Lendoiro: "La concentración y la confianza fue la clave del Centenariazo"

Augusto César Lendoiro posando con los títulos del Deportivo. / Foto: marca.com
Augusto César Lendoiro posando con los títulos del Deportivo. / Foto: marca.com

MUNDIARIO ha entrevistado en A Coruña al artífice de los éxitos del Deportivo que hicieron historia en el fútbol: Augusto Cesar Lendoiro.

Lendoiro: "La concentración y la confianza fue la clave del Centenariazo"

El Deportivo de La Coruña es el noveno club español en conseguir un título de Liga (entre los 61 equipos que en algún momento han alcanzado la máxima categoría), a lo que suma dos Copas del Rey y tres Supercopas de España. Todo ello en la etapa de la presidencia de Augusto César Lendoiro. Ahora está en Primera RFEF (Segunda B) y es propiedad de Abanca, que apuesta por su recuperación para devolverlo a Primera División. 

A nivel continental, ha disputado cinco ediciones de la Copa UEFA/Liga Europa, una de la Recopa de Europa y cinco de la Liga de Campeones, consecutivamente entre 2000 y 2005, alcanzando las semifinales en 2004 y siendo el sexto club español con más participaciones en la competición. MUNDIARIO ha entrevistado en A Coruña al artífice de estos éxitos que hicieron historia en el fútbol: Augusto Cesar Lendoiro.

– ¿Qué es para usted el Deportivo de La Coruña?

– En el aspecto futbolístico ha sido lo más importante en una vida que yo he dedicado en gran parte al deporte y de forma especial al fútbol. Cabe recordar que me inicié en el mundo del fútbol siendo presidente del Ural CF. a los 15 años.

– En los días previos a la final de la Copa del Rey de 2002, ¿ que es lo que recuerda usted? ¿ Se reunió con los jugadores?

– Era un partido que creíamos que era muy importante, muy difícil, que teníamos muchas ilusiones y que teníamos un gran equipo, por lo tanto íbamos de tú a tú. No había nada que hablar con los jugadores porque en esos partidos iban muy motivados. En este caso en concreto por ser el Centenario del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Solo hablé en mi vida un par de veces con ellos antes de ganar la Liga porque hubo un momento que parecía que estábamos bajando el nivel y que nos podía volver a pasar lo mismo que el año del penalti de Djukic. Yo no soy amigo de hablar con los jugadores, para eso están los entrenadores.

– Bajo su punto de vista como deportivista, ¿tenía usted plena confianza en la victoria de su equipo?

– El Deportivo en aquel momento era un equipo que podía ganarle a cualquiera (Madrid, Barça, Bayern, Inter, Milan,...), teníamos la confianza del gran equipo que teníamos y al mismo tiempo también éramos conscientes que nos enfrentábamos al Madrid de los galácticos. Íbamos con la seguridad de que teníamos un gran equipo pero que enfrente teníamos a otro grande jugando en su casa.

– ¿Cuál piensa que fue la clave de la victoria del Deportivo en la Copa del Rey?

– La verdad que yo creo que fue la gran concentración. Empezamos a ganar el partido en el calentamiento, la gente de La Coruña estaba volcada, habían llegado al estadio con más de hora y media de antelación, lo que llevó a que el calentamiento del Deportivo estuviese muy seguido y de forma muy intensa por la afición, animándolo constantemente. Parecía que ya estábamos en el partido mientras que el Real Madrid lo hizo prácticamente sin gente en las gradas. Yo creo que hicimos muy buen partido e incluso pudimos golear, no solamente hicimos méritos para ganar sino para hacerlo holgadamente.

– ¿Le emocionó llegar al estadio y ver esas gradas del estadio Santiago Bernabéu repletas de deportivistas?

– Bueno sí, pero ya no era la primera vez. Lo habíamos visto en ocasiones previas como contra el Valencia en la Copa o como en el caso del desplazamiento a Logroño. Sabíamos que en frente teníamos a un gran equipo y una afición volcada también con ellos, pero yo creo que pensaban que iba a ser mucho más fácil de lo que en realidad era.

– ¿Qué fue lo primero que le dijo a los jugadores tras finalizar el partido?

–  Los felicité de forma genérica. Tampoco soy partidario de muchas felicitaciones, se que el jugador cuando gana está en una nube y no necesita apoyo. Precisamente necesita ese apoyo cuando las cosas van mal. En ese aspecto no había duda de que estaban en el momento más cómodo para ellos.

– ¿Al  finalizar el partido cruzó algún tipo de palabra o comentario con Florentino Pérez?

