Alcaraz no tiene dudas entre Wimbledon y París 2024: "Yo elegiría el oro olímpico"

Carlos Alcaraz tenista español. /   @rolandgarros
Carlos Alcaraz tenista español. / @rolandgarros
El campeón español conversó con y habló sobre su reciente éxito en Roland Garros, pero también repasó otros aspectos de su vida deportiva.
Alcaraz no tiene dudas entre Wimbledon y París 2024: "Yo elegiría el oro olímpico"

Carlos Alcaraz ha hecho historia en el tenis español al conquistar su primer trofeo de Roland Garros. A sus 21 años, el joven de El Palmar se ha convertido en uno de los jugadores más prometedores del circuito, y su reciente victoria en París no ha sido menos que un sueño hecho realidad.

Al ser preguntado sobre cómo está tras su triunfo, Alcaraz responde con una sinceridad desbordante: "Hoy estoy en una nube. Un sueño cumplido. Poner mi nombre aquí es increíble. Ganar aquí y sabiendo todos los jugadores españoles que han ganado aquí es un sueño que tenía desde que empecé a jugar al tenis. Estoy orgulloso por poner mi nombre, un chaval de El Palmar, en la historia del tenis".

La celebración no se hizo esperar, y Alcaraz no dudó en compartir su alegría con los más cercanos. "Con mi familia y con mi gente de Murcia, mis amigos. Fuimos a cenar. Comí lo que no estaba comiendo, con el tema del gluten, solté el pie del acelerador, me solté un poco, brindé con champán, era la ocasión. Hay que disfrutar este tipo de momentos. Después de todo el trabajo y el sufrimiento", comenta Alcaraz con una sonrisa. En un gesto de humildad y cariño, reveló que no durmió con la copa: "No. Se la dejé a mi padre para que la disfrutara también".

La conexión de Alcaraz con su familia y amigos es profunda y significativa. Al recordar cómo se vive este triunfo con ellos, el joven tenista expresa: "Con la máxima ilusión. Aún vemos vídeos que salen cuando yo era pequeño aquí en París viendo Roland Garros, la Torre Eiffel y, ahora, años después estoy levantando la copa.

Es como un sueño. Levantando este tipo de títulos, que es superespecial, el torneo que veía desde pequeño. Aunque sea el tercero o el décimo, lo viviré como si fuera el primero". Estas palabras reflejan la mezcla de nostalgia y orgullo que siente Alcaraz al haber alcanzado un objetivo tan importante en su carrera.

La victoria en Roland Garros llega después de superar una lesión en el brazo, un desafío que puso a prueba la determinación de Alcaraz. "Ha habido momentos de tomar decisiones muy difíciles. Tenía incertidumbre. En Madrid después de cuatro partidos me molestaba. Tenía dolor y tuve que renunciar a jugar en Roma. Aquí conforme pasaban las rondas me iba sintiendo bien, sin dolor pero con precaución. En semifinales fue cuando ya no tenía que cohibirme para pegar la derecha a un 80 o 90. Si me duele, que sea aquí, no era hora de tener miedo, sino de confiar en el trabajo que había hecho y olvidarme de todo", explica el tenista.

Mirando hacia el futuro, Alcaraz tiene claro sus objetivos. "Voy a jugar Queen’s, Wimbledon y los Juegos. Ese es el calendario más próximo si todo va bien. Si no va muy bien en hierba, nos adaptamos a cualquier cosa y hablaremos para ver qué hacemos", dice con una determinación inquebrantable. Sobre la posibilidad de ser considerado el más grande de todos los tiempos, Alcaraz reflexiona:

"Creo que lo más importante es la cabeza. Aguantar 16, 17 años en lo más arriba de tu nivel peleando por grandes títulos año tras año tras año, lidiando con la presión y las lesiones es algo fuera de lo normal. Esa continuidad es algo que pocos logran. La fortaleza mental y la cabeza es lo que hace que el día de mañana pueda estar en el debate de GOAT". @mundiario

Comentarios