La productora Blumhouse, el referente actual del cine de terror de bajo presupuesto

Blumhouse Productions.
Blumhouse Productions.
Si hay una época del año que más cine de terror se consume es esta, Halloween, y si hay una productora de cine y televisión que ha hecho resurgir el género que hizo gritar a millones en los 70' y los 80', es la del angelino Jason Blum.
La productora Blumhouse, el referente actual del cine de terror de bajo presupuesto

Las productoras son al cine lo que las editoriales a la literatura, empresas que aportan lo necesario, entiéndase esto como, principalmente, dinero, para que la obra pueda ser disfrutada por el público.

Con sus diferencias lógicas, algo se repite en productoras y editoriales: surgen nuevas intermitentemente y quiebran prácticamente al mismo ritmo. Y en ambos casos, películas y libros, hay una sobreproducción rampante.

De entre las productoras que mejor crecimiento han tenido en los últimos años y que han asaltado con éxito uno de los nichos con más seguidores a lo largo y ancho del planeta, el del cine de terror, es Blumhouse. La productora de Jason Blum, empresario angelino de 51 años, se estrenó en este negocio en 2006 pero fue cuatro años después cuando todo el mundo, literalmente, supo de Blumhouse. La película Paranormal Activity en la que se gastó 15.000 dólares para su rodaje, recaudó a nivel mundial más de 190 millones de dólares. El beneficio fue tan descomunal que la leyenda acababa de nacer.

La productora Blumhouse es el referente actual del cine de terror de bajo presupuesto (sus películas no suelen superar los 5 millones de coste), y ya ha convertido muchos de sus éxitos en lucrativas sagas como la mencionada Paranormal Activity con cinco entregas, Insidious con cuatro entregas, La Purga también con cuatro o Sinister, con dos entregas, entre otras tantas. Tal y como indica acertadamente Manuel Dañino en Best of : “Blum ha sido quien más sagas ha logrado establecer en Hollywood esta década”.

Sinister (2012) fue otro pelotazo de terror que volvió al panorama de la actualidad cinéfila hace un par de años al ser calificada como la película más aterradora de la historia tras un estudio realizado en el que midieron la frecuencia cardiaca de los espectadores que vieron una serie de películas de terror seleccionadas por ser las más relevantes según IMDB, Rotten Tomatoes y Reddit. Sinister fue la que más subió la frecuencia cardiaca de los espectadores. El propio Jason Blum ya había declarado en el CinemaCon de 2012 que ésta “es la película más aterradora en la que he trabajado”.

La Purga (2013) es una de las primeras películas en las que Blumhouse decide no solo provocar el miedo o, a veces solo la inquietud, en el espectador, sino también inspirarle una crítica al sistema, en este caso, el control de armas y la violencia social. También es la primera película que ruedan para el estudio cinematográfico Universal Pictures, un lucrativo negocio que incluyó 10 películas, entre las que se encuentran todas las de la saga en la que se ha convertido este thriller distópico.

Y entonces llegó Whiplash, ¡un drama musical! ¿Qué hace la productora de terror metida en dramas? A decir verdad, todo terror es un drama en sí mismo y con esta película, que supone el reconocimiento mundial del director Damien Chazelle (La La Land, 2016), alcanzaron la gloria que solo un buen drama parece poder conseguir. Numerosísimos premios, entre ellos 3 Oscar a Mejor actor de reparto (J.K.Simmons), montaje y sonido o Mejor Película en el Festival de Sundance de 2014.

Se trata de una de las pocas películas producidas por Blumhouse que se salen del circuito de terror. Apenas se cuentan con una mano las incursiones en el drama y el thriller: Déjame salir e Infiltrado en el KKKlan son esos ejemplos. Déjame salir (Get Out, 2017) se llevó el Oscar a Mejor guión original firmado por el director de moda Jordan Peele, que también la dirije, e Infiltrado en el KKKlan (2018) de Spike Lee se llevó el Oscar a Mejor guión adaptado. Ambas, también como Whiplash, acarrean una larga lista de premios y nominaciones.

Éxito, esa es la palabra que mejor define a Blumhouse Production. Su catálogo, de más de 30 películas, cuenta con directores como M. Night Shyamalan y su espléndidamente terrorífica La visita (2015); con puro divertimento gore como La caza (2020) o clásico slasher como la reciente Halloween Kills (2021), secuela de La noche de Halloween (2018) que supuso el resurgimiento de esta saga que triunfó en lao 70' y 80' y que inicio John Carpenter en 1978. Ahora, Jason Blum, quien en más de una ocasión ha contado que la película que más le impactó fue Viernes 13 (1980), otro slasher de manual, ha decidido relanzar al asesino Michael Myers y la jugada no le está saliendo nada mal.

A los que tengan Amazon Prime, este Halloween tendrán la oportunidad de disfrutar del cine de terror Blumhouse ya que la plataforma cuenta con una antología de películas en exclusiva bajo el título Welcome to the Blumhouse, una serie de ocho filmes de terror producidos por Blumhouse Television y Amazon Studios.

Larga vida al terror… en pantalla. @opinionadas en @mundiario

La productora Blumhouse, el referente actual del cine de terror de bajo presupuesto
Comentarios