BarMar se prolonga hasta Alemania ante la necesidad energética ocasionada por Rusia

Olaf Scholz. canciller de Alemania, junto Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / RR SS.
Olaf Scholz. canciller de Alemania, junto Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / RR SS.
Berlín es uno de los mayores consumidores energéticos de Europa y debido al déficit causado por Moscú, este decide apoyarse en el proyecto franco-español.
BarMar se prolonga hasta Alemania ante la necesidad energética ocasionada por Rusia

El proyecto de hidroducto entre la península Ibérica y el resto de Europa conocido como BarMar o H2Med, suma otro socio importante: Alemania. Este país pasa a convertirse en uno de los mayores consumidores energéticos y promete copar las exportaciones ibéricas de hidrógeno verde.

Alemania ha decidido pactar con Francia, España y Portugal su adhesión a la infraestructura bajo el compromiso de alargar el tubo hasta su territorio. “Hemos decidido alargar el H2Med, que gracias a fondos europeos unirá Portugal, España y Francia, hasta Alemania, que será un socio en la infraestructura de este proyecto”, aseguró el mandatario francés, Emmanuel Macron, en la rueda de prensa celebrada tras la cumbre francoalemana celebrada en París.

Este gasoducto que conectará Portugal, España, Francia y también a Alemania es un buen proyecto de futuro y estoy muy contento de que hayamos estado trabajando mucho tiempo en esa dirección”, estableció por su parte el canciller alemán Olaf Scholz.

BarMar ha sido un proyecto que lleva años gestándose pero que no ha logrado salir adelante hasta la guerra en Ucrania, que ocasionó que Europa cerrara su dependencia de Rusia y ahora busque alternativas a la cuestión energética. El tubo original pasará entre Barcelona y Marsella, pero ahora el resto estará en alargarlo hasta el recién agregado socio. Macron se ha mostrado positivo al respecto asegurando que “quizá, sin duda” el tubo podrá ampliarse hacia los socios de Europa central y del este.

“El corredor verde refuerza definitivamente su dimensión paneuropea. Una nueva solución ibérica, y ya van dos, en favor de la soberanía energética europea”, dijo por su lado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. Por su lado, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró: “Una vez cubiertas las necesidades industriales de la Península, podrá exportarse hacia el norte, haciendo del eje de la transformación energética un pilar más para la modernización europea”. @mundiario

BarMar se prolonga hasta Alemania ante la necesidad energética ocasionada por Rusia
Comentarios