Se cumplen veinte años del famoso Centenariazo

El Centenariazo del Deportivo tras conquistar la Copa del Rey en casa del Real Madrid. / Foto: as.com
El Centenariazo del Deportivo tras conquistar la Copa del Rey en casa del Real Madrid. / Foto: as.com
Tal día como hoy hace 20 años, el 6 de marzo de 2002, se celebraba la final de Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, que enfrentaba a Real Madrid y Deportivo de La Coruña. Contra todo pronóstico, los blanquiazules se imponían 1-2 en casa del rival en el día exacto en el que el club blanco cumplía 100 años.
Se cumplen veinte años del famoso Centenariazo

Un histórico del fútbol español.  El Real Club Deportivo de La Coruña ha conquistado seis títulos oficiales a lo largo de su historia. Un Campeonato de Liga (1999-2000), dos Copas del Rey (1995 y 2002) y tres Supercopas de España (1995, 2000 y 2002). Tiene el honor de ser uno de los 9 equipos que ha conseguido alzarse con el título de Liga, además de conseguir el subcampeonato en 5 ocasiones. En el ámbito europeo ha participado en 5 ediciones de la Liga de Campeones y en 2004 logró llegar a las semifinales.

Los inicios 

El Club Deportivo de La Coruña nació el 8 de diciembre de 1906, con el nombre oficial de Club Deportivo de la Sala Calvet. Un grupo de deportistas liderado por Federico Fernández-Amor Calvet decidía crear el Deportivo de La Coruña. Tres años después de su nacimiento, el 4 de febrero de 1909, el rey Alfonso XIII, concedió al club el título de Real.

El primer gran éxito del club se produjo en la Copa del Rey de Fútbol de 1910, competición a la que se clasificó después de golear por 5-0 al Vigo Sporting. Los rivales eran el Club Español de Madrid y el Fútbol Club Barcelona. El Deportivo fue el encargado de abrir el torneo ante el Club Español de Madrid, equipo ya desaparecido, pero que entonces disputaba el predominio capitalino al Real Madrid y al Atlético de Madrid. 1-0 perdieron contra el Español de Madrid con un gol un tanto dudoso y perdieron 5-0 contra el Barça, equipo por el que tuvieron que esperar debido a que no llegaron a tiempo al encuentro y la Federación Española los intentó descalificar. El Deportivo abogó por esperar a su rival y permitir que se jugase el encuentro. Este hecho obtuvo recompensa, la Federación le otorgó el mismo reconocimiento que el segundo clasificado, el Español de Madrid.

La histórica rivalidad con el Celta

En la década de los 20, Fortuna de Vigo y Sporting de Vigo se fusionaron para dar lugar al actual Celta de Vigo. Esta decisión no fue bien recibida por algunos jugadores y decidieron hacer las maletas hacia otro club, muchos al Deportivo. Uno de esos jugadores fue el defensa  Luis Otero, que decidió recalar en el club herculino, hecho que fue catalogado de alta traición y que fue el comienzo de la famosa rivalidad entre coruñeses y vigueses.

Comienzo en Primera División. Después de más de 10 años compitiendo en segunda división, el Dépor logra el ascenso a Primera en 1941. No se había construido un equipo con opciones de quedar arriba, pero sí con mimbres suficientes para no pasar apuros. El conjunto herculino hizo de Riazor un fortín y de su defensa el mejor ataque para acabar en cuarto lugar en su debut en primera división, siendo la mejor clasificación para un debutante en primera.

Los inicios del conjunto blanquiazul. / Foto: rcdeportivo.es
Los inicios del conjunto blanquiazul. / Foto: rcdeportivo.es

El final y buena parte de los años 50 trajeron reconocimiento y gratitud al deportivismo. 9 años consecutivos en primera división, en el que en uno de ellos se logró un subcampeonato (Liga 49-50) quedando por detrás del Atlético de Madrid. Destacaría en ese mismo año el portero deportivista Juan Acuña, que recibía el premio Zamora al mejor portero. A finales de esta misma década, el Deportivo desciende a Segunda División (56/57) y estará en esta categoría hasta su vuelta a la máxima competición en 1962, quedando como campeón. 

