La flota pesquera española es la mala de la película ecologista

Puerto pesquero de Ondarroa. /  Turismo de Observación
Puerto pesquero de Ondarroa. / Turismo de Observación
Varias ONG acusan a la Unión Europea de subvencionar medidas perjudiciales para la pesca comunitaria.
La flota pesquera española es la mala de la película ecologista

La plataforma Low Impact Fishers of Europe y un grupo de ONG medioambientales (ClientEarth, BirdLife y WWF) pretenden que los Estados miembros de la UE dejen de utilizar el dinero de los contribuyentes europeos en la financiación de prácticas que califican de "destructivas" de la industria pesquera.

La coalición llama a los países comunitarios a cambiar el rumbo y los invita a utilizar los fondos de la Unión para apoyar la transición a una pesca de bajo impacto y la protección y restauración de "nuestro" océano. 

Francia y España han sido acusadas de utilizar los fondos de la UE para financiar motores "de alta potencia" para buques de pesca -lo que aseguran que ha provocado un exceso de capacidad y sobrepesca- y de no haber asignado los recursos suficientes para mejorar la seguridad a bordo, proteger la naturaleza  o desarrollar las comunidades costeras..

INADECUADO USO DEL FEMPA

Los ecologistas citan a funcionarios de la UE como fuente que avala su acusación de que el 80% del Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura (FEMPA) "se destina actualmente a los propietarios de buques pesqueros  industriales de más de 12 metros de eslora" que utilizan artes de pesca "peligrosamente potentes y potencialmente destructivos". 

Estos buques, según las mismas fuentes, representan el 20% de la flota por número de barcos, "pero se llevan el 95% de las capturas", lo que -indican los ecologistas- concentra la cuota en cada vez menos manos.

A día de hoy, los Estados miembros tratan de aplicar sus planes de inversión a la dotación del FEMPA acordado el pasado mes de diciembre para el período 2021-2027. Su dotación asciende a 6.000 millones de euros que las organizaciones medioambientalistas pretenden que los gobiernos destinen adecuadamente a "los pescadores, el medio marino y el clima".

UN DINERO QUE NO SE UTILIZA PARA EL BIEN COMÚN 

Los ecologistas no tienen dudas: "el mal uso de las subvenciones de la UE ha creado un mar distorsionado en Europa que perjudica las perspectivas de futuro de los pescadores a pequeña escala y de bajo impacto y de sus comunidades". Los barcos de este segmento de flota constituyen, como es sabido, la mayoría de la flota en términos de número de embarcaciones, y los integrantes del consorcio de oenegés se curan en salud, intentando llevar sus acusaciones allí donde está la minoría, en un lavado de cara evidente: hacen valer su cañón acusador estableciendo que "las actividades pesqueras y el medio marino son recursos públicos que deben gestionarse de forma sostenible si se quiere que la pesca tenga futuro" y echan sal en la herida: "El dinero público debe utilizarse para el bien común, y no para el beneficio empresarial", motivo por el que demandan un nuevo enfoque en torno a la financiación. Esta debería "ayudarnos a pescar mejor no a pescar más. Pedimos a España que sea justa y tome la decisión correcta para el medio ambiente y los pescadores de bajo impacto".

Claro, es la que cuenta con más barcos, que no la de barcos con mayor potencia, algo que los muy resabiados, callan. Los pescadores españoles son, de siempre, el objetivo de las organizaciones ecologistas, que se recrean en el Pacto Verde Europeo. Olvidan que los barcos españoles comparten caladeros con los buques de los demás Estados miembros y que en algunos de los caladeros de la UE no se puede ver una bandera española porque las condiciones de acceso de España a la UE no lo permite (y menos ahora, con la aplicación del Brexit en aguas del Reino Unido). Nada dicen -y no trato de buscar excusas- los ecologistas de esos inmensos buques de pesca de arrastre capaces de "embolsar" cientos de toneladas de peces en muy pocas "largadas" de aparejo. No son, obviamente, barcos españoles y no les interesa citarlos. Pasan rozando a Francia, pero nada específico dicen de las flotas pertenecientes a Estados situados más al norte de Francia. No, la española en la flota mala en una película que todos hemos visto en los últimos 40 años: :la flota española depreda, la flota española se beneficia como  nadie de los fondos europeos, la flota española crece... es la letra de una canción cuyo sonsonete suena "viejuno", cansino, solo admitido por los comisarios de Pesca de la UE, que parecen depender  de ellos, los comisarios de los lobbys que en Bruselas apuntan con su dedo índice a la importante flota pesquera española causante de todos los males habidos y por haber en aguas de "nuestro" Atlántico. 

Particularmente, me gustaría conocer la procedencia de los fondos económicos con los que, verdaderamente, sustentan sus actividades consorcios ecologistas como el citado y, de igual modo, discernir de dónde proviene la capacidad de dicho consorcio para influir de forma tan decisiva en las instancias comunitarias que abren de mil amores sus puertas giratorias  a aquellos que tan bien han colaborado -desde sus puestos en la estructura pesquera de la UE- al engrandecimiento de cada ONG. @mundiario

La flota pesquera española es la mala de la película ecologista
Comentarios