Zinedine Zidane está en la cuerda floja

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / realmadrid.com

Las eliminaciones en Supercopa y Copa del Rey y la confusa administración de la plantilla dejan al técnico del Real Madrid en una situación complicada.

Zinedine Zidane está en la cuerda floja

La inconsistencia en el juego genera muchas dudas. Tras las eliminaciones de Supercopa a manos del Athletic Club de Bilbao y de Copa del Rey a merced del modesto C.D. Alcoyano, de Segunda B, dejaron al técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, en una situación complicada. Hoy el francés dice sentirse con fuerza de ir por LaLiga y la Champions, pero su margen de error es mínimo.  

El equipo merengue levantó su nivel y acabó con los fantasmas de la destitución del técnico con la victoria de 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach el 9 de diciembre que se tradujo en la clasificación a octavos de final de Champions como primero de grupo. Antes habían vencido a Sevilla 0-1 y después continuaron con victorias ante Atlético de Madrid, Athletic, Eibar y Granada. Hasta acá el equipo fue un vendaval. El juego era de mucha dinámica, posesión, agresividad ofensiva y solvencia defensiva.

Llegaron entonces las lesiones de Rodrygo, justamente ante Granada, y seguidamente se resintió Luka Modric. Las señales de desgaste fueron ignoradas y Zidane continuo fiel a la máxima de que once que gana no se toca. Sin rotar a su plantilla llegaron empates 1-1 ante Elche C.F., victoria de 2-0 ante Celta de Vigo y empate 0-0 ante Osasuna.

Eden Hazard, delantero del Real Madrid. realmadrid.com

Eden Harzar, delantero del Real Madrid. / realmadrid.com

Fue entonces cuando vino la debacle y las eliminaciones de Supercopa (2-1 ante Athletic Club de Bilbao) y Copa del Rey (2-1 ante C.D. Alcoyano). El bajón coincidió con el regreso muy flojo de Eden Hazard, quien obligó incluso al cambio del sistema para poder volver a ser titular y a la salida de delantero Luka Jovic. Cansado de esperar minutos el serbio pidió ser transferido y en sus primeros 30’ minutos en su regreso al Eintracht Frankfurt de Alemania anotó dos goles.


Quizás te pueda interesar

El Real Madrid no acierta en sus últimos fichajes


Por eso al intermitente rendimiento deportivo hay que sumar esta confusa administración de la plantilla que se traduce en la devaluación de la gran inversión del club en los últimos dos mercados de fichajes. El club invirtió en jugadores que no cuentan para Zidane ni siquiera como recambio de sus titulares indiscutibles.

Militão, es otro ejemplo. El central brasileño costo 50 millones de euros y hoy suma 344 minutos al mando de Zidane que incluso optó por Nacho ante la lesión de Sergio Ramos. El Tottenham inglés ya preguntó por su situación y estaría dispuesto a recibirlo tal como hicieron con el galés Gareth Bale.

Marco Asensio, en medio de un entrenamiento. realmadrid.com

Marco Asensio, en entrenamiento del Real Madrid. / realmadrid.com

 En la misma situación está el noruego Martin Odegaard, la joya de la cantera, quien pidió ser trasferido ahora mismo en invierno y ya suena como refuerzo de Real Sociedad, Sevilla y Arsenal. Digamos que son varios los clubes que están dispuesto a darle la confianza que no tiene Zidane en sus suplentes y ya el club comienza a ver con recelo como los 395 millones invertidos en los últimos dos años en refuerzos comienzan a perder precio de reventa.  

Por todo esto la continuidad de Zinedine Zidane en el banquillo está entre comillas. Solo las partes involucradas: directiva, plantilla y cuerpo técnico, conocen exactamente en qué nivel esta su paciencia así cada uno intensa seguir adelante. Este jueves la plantilla tuvo un entrenamiento en la ciudad deportivo de Valdebebas para preparar el partido del próximo sábado de visita ante Alavés. Dani Carvajal entrenó sin problemas con el grueso del plantel, mientras que Sergio Ramos y Odegaard se ejercitaron en el interior de las instalaciones. @mundiario

Zinedine Zidane está en la cuerda floja
Comentarios