Posteriormente en la década de los 60 y principios de los 70, el club herculino se ganaría la fama de equipo ascensor debido a sus constantes ascensos y descensos. Llegando, incluso a descender a la tercera categoría del fútbol español en el decenio de los 70. 

Los años venideros en la historia del club no fueron de lo más bonito que se pueda imaginar. Hubo mucho trasiego de presidentes, directivos, técnicos y jugadores, tanto como descensos y ascensos de segunda división a 2ºB y viceversa.

La llegada de Lendoiro y el nacimiento del Súper Dépor

La historia del Deportivo de La Coruña no se puede contar sin uno de sus grandes artífices, Augusto Cesar Lendoiro. En el año 1988,  Lendoiro se convierte en presidente del equipo coruñés, cogiendo al Deportivo con una deuda bastante importante y luchando por no descender a 2ºB. Tan solo 3 años después el equipo ya se encontraba en la primera división del fútbol español. 

Augusto César Lendoiro. / El Español
Augusto César Lendoiro. / El Español

En esta época comienza el Súper Dépor. Con Lendoiro a la cabeza del proyecto y entrenados por Arsenio Iglesias con su tan característico 5-3-2, se juntó a un serie de jugadores que fueron descartes o piezas aparentemente no útiles de otros equipos, y que acabaron recalando en el Deportivo. Esa misma temporada acabaron en 3º lugar en Liga, lo que les llevaría al debut en competiciones europeas al año siguiente. La columna vertebral de ese Dépor la formaban Paco Liaño en la portería, Djukic en la zaga, Mauro Silva y Fran en el medio y en punta de ataque el brasileño Bebeto.

La temporada 93-94 será recordada por el famoso penalti que falla Djukic en Riazor en la última jornada de Liga. Comenzaba la definitiva jornada de Liga en la que el Deportivo aventaja al Barcelona de Johan Cruyff en un punto. El conjunto blanquiazul recibía a un muy primado Valencia en casa. A pesar de depender de sí mismos, el conjunto herculino no fue capaz de perforar la portería de González. Corría el minuto 89 y, con el Barcelona ganando, el colegiado concede penalti claro a favor del Deportivo. Donato, el que solía tirar las penas máximas, no estaba en el campo y la responsabilidad recayó, en segundo lugar, sobre el serbio Miroslav Djukic, ya que Bebeto no se ofreció a lanzar el penal. El central tiró el penalti a su izquierda y González adivinó y paró el disparo. Riazor se quedó mudo y se tiñó de lágrimas porqué acababa de perder una oportunidad de oro para hacerse con el primer título oficial en su historia. Icónicas son las lágrimas del Presidente Augusto Cesar Lendoiro en el palco del estadio coruñés, momento que recuerda con mucha tristeza el que fue máximo mandatario del Deportivo.

El penalti de Djukic. / Foto: Sport
El penalti de Djukic. / Foto: Sport

Parece ser que la historia le debía una al conjunto gallego y no tardó mucho en llegar. Al año siguiente llegaría el primer título para el conjunto dirigido por Arsenio Iglesias. El conjunto de "Zorro de Arteixo" se enfrentaba en la final de Copa del Rey a su verdugo en liga el año anterior, el Valencia. Lo curioso de esta final de Copa es que tuvo que dividirse en 2 partes dada la gran cantidad de agua que cayó sobre Madrid el sábado 24 de junio y que no permitió acabar ese día el encuentro. Quedando suspendido en el minuto 35 de la segunda parte, el martes 27 de junio se reanudó y el Deportivo acabaría ganando 2-1, logrando así levantar el primer título oficial en su historia gracias a los goles de Manjarín y Alfredo.

