comisiones, con lo cual, de forma automática, más de un millón de clientes particulares (asalariados con la nómina domiciliada, pensionistas, menores de 30 años o personas que usen los medios online) y casi 80.000 autónomos y micropymes se benefician de este programa, con el que no pagan por el mantenimiento y administración de sus cuentas, por sus tarjetas o por realizar transferencias.

El banco con sede en Galicia también impulsa su estrategia digital con el objetivo de que sus clientes puedan realizar, en cualquier momento y lugar, todo tipo de transacciones financieras. El cliente podrá elegir cómo quiere gestionar y contratar sus productos: a través de las oficinas, de la web, del teléfono, de la banca electrónica o de la banca móvil.

Una de las entidades más solventes
Según Abanca, esta entidad mantiene su posicionamiento como "una de las entidades más solventes del sector financiero español y europeo", después de haber destinado íntegramente el beneficio obtenido en 2014 a fondos propios para seguir fortaleciendo el balance. La ratio de capital de máxima calidad sobre los activos ponderados por riesgo, CET1 (Common Equity Tier 1), se sitúa en el 15,63%, 332 puntos básicos más que en el mismo período del año anterior. Este nivel de capitalización supone un exceso de 1.600 millones de euros sobre el mínimo regulatorio que se requerirá a las entidades de acuerdo con las directrices de Basilea III.
Abanca mantiene una holgada posición de liquidez, al sumar más de 10.900 millones de euros en activos líquidos disponibles y la capacidad de emisión. Estas cifras avalan la estrategia de sostenibilidad a largo plazo desarrollada por la entidad, focalizada en el negocio tradicional y en la concesión de crédito. El banco financia su cartera de crédito con sus depósitos, de manera que los créditos representan el 90% de los depósitos de clientes.
La entidad financiera gallega cumple también ampliamente durante el primer semestre de 2015 los requerimientos que se exigirán a los bancos en términos de liquidez a finales de 2018, bajo la norma Basilea III. La ratio de cobertura de liquidez a corto plazo (LCR) triplica el mínimo exigido, mientras que la ratio de liquidez a largo plazo (NSFR) supera el 130%.

 

Beneficio antes de impuestos de 244 millones en Abanca, que duplica el crédito
Comentarios