TOKIO 2020

¿Qué le pasa a Simone Biles?

Simone Biles, gimnasta estadounidense. Instagram @ simonebiles
Simone Biles, gimnasta estadounidense. / Instagram @simonebiles
La estrella olímpica abandonó la final por equipos de la gimnasia femenina por un problema de salud mental y ha decidido no participar en las otras cuatro finales individuales que tiene pendientes por disputar.
¿Qué le pasa a Simone Biles?

Rusia toca el cielo de la gimnasia artística al imponerse a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020… pero esa no es la gran noticia de esta noche olímpica. Los ojos del mundo están posados sobre Simone Biles: la estrella estadounidense, considerada la mejor gimnasta del mundo, abondonó este martes la final por equipos de la gimnasia femenina por un problema de salud mental. 

La cuatro veces medallista de oro desapareció de la arena después de una prueba de salto que coronó la calificación más baja de su marca personal en unos JJ. OO: 13.766 puntos tras una pirueta y media que milagrosamente salvó sin caerse y que, en realidad, debía ser un Amanar (mortal en plancha tras entrada en Yurchenko y dos piruetas y media). 

El fallo de la atleta nacida en Columbus, Ohio, significó un duro golpe para las aspiraciones del equipo estadounidense, que quedó con un punto de desventaja en el primer aparato de los cuatro de la final por equipo. Poco a poco, la inesperada situación alejaba cada vez más a las compañeras de Biles de las rivales del Comité Olímpico Ruso, a la postre las ganadoras del oro. 

En el pabellón de gimnasia de Ariake reinaba el silencio y la incertidumbre. En las redes sociales, la preocupación, pero también las dudas, las críticas y los reclamos. El equipo estadounidense anunció rápidamente por medio de un comunicado que Biles -que regresó minutos después con un vendaje en la pierna derecha- no disputaría las asimétricas y tampoco los restantes dos aparatos (barra y suelo), alegando “razones médicas” que la impedían continuar y que serían evaluadas diariamente de cara a las siguientes finales previstas.

 

Los comentaristas de la NBC fueron los primeros en advertir que los problemas de Biles no eran físicos. “Nos acaban de decir que, con respecto a la retirada de Simone, no está relacionado con lesiones. Es un problema mental que Simone está teniendo”, indicó el exatleta y narrador de la cadena americana John Roethlisberger.

Simone Biles se sincera sobre sus problemas de salud mental

Una vez concluida la jornada, la propia Simone ha decidido tomar la palabra para explicar lo que pasó: no fue una lesión en el tobillo derecho lo que la empujó a renunciar, fue un ataque de ansiedad. “Después de eso, no podía seguir, no”, explicó la campeona olímpica horas después. “No estaba lesionada. Bueno, sí, se me había lesionado el orgullo”, añadió. "Tengo que concentrarme en mi salud mental. Simplemente creo que la salud mental es más importante en los deportes en este momento. Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos, y no solo salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos", continuó. "Ya no confío tanto en mí misma. Quizás esté envejeciendo”, ahondó Simone, de 24 años. "No quería salir y hacer algo estúpido y lastimarme”, añadió en conferencia de prensa. 

Sus declaraciones han tomado por sorpresa (e incluso decepcionado) a aquellos que apostaban todo a la consagración de Simone Biles como la 'GOAT' de la gimnasia en Tokio 2020, luego de una histórica actuación en Rio 2016 que la llevó a conseguir cuatro oros y un bronce.


Para otros, su decisión no es sorprendente: el domingo, en la prueba clasificatoria, Biles cometió errores inusuales pero discretos, que dejaron a Rusia por delante de Estados Unidos. Y el lunes, en víspera de la final, la gimnasta publicó un mensaje en Instagram que encendió las alertas de sus seguidores: “No fue un día fácil ni el mejor, pero lo superé. Realmente siento que a veces tengo el peso del mundo sobre mis hombros. Sé que lo olvido y hago que parezca que la presión no me afecta, pero maldita sea, a veces es difícil".

Las palabras de la estrella estadounidense recuerdan a la tenista japonesa Naomi Osaka, que en mayo decidió retirarse del torneo Roland Garros al considerar que la competición estaba afectando su salud mental. “No solo somos deportistas. Al final del día somos personas y a veces tenemos que dar un paso atrás. Sí, y creo que hablar, decirlo todo, ayuda. Estamos en algo tan grande, son los Juegos Olímpicos, que si no estás al 100 o al 120% al final del día te tienen que sacar en una camilla, porque acabarás haciéndote daño a ti misma”, ha subrayado Biles. 

Finalmente, la campeona olímpica en Río 2016, Simone Biles, no defenderá su título en la final del concurso general puesto que ha decidido no participar en las otras cuatro finales individuales que tiene pendientes por disputar. @mundiario 


 

¿Qué le pasa a Simone Biles?
Comentarios