En palabras de Manuel Pardal, aficionado del Deportivo de 59 años, esta Copa del Rey “era algo que se le debía al Deportivo y al deportivismo por el mal momento que se había pasado el año anterior perdiendo la Liga en el último minuto”.

El Euro Dépor y La Liga 

Desde la temporada 95, el Deportivo logra un tercer puesto en la temporada 96-97 con Carlos Alberto Silva en el banquillo. Justo al año siguiente, desembarca en La Coruña Javier Irureta, procedente del Celta de Vigo, club con el que no alcanzó un acuerdo para su renovación y un avispado Lendoiro le ofrece el cargo de entrenador en el conjunto herculino. En su primer año como entrenador blanquiazul, Irureta deja al Deportivo en sexto lugar, clasificándolo para la UEFA y llegando a semifinales de Copa del Rey.

Irureta, artífice de los éxitos del Deportivo.
Irureta, artífice de los éxitos del Deportivo. / Mundiario

En la temporada 99-00 el Dépor logra ponerse líder de la Liga en la jornada número 12 basando su juego en una muy buena defensa y un fútbol que daba gusto ver. Famoso es el 5-2 que le endosa al Real Madrid en Riazor con una actuación deslumbrante de Djalminha. Haciendo de Riazor un fortín y peleando mucho los partidos de fuera de casa, el Deportivo llega líder a las últimas jornadas de Liga. Mientras que en Liga el Deportivo saca sus partidos adelante, en Europa cae eliminado contra el Arsenal en cuartos de final de la UEFA. Después de empatar en Santander en la penúltima jornada de Liga, el conjunto herculino se la jugaba en casa contra el Espanyol. El Barcelona era el mismo perseguidor que hacía 6 años, pero esta vez la suerte estuvo del lado de los gallegos.

Imagen de la lambretta de Djalminha al Real Madrid. / Foto: Mundiario
Imagen de la lambretta de Djalminha al Real Madrid. / Foto: Mundiario

Un ambiente ensordecedor y teñido de blanquiazul vestía el estadio de Riazor en la previa del encuentro. Nada más empezar, Donato ponía por delante a los locales en el minuto 3, y Makaay en el 34 provocaba el delirio en las gradas. Esta vez no se iba a escapar. El Espanyol no fue rival y el Deportivo conseguía la primera Liga en su historia. Al final del encuentro hubo invasión de campo y celebración en la fuente de cuatro caminos.

El propio Manuel Pardal nos contaba que no había visto un ambiente tan deportivista en muchos años en La Coruña como ese día, ya que más de 50 mil personas abarrotaron la fuente donde celebra sus títulos el conjunto herculino.

El Centenariazo

En los dos próximos años el Deportivo logra dos segundos puestos en La Liga pero el plato fuerte llegó en la Copa del Rey de la 2001-02. Llegaban Real Madrid y Deportivo de La Coruña a una final que cuadraría con el centenario del club blanco, y la celebración de la final en su propio estadio. Todo estaba perfectamente preparado para que el conjunto de Vicente del Bosque se llevara el título sin que nadie contase con los de Javier Irureta. La prensa mediática se dedicó a tratar al Deportivo como un invitado a la fiesta, pero no fue así. Lo que pasó en el césped del Santiago Bernabéu es historia del fútbol español.

En palabras del presidente en aquel momento, Augusto Cesar Lendoiro, comentaba que  “en el calentamiento ya empezamos ganando el partido porque teníamos a 26.000 personas animando en la grada”.

Tanto fue así que a los 6 minutos,  el Deportivo se adelantaba en el marcador por medio de Sergio a pase de Tristán. A 7 minutos para el descanso llegaba el segundo del Dépor, esta vez  era Diego Tristán el que batía por bajo a César, tras una gran asistencia de Valerón desde la derecha. El Madrid se fue al descanso muy por debajo del Deportivo. En la reanudación los blancos mejoraron y en el 58 Raúl le daba vida a un Madrid que poco inquietaría la portería deportivista.

