Las altas expectativas en el iPhone X se ceban con las ventas del iPhone 8

iPhone 8. / apple.com
iPhone 8. / apple.com

Las ventas del iPhone 8 se han quedado estancadas ante la inminente entrada al mercado del dispositivo con que la manzana celebrará el décimo aniversario de su creación estrella.

Las altas expectativas en el iPhone X se ceban con las ventas del iPhone 8

Apple Inc está teniendo serios problemas para impulsar las ventas de su iPhone 8. La demanda de este dispositivo se ha quedado estancada en comparación a su antecesor, el iPhone 7, principalmente porque los fanáticos consumidores de la marca de la manzana centran sus ansias en el aparato con el que la firma conmemorará el décimo cumpleaños de su teléfono inteligente, según un sondeo publicado por KeyBanc Capital Markets citado por Forbes.

Hasta ahora era un hecho axiomático que los dispositivos telefónicos de Apple entraban con fuerza en el mercado y sus ventas se reportaban siempre al alza. No obstante, las encuestas de la compañía mencionada dejan en evidencia que el octavo modelo de los de San Bernardino ha traído deshonor a la familia. "Muchos encuestados indicaron que una porción significativa de clientes está comprando iPhone 7 en lugar del nuevo iPhone 8, debido a la falta de mejoras importantes en el nuevo teléfono", explica John Vihn, analista de KeyBanc.

El experto también apuntó que los comercios participantes de este estudio señaaron que los clientes han decidido sacrificarse y no comprar el octavo integrante de la familia iPhone con tal de poder comprarse el modelo X, con el que los de Tim Cook celebrarán a lo grande el décimo aniversario de este invento, o cuando menos así se espera. El lanzamiento de esa nueva nave está fijada para el mes de noviembre.

En septiembre recién pasado, la empresa californiana lanzó al mercado sus iPhone 8 y iPhone 8 Plus, que son modelos excesivamente parecidos al 7, tal vez con la única diferencia de que cuentan con un vidrio negro en la cara trasera para su carga inalámbrica. En cuanto a los precios, la octava generación de la familia arranca desde los 699 dólares para los Estados Unidos, es decir 150 dólares más que sus antecesores.

El que está por venir, el iPhone X, tendrá un precio de 999 dólares, justificado en su estructura totalmente de vidrio y acero inoxidable con una pantalla del tamaño del dispositivo, es decir, sin botones ni barras que le quiten espacio a la misma. El teléfono estará a la venta desde el 3 de noviembre y tendrá el honor de ser el teléfono móvil más caro de Apple hasta ahora.

Como sea, según KeyBanc las operadoras también han tenido parte de culpa en los decepcionantes resultados de las ventas del séptimo modelo. "Si bien los operadores siguen ofreciendo promociones para el nuevo iPhone 8, han sido mucho más modestos comparado con el lanzamiento de iPhone 7 el año pasado", presenta Vinh.

Las acciones bursátiles de la firma subieron en un 1.7% hasta alcanzar un precio unitario de 159.62 dólares hacia el cierre de la sesión de este lunes, explica Forbes.

Las altas expectativas en el iPhone X se ceban con las ventas del iPhone 8
Comentarios