–  Somos muy amigos pero tardó en felicitarme porque se había ido a despedir al Rey y yo me quedé en el palco esperando. En aquella época los vestuarios del Bernabéu estaban al otro lado del palco, entonces al cruzar me estaba esperando con Valdano para felicitarme. La verdad que la relación con Florentino ha sido siempre muy buena y lo sigue siendo, a  pesar de no estar vinculado al fútbol.

– De los títulos conseguidos por el Deportivo, ¿ qué lugar ocuparía esta Copa del Centenariazo?

–  Como título el segundo, pero el primero en función de lo que representó. El Centenariazo en su día fue noticia de alcance mundial y que hoy sigue siendo una noticia de alcance internacional, es decir, eso pasará a la historia. El madridismo siempre se acordará y sufrirá  por aquel golpe el día que cumplía 100 años y el Deportivo, como dicen los chavales, es algo que nunca se olvidará.  El haber ganado una liga tiene esa importancia de ser el trofeo verdaderamente más importante, pero seguro que lo que ha llegado a todos los rincones del mundo ha sido el Centenariazo. La gente lo recordará por la historia porque muchos no lo han vivido.

– ¿Cómo recuerda usted la celebración de ese título en Madrid?

– Fue una cosa impresionante porque nosotros sabíamos que era muy difícil, pensábamos que era posible pero para la gente de Madrid, nadie lo pensaba. Me imagino que muchísimas cenas quedaron sin celebrar en los restaurantes. La del Madrid se iba a celebrar donde la acabamos celebrando nosotros, ya que mi hijo Augusto había hablado con los del Asador Donostiarra para comentarle que si ganábamos nosotros ocuparíamos el lugar que iba a dejar el Madrid al no celebrarlo. Eso le costó al Asador Donostiarra que durante un periodo de tiempo muy largo el Madrid no volvió a celebrar allí sus éxitos. Del restaurante nos fuimos a la discoteca a disfrutar de la victoria.

–  ¿Hubo un antes y un después del Centenariazo?

– No, la prueba es que mantuvimos el nivel ya que en los años siguientes el Deportivo siguió creciendo hasta el nivel de que en 2004 tuvimos el posible pase a la final de la Champions. Era un equipo que estaba confeccionado para ganar títulos o por lo menos para disputar los títulos de liga, de Copa o de Champions. El nivel del Deportivo en esa época era impresionante.

El Centenariazo del Deportivo tras conquistar la Copa del Rey en casa del Real Madrid. / Foto: as.com
El Centenariazo del Deportivo tras conquistar la Copa del Rey en casa del Real Madrid. / as.com

– ¿Cómo vivió usted aquellos tiempos en los que cada vez que jugaba el Deportivo los rivales le guardan cierto respeto?

– Nosotros en alguna época íbamos a determinados estadios y éramos favoritos. Como el caso del Camp Nou,  en los que para los medios catalanes los favoritos éramos nosotros y en algunas de esas ocasiones ganábamos y de manera holgada. Podíamos ganarle perfectamente a cualquiera.

– ¿Qué piensa que le ha pasado al Deportivo para estar en la situación actual?

– Son cuestiones que mejor que nadie las conocerán los que han estado últimamente. Yo creo que hubo un momento en que la gente pensó, como sucedió en mi última etapa, que bajar y subir al año siguiente era muy fácil, pero después se demostró que no solamente no era fácil sino que se podía bajar a 2ª B. Esperemos que este año salgamos de ahí dado que es un pozo peligroso y que esperemos que se acabe de una vez. 

– ¿Cree que el Deportivo puede volver pronto a Primera División?

–  Por supuesto que sí. No solamente puede sino que tiene que regresar. También es cierto que en el año 88 estuvimos 2 años más en segunda antes de ascender. Esperemos que en seguida levantemos la cabeza y nos enfilemos hacia la Primera División.

– ¿Piensa que hay futuro en la plantilla actual?

–  Hay un buen equipo respecto a la categoría. Aunque en los dos últimos partidos los resultados no han sido nada buenos y peligra mucho el ascenso directo. Creo que tenemos el mejor equipo y la mejor plantilla de la categoría y debemos de ascender de manera directa porque el playoff es una ruleta rusa. Pienso que es una lástima que no se le estén dando más minutos a jugadores como Noel y alguno más, estando en la categoría en la que estamos. Creo que hay una "camada" muy buena y esperemos que se aproveche y que den muy buenos resultados. @mundiario 

Lendoiro: "La concentración y la confianza fue la clave del Centenariazo"
Comentarios