Sergio Sánchez, de 26 años y socio del Deportivo desde hace 20, nos cuenta que ese partido lo vivió en el Palacio de los Deportes de La Coruña junto con sus padres, con los que siempre va a ver el fútbol. Aún siendo muy pequeño vivió intensamente ese encuentro en el que sus dos jugadores favoritos, Diego Tristán y Valerón, fueron protagonistas. El propio Sergio nos comenta que ese mismo día los niños de su colegio fueron todos con las camisetas del Dépor para apoyar al conjunto blanquiazul ,y que se veía que toda la ciudad creía y confiaba en su equipo.

Lo mismo pensaba de aquella el presidente del conjunto gallego, Lendoiro, que nos comenta que la confianza que había en el equipo era muy grande. El Deportivo ya le había ganado más veces al Real Madrid y esa noche podría volver a repetirlo. El propio Lendoiro define ese encuentro como el partido perfecto, “ todo lo que nos podía salir bien , salió bien”

El Deportivo con la Copa del Rey del Centenariazo. / Foto: Mundiario
El Deportivo con la Copa del Rey del Centenariazo. / Foto: Mundiario

Tras las buenas actuaciones en liga, en las que no se bajó del podio, el Deportivo también demostró de lo que era capaz en Europa. El hito más histórico fue alcanzar las semifinales de Champions en 2004 donde cayó eliminado contra el Oporto. Partidos para el recuerdo son las noches de Liga de Campeones en la que grandes del fútbol europeo cayeron a manos del conjunto dirigido por Javier Irureta. Uno de los mayores hitos en Europa del conjunto herculino fue el 4-0 al Milan en Riazor ,después de haber caído 4-1 en San Siro. Otros partidos que quedarán en la retina de muchos deportivistas y amantes del fútbol fueron las victorias en casa de equipos como el Bayern de Munich o Manchester United cuando muy pocos o incluso ningún equipo español lo había hecho antes.

De la gloria a los infiernos

Tras la marcha de Irureta, cogió las riendas Joaquín Caparros en dos años de transición en la que el Deportivo ya no copaba los primeros puestos de la clasificación y estaba en la parte media alta de la tabla. En 2007 llega Miguel Ángel Lotina al banquillo y con él, tras 20 años en la máxima categoría del fútbol español, el conjunto gallego desciende a 2º división con más puntos en la historia de la Liga (43), en la temporada 2010/11 después de varios años en los que miraba más para abajo que para arriba en la clasificación. En las dos próximas temporadas el conjunto gallego consigue un ascenso con José Luis Oltra pero vuelve a descender con Fernando Vázquez en la 2012/13. El técnico gallego se quedó una temporada más y volvió a ascender al equipo coruñés, pero por disidencias con la nueva directiva presidida por Constantino Fernández abandona el club. Víctor Fernández coge las riendas del equipo con el cual no se dieron los resultados y fue destituido cuando el conjunto coruñés se acercaba a los puestos de descenso. Su sustituto fue Víctor Sánchez del Amo, ex deportivista, que consiguió una agónica salvación con una histórica  remontada al Barça en el Camp Nou. Esto le valió la confianza de la directiva a Víctor para seguir un año más. Con un primera vuelta muy buena el equipo se sitúa entre los 10 primeros, pero su desastrosa segunda vuelta hace perder la confianza en el técnico.

Valerón en su época de jugador de El Deportivo de La Coruña. / Foto: Mundiario
Valerón en su época de jugador de El Deportivo de La Coruña. / Foto: Mundiario

En la 2016/17, Gaizka Garitano toma los mandos de la nave blanquiazul. La primera parte del campeonato es aceptable, pero un principio de segunda vuelta muy pobre le cuesta el puesto al técnico vasco. Lo sustituye Pepe Mel que logra el objetivo de la permanencia.

