El Banco Santander compra el Popular por un euro: ¿crónica de una muerte anunciada?

Angel Ron, presidente del Banco Popular.
Angel Ron.

El mecanismo único de resolución de entidades bancarias ha llegado a la conclusión de que el Banco Popular Español “failing or likely to fail”, por lo que solo había tres soluciones: la liquidación, la intervención pública o la venta a otra entidad. Será del Santander.

El Banco Santander compra el Popular por un euro: ¿crónica de una muerte anunciada?

El sexto banco más grande de España hasta ayer ha pagado caro su empacho de ladrillo. La anterior cúpula directiva, bajo la presidencia de Ángel Ron, acumuló activos tóxicos que pensaba poder digerir  y no traspasó a tiempo al “banco malo”. El problema afloró tarde y cuando lo hizo, no se pusieron los medios para atajarlo.

El efecto bola de nieve fue creciendo y se agrandó con la última ampliación de capital, en mayo de 2016, necesaria para poder cumplir con los requisitos exigidos por el BCE. Pero los 2.500 millones de euros se diluyeron como un azucarillo en el café.

Comunicado del BCE sobre el Banco Popular. / Mundiario

Comunicado del BCE sobre el Banco Popular. / Mundiario

Emilio Saracho llegó para “tranchear” el banco y tratar de vender sus trozos al mejor postor, pero la situación era mucho peor de la que esperaba, como él mismo reconoció. Así las cosas, la operación se precipitó: el Popular perdió más de 1.000 millones de valor en Bolsa en una semana  y de la reunión de este martres en Fráncfort con los responsables del Banco Central Europeo solo cabía esperar tres cosas: la intervención pública –con la consecuente quita prevista en el Mecanismo Único de Resolución–; la disolución o la venta a otra entidad.

Esta última opción, que llevaba días barajándose, se quedó fría la semana pasada ante la incertidumbre del pasivo que habría de asumir el comprador. Pero ante el riesgo de colapso financiero, este martes se aceleró el proceso y la Comisión Europea respaldó la absorción por el  Santander. El banco de origen cántabro era el único que cumplía los requisitos para la adquisición, que hará por un simbólico euro, pero que no le saldrá gratis: ampliará capital en más de 7.000 millones de euros para ayudar a digerir los activos tóxicos y demás necesidades de capital.

Ángel Ron y José María Arias. / economiadigital

Ángel Ron y José María Arias. / economiadigital

Con esta operación el Banco de Santander se convierte en el primer banco español también dentro de España, por delante de BBVA y CaixaBank

Con esta operación el Banco de Santander se convierte en el primer banco español también dentro de España, por delante de BBVA y CaixaBank. Los depositantes, ahorradores y la mayoría de los inversores de los fondos gestionados por el Popular ganan porque esta absorción no tiene riesgo para ellos y respalda sus posiciones. Sin embargo, los grandes perjudicados son los accionistas y los tenedores de instrumentos de deuda híbrida y subordinada, que perderán su inversión. Su única opción: recurrir a la justicia.

Llega así a su fin la aventura del Banco Popular después de la adquisición del Banco Pastor y ahora está por ver cómo se resuelve la situación para el eslabón más débil de la cadena: sus empleados.

La Fundación Barrié, anterior propietaria del Banco Pastor –absorbido por el Popular– se diluye ahora en la operación del Popular, por lo que su posibilidad de acción social en Galicia se evapora.

El Banco Santander compra el Popular por un euro: ¿crónica de una muerte anunciada?
Comentarios