En junio de 2017, el Deportivo logra saldar su deuda privilegiada con Hacienda gracias a un crédito bancario de Abanca, y por lo tanto se recuperará en gran medida de la mala situación económica que padecía, al haber ingresado 43 millones de euros.

La cuerda se acabó tensando tanto que acabó rompiéndose. En la 2017/18 el Deportivo hacía méritos más que suficientes para perder la categoría y descender a 2º división. En la temporada siguiente, Natxo González es el elegido, con el cual se logra entrar en playoff y el Deportivo cae en Son Moix, después de ganar 2-0 la ida al Mallorca en Riazor, por 3-0.

La temporada 2019/20 empezaba con Anquela a los mandos del banquillo blanquiazul. Comenzó bien pero el equipo se empezó a diluir en un clima de tensión entre directiva, afición y jugadores. La tensión acabó con 2 entrenadores, el director deportivo y el presidente en su momento, Paco Zas que había sustituido a Tino Fernández. A raíz de esta serie de acontecimientos accedía a la presidencia Fernando Vidal mediante un acuerdo con el hasta la fecha principal acreedor del club, ABANCA. El banco volvía a conceder un nuevo crédito al club que lo convertía en principal propietario del Deportivo.

Con el equipo a la deriva y coqueteando con la 2ºB, Fernando Vázquez vuelve para intentar salvar al Deportivo. Hecho que no consigue y el club gallego desciende a los infiernos de 2º División B.

En la 2020/21,  con el mayor presupuesto en la historia de la liga en la que compite, no logra el ansiado ascenso en la primera fase de la liguilla con equipos gallegos y castellano-leoneses. Este hecho provoca la destitución de Fernando Vázquez y la contratación del coruñés Rubén de la Barrera con el cual se consigue la permanencia en la segunda división B, actualmente llamada Primera RFEF.

Tras no cumplir con el objetivo principal y necesario del ascenso a Segunda División, los nuevos propietarios deciden prescindir del presidente Fernando Vidal, del director deportivo Richard Barral y del entrenador Rubén de la Barrera tras no llegar a un acuerdo económico.

La temporada 2021/22 comenzó muy bien para el Deportivo posicionándose en los primeros puestos de la mano de Borja Jiménez. El conjunto coruñés se alzó en la primera posición y la mantuvo hasta el fin de semana anterior que la perdió en detrimento del Racing Club.

Sergio Vázquez, socio del club de 29 años desde hace más de 20 años, confía en que la situación del club pueda mejorar y cree que hay mimbres de sobra para lograr el ascenso. También considera que el deportivismo ha respondido muy bien a las desgracias que ha sufrido su equipo y ha estado, como buen aficionado, cuando vienen mal dadas.

Tanto Manuel , como Sergio Sánchez, como Sergio Vázquez coinciden en que la figura de Augusto Cesar Lendoiro ha sido la más relevante en la historia del club y que hay futuro en la plantilla y en el proyecto deportivo que tiene entre manos el club blanquiazul.

No todo son malas noticias para el aficionado deportivista ya que este año ha habido una nota bastante positiva. El juvenil del Deportivo, después de ganar la Copa del Rey juvenil, se clasificó para la UEFA Youth League. Cayó eliminado frente al Dynamo de Kiev en los penaltis en una noche en la que más de 20 mil personas acudieron a animar a los jóvenes jugadores deportivistas.

Jugadores del Deportivo juvenil en Riazor. / Foto:  RCD
Jugadores del Deportivo juvenil en Riazor. / Foto: RCD

Parece ser que se esta empezando a atisbar luz en el túnel tan oscuro en el que lleva metido el deportivismo en estos últimos años. Abanca cree en el proyecto, se han traído jugadores para ascender de categoría y la cantera esta empezando a dar sus frutos. Todo eso junto con una afición que nunca dejó caminar solo a su equipo, solo puede traer cosas positivas al Deportivo. @mundiario 

Se cumplen veinte años del famoso Centenariazo
